Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

evolución de grandes superficies y tiendas minoristas desde la reapertura

El comercio de Alicante sufre caídas del 20% en ventas por el covid y teme cierres en septiembre

17/07/2020 - 

ALICANTE. El comercio de Alicante sigue sufriendo las consecuencias de la crisis del coronavirus un mes y medio después de que se autorizase su reapertura durante las sucesivas fases del proceso de desconfinamiento. Y el impacto no distingue entre tamaños ni formatos. Afecta tanto a las pequeñas tiendas como a las grandes superficies, en las que se ha constatado un descenso del 20% en la afluencia de visitantes, que se traduce en una caída similar en sus ventas respecto a los registros del año pasado, según precisaron portavoces del centro comercial Plaza Mar 2, por ejemplo.

"Las rebajas han ayudado y han permitido que las tiendas de moda hayan dado salida a su stock, pero se ha dejado notar la ausencia de turistas, tanto nacionales como extranjeros", añadieron. "Es ahora cuando comienza a percibirse una mayor presencia, sobre todo de visitantes nacionales", recalcaron. Sin embargo, tanto los cines como los locales de hostelería "son los que más se están resintiendo, primero por la falta de películas de estreno, y segundo, por la desconfianza que siguen generando los espacios cerrados", incidieron.

En los centros de El Corte Inglés de la ciudad se extrae una fotografía similar, en la medida en que se percibe la misma ausencia de turistas. Hasta el momento, también en sus dos tiendas la presencia de visitantes nacionales ha sido muy limitada. Es más, según portavoces consultados, "incluso la visita de clientes de otros municipios de la provincia, que representa un porcentaje importante, no se ha comenzado a recuperar hasta hace unas semanas". 

Eso sí, el descenso en las visitas se ha compensado con otro fenómeno paralelo: el aumento de las ventas a través del canal online. "El consumidor que empezó a recurrir a la compra por internet durante el confinamiento, se ha habituado y se mantiene en un porcentaje muy importante respecto a la situación anterior a la pandemia al comprobar las ventajas del servicio, con reparto a domicilio", explicaron. "Hasta se ha notado un incremento en el servicio de recogida en tienda, de modo que hemos tenido que ampliar el espacio click and car que teníamos habilitado antes", señalaron.

GRANDES SUPERFICIES Y MINORISTAS SE RESIENTEN ANTE LA FALTA DE TURISTAS Y EL ELEVADO PRECIO DE LOS ALQUILERES, PESE A QUE SE PERCIBE UN AUMENTO DE LA VENTA 'ONLINE'

La situación se reproduce entre el comercio minorista, en el que las ventas "no han llegado a recuperarse con la implantación de las rebajas". La actividad se ha visto mermada, además, por las dificultades para el desarrollo de celebraciones (comuniones o bodas) y la cancelación de fiestas, que tradicionalmente también tiran del consumo."Los que peor lo están pasando son los establecimientos de equipamiento personal, el textil, el calzado y la marroquinería, que por otra parte son los más númerosos", explicaron fuentes de Facpyme. "La ausencia del turismo en una ciudad y una provincia como Alicante, cuando es un sector que constituye una de sus principales actividades económicas, se percibe de forma muy intensa", añadieron. Tanto que ya se atisba que "lo peor podría estar por llegar, ante el temor de que muchos establecimientos no resistan y decidan echar el cierre en septiembre", apuntaron. 

Al margen de la caída de las ventas, que también se habría visto afectada por problemas de abastecimiento como consecuencia del cierre de fronteras, "el problema es que los alquileres de los locales no han bajado de precio, en todo caso se han aplazado, pero en muchos casos eso no evita que se pueda llegar a una situación insostenible", recalcaron. De hecho, en algunas de las vías de carácter comercial de la ciudad de Alicante, como la calle San Francisco o la calle del Teatro, "ya se pueden ver establecimientos con carteles que anuncian traspasos". El impacto ha alcanzado hasta el eje de Maisonnave, con el cierre de tiendas de algunas conocidas marcas franquiciadas, como Macson, "lo que resulta muy sintomático de lo que está pasando", concluyeron los representantes de Facpyme consultados.

Noticias relacionadas

next
x