X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Hércules ni olerá el dinero de la televisión por los embargos de la Agencia Tributaria

La RFEF empieza a liquidar las cantidades pendientes desde 2016 que en el caso del club blanquiazul ascienden a 300.000 euros. El Alcoyano, que también tiene derecho a esa suma, ya percibió 70.000 semanas atrás, pero el Hércules no recibirá nada por su deuda con Hacienda.

27/12/2018 - 

ALICANTE. Muy bien le hubiese venido al Hércules, de cara al mercado de fichajes, el empujoncito económico que están recibiendo desde la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) estos días muchos equipos de la categoría.

Con la llegada de Luis Rubiales a la presidencia, la RFEF ha empezado a ponerse al día con los clubes de Segunda B y Tercera en lo que a las cantidades que les corresponde percibir de acuerdo con el artículo 8 del Real Decreto-ley 5/2015 de medidas urgentes en relación con la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional y el convenio suscrito a tal efecto entre Liga de Fútbol Profesional y Federación.

El Alcoyano, sin ir más lejos, ha ingresado ya 70.000 de los ya 300.000 euros que se le adeudaban por ese concepto (la RFEF, a través de la Federación Valenciana de Fútbol, le ha liquidado parte de lo que le correspondía percibir por la temporada 2016/17), pero el Hércules no verá un euro de esas cantidades que se le abonan a los clubes de Segunda B y Tercera con la intención de que las empleen para cumplir con la Tesorería General de la Seguridad Social (pago de seguros sociales de la plantilla y cuerpo técnico) o la Agencia Tributaria (impuesto sobre el valor añadido, por ejemplo). La explicación a lo anterior la encontramos en la situación irregular en que se encuentra desde marzo de 2017 su deuda precisamente con Hacienda y que asciende a cuatro millones de euros (intereses incluidos): el club blanquiazul no solo no está al día, tampoco cuenta con un acuerdo de aplazamiento por lo que el fisco embarga periódicamente los créditos a su favor, además del saldo de sus cuentas. Aunque en el caso que nos ocupa Hacienda se despistase, el Hércules sabe que no percibirá nada, ya que precisamente la Federación discrimina antes de pagar entre aquellos clubes que no mantienen deudas con la administración (o teniéndolas han llegado a un acuerdo de aplazamiento) y aquellos que son morosos, de tal forma que los primeros se benefician ingresando más dinero (siempre dentro de la cantidad que les corresponde) al haber más disponible al no cobrar todos. 

Unos 70.000 euros por temporada

La LFP ha liquidado a la RFEF más de 28 millones de euros en lo que llevamos de curso liguero. Aunque la cantidad final que corresponde a cada club varía en función de la participación en Copa del Rey y las eliminatorias que se superen o no, el Hércules viene a percibir una suma similar a la que le corresponde al Alcoyano. Estamos hablando de 70.000 por temporada, que hay que multiplicar por tres ya que, desde la entrada en vigor del citado Real Decreto-ley y la comercialización conjunta de los derechos de televisión, el dinero había fluido de las televisiones a la LFP y de esta a la Federación, pero no hasta los clubes.

Precisamente son 70.000 los euros que el Hércules asegura pagar como máximo a algunos de sus futbolistas y la suma tope que pone sobre la mesa cuando negocia con agentes.

Al menos Hacienda cobra algo

El pasado 28 de junio Hacienda notificó al Hércules un último embargo por importe de 3,1 millones de euros (semanas después Suma haría lo propio por partida doble) y, de acuerdo con el mismo el fisco, ha venido quedándose con el saldo que encontraba periódicamente en las cuentas del club y las cantidades que le correspondían percibir de terceros. 

Aunque la operativa del Hércules no siempre ha facilitado lo anterior, por medio de esos embargos la Agencia Tributaria ha logrado rebajar algo la suma que el club le adeuda. Eso sí, de las anunciadas nuevas propuestas para regularizar su situación nada se sabe en la Delegación Central de Grandes Contribuyentes: como adelantó Alicante Plaza, el Hércules propuso al fisco en mayo el pago aplazado de la deuda, sin ofrecer garantías y tampoco la entrega de cantidades como entrada, algo a lo que el fisco respondió exigiendo no solo el pago de dos millones de euros como entrada, también una aval bancario para respaldar el aplazado de la suma restante. El entonces presidente Quique Hernández conoció de primera mano las exigencias del fisco en una reunión en las dependencias de la Delegación Especial de Valencia y, aunque manifestó que la intención del club seguía siendo resolver el entuerto, la realidad es que Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez aparcaron el asunto.

À Punt

Volviendo con la televisión, pero en este caso con la cesión de sus propios derechos (las anteriores cantidades son una compensación a los clubes pequeños que recibe la RFEF de la LFP y con cargo a lo que obtiene por la comercialización de los derechos de los clubes de Primera y Segunda A), el Hércules ha tenido sobre la mesa una oferta de À Punt para emitir cinco encuentros de la Liga regular a cambio de 6.000 euros por partido (teniendo derecho el Hércules a vetar hasta en dos ocasiones que su encuentro fuera el elegido). El club la declinó por insuficiente, si bien espera que À Punt mejore sus condiciones de cara al final de curso y especialmente el 'play-off'. No obstante, todo ingreso por esta vía iría a parar directamente a la Agencia Tributaria mientras el Hércules no regularice la situación de su deuda con ella. 

Noticias relacionadas

next
x