X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Hospital de Alicante aplica nueva técnica para patologías glándulas salivales

8/02/2020 - 

ALICANTE (EFE). El Servicio de Otorrinolaringología del Hospital General Universitario de Alicante aplica desde hace poco tiempo la sialoendoscopia, un procedimiento novedoso que permite el diagnóstico y tratamiento de enfermedades de las glándulas salivales.

Es el primer centro de la provincia que ha comenzado a realizar esta técnica, cuya finalidad es visualizar, mediante la introducción de un pequeño endoscopio, los conductos salivales, según fuentes sanitarias.

La sialoendoscopia se utiliza como método diagnóstico y para el tratamiento de determinadas patologías, así como la retirada de cuerpos extraños o cálculos, y nace como alternativa al tratamiento convencional de la patología salival, bajo la filosofía de preservar las glándulas, ha explicado el jefe del Servicio de Otorrinolaringología, Guillermo Severá.

Algunas de las enfermedades que afectan a esta región anatómica son el síndrome de Sjögren, la sarcoidosis, que se caracteriza por el crecimiento de células inflamatorias (granulomas) o las sialoadenitis de repetición parotídea (obstrucción recurrente de las glándulas salivales), entre otras.

Estas pueden generar mal sabor de boca, dolor, inflamación y una considerable disminución de la calidad de vida del paciente.

Esta técnica permite la visualización endoscópica directa, lo que puede ayudar a identificar patologías específicas, así como dilataciones, el estrechamiento de los conductos que segregan la saliva o tapones mucosos, que se pueden tratar fácilmente mediante dilataciones, lavados o la aplicación directa de medicación.

La sialoendoscopia está actualmente en auge, dado que es un procedimiento mínimamente invasivo, con menor riesgo y complicaciones para el paciente, que permite evitar, en muchas ocasiones, cirugías de mayor morbilidad, como puede ser la extirpación de las glándulas.

Asimismo, es muy eficaz en el tratamiento de la parotiditis recurrente juvenil, una enfermedad de las glándulas parótidas en edad pediátrica, con porcentajes de curación que llegan hasta el 80 % de los pacientes.

Noticias relacionadas

next
x