X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

dos expresidentes lo señalan como responsable de la gestión económica

El exgerente del Colegio de Médicos se desentiende ante el juez del desvío de 750.000 euros

22/05/2019 - 

ALICANTE. El exgerente del Colegio de Médicos de Alicante (COMA), el economista José Manuel Coloma, se desentendió este martes ante el juez del destino de los 750.000 euros cuyo presunto desvío denuncia la organización colegial. Coloma, denunciado por la junta del Colegio como presunto autor del desvío de fondos, declaró ante el titular del Juzgado de Instrucción 7 de Alicante en calidad de investigado.

Según fuentes próximas a la investigación, el exgerente del COMA solo contestó a las preguntas del juez y de su propio abogado, y su línea de defensa se basó en el desconocimiento de la operativa con la que, según las auditorías encargadas en 2018 por la nueva junta del Colegio, se desviaron hasta 750.000 euros durante su etapa como gerente (Coloma, en el puesto desde 2002, se jubiló en mayo de 2018, poco después de que la nueva directiva encargase las citadas auditorías).

Así, según estas fuentes, el investigado señaló durante su declaración que, pese a figurar como gerente del Colegio, no era más que un empleado que se limitaba a cumplir las directrices de las juntas directivas de la institución, y que el cargo que ostentaba no era más que un 'nomenclator'. En cuanto al uso de una sociedad interpuesta, que también denuncia el COMA, para poder desviar el dinero, el investigado señaló que procedió con esta operativa porque se lo indicó Segurcaixa, la entidad con la que el Colegio tenía contratada la póliza de seguro.

Como contó Alicante Plaza en su momento, la auditoría detectó que el denunciado, presuntamente, restaba anualmente una cantidad a la participación en beneficios del COMA en la póliza, de forma que la institución dejó de recibir durante años cientos de miles de euros. Aproximadamente, al Colegio le correspondía recuperar unos 100.000 euros al año de la liquidación de la póliza, un 17% de la aportación de 800.000 euros anual si ésta no se consumía. La auditoría documentó este modus operandi entre 2014 y 2018 (el período para el que se encargó), pero la cantidad final se elevó a los citados 750.000 euros.

El otro denunciado, en paradero desconocido

Tras la declaración del denunciado, llegó el turno de los testigos: un empleado del departamento de contabilidad del Colegio y los dos últimos expresidentes, José Pastor y Antonio Arroyo. Los tres, según las fuentes consultadas, desmintieron la versión del exgerente y lo señalaron como el responsable de tomar todas las decisiones económicas en el día a día de la institución. El empleado indicó que el denunciado era quien daba las instrucciones sobre cómo proceder con la gestión, mientras que los dos expresidentes señalaron que confiaron la gestión del COMA al denunciado y que era quien se encargaba de todo.

En cuanto al otro denunciado, que figuraba como administrador de la sociedad interpuesta que participó del presunto desvío, las mismas fuentes indicaron que no se personó, por lo que en estos momentos se encuentra en búsqueda. Asimismo, el juez de Instrucción 7 mantiene abierta la causa por malversación contra los dos querellados y ha pedido diversa documentación tanto al Colegio como a Segurcaixa.

Noticias relacionadas

next
x