X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reunión tras la dana

El cluster agroalimentario de la Vega Baja pone el foco en la recuperación y las ayudas europeas

17/10/2019 - 

ORIHUELA. Coordinación y unión de cara a pedir ayudas a la Unión Europea tras los daños que el sector agroalimentario ha vivido en la comarca tras las inundaciones de la gota fría de septiembre. Aún con daños por evaluar en el sector, esta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el Cluster Agroalimentario de la Vega Baja (Caovba) en su primer encuentro tras el episodio de la DANA. La Sala del Oriol, con la asistencia de la Junta Rectora, conformada el pasado mes de abril y cuyo presidente es Andrés Ballester fue el lugar donde se debatieron, además de los recursos para demandar bonificaciones para la reparación de los cultivos, otros puntos del día como la celebración y asistencia a congresos del sector. Por parte del Ayuntamiento de Orihuela, asistieron el alcalde Emilio Bascuñana y el concejal de Agricultura, Víctor Valverde.

De momento, a la espera de conocer cuáles serán las respuestas de la Unión Europea para reparar los perjuicios de las inundaciones, de momento, desde el cluster tienen en cuenta las diversas vías posibles a las que solicitar ayuda económica para poder salir adelante. Desde la Política Agraria Común (PAC), pasando por remanentes, y sobre todo, las enfocadas al sector de la exportación, de gran importancia en una comarca que lanza al exterior buena parte de las cosechas de frutales y vegetales de las huertas vegabajenses. Estas ideas, fueron adelantadas en el cluster, desde donde se ha llegado a la conclusión de que la coordinación entre administraciones, locales, autonómicas, central y europea debe ser clave, así como el trabajo junto a las firmas agroalimentarias agrupadas bajo un mismo paraguas.

Además, la reunión sirvió para definir las líneas de trabajo de los próximos meses y la andadura del cluster con el objetivo de conseguir revalorizar el sector agroalimentario de la comarca. No obstante, aún se deben poner en marcha los trámites para la inscripción oficial de la asociación. Por otra parte, hablando sobre próximos eventos y exposiciones del sector, se ha dejado en el aire la celebración del próximo Symposium SYA Orihuela, que ya es una tradición  anual pero que este año, tras la DANA podría quedar sin celebración.  Aún así, han surgido otras iniciativas de organización de jornadas dedicadas a la industria agroalimentaria o la Feria de Muestras en 2020. Otro de los temas tratados ha sido la asistencia a la próxima edición de Fruit Attraction que tendrá lugar la próxima semana, así como el presupuesto y programa estratégico de la asociación para el año 2020.

"Ahora, más que nunca, tenemos más fuerza"

El presidente del cluster agroalimentario dela Vega Baja, Andrés Ballester, mantiene que "hoy más que nunca, el cluster tiene más fuerza y tendrá una mayor implementación en la comarca, porque la DANA no ha podido con nosotros". De este modo, Ballester apuntó  a que el agroalimentario no es el único sector en la agricultura en el que poner el foco, sino que también las empresas y sectores auxiliares a ellos como los transportes y servicios también deben estar en su punto de mira. A partir de ahora, dice el presidente del cluster, la coordinación con administraciones debe ser más cercana "lo sabemos hacer, tenemos un problema, nos levantamos y salimos adelante". No obstante, apunta, sabe que será una labor "pesada y farragosa", aunque quieren que se traduzca en una actividad "mucho más frenética", con trabajo que transmitir a la población empresarial y al sector agrícola

Según el alcalde Emilio Bascuñana, la respuesta de Bruselas a la presencia de un cluster agroalimentario en la Vega Baja fue muy bien recibida, porque le aseguraron que era necesario, de cara al futuro, una coordinación y cooperación de las firmas afectadas en el sector, para poder gestionar las futuras ayudas.El paraguas del cluster parece ser el medio más idóneo para esta labor. Entre los próximos retos con los que lidiar, seguro, estarán los campos que han sufrido grandes daños, un tejido del sector agroalimentario con deficiencias y un bajo nivel de aseguradoras en los campos de la comarca. 

Infraestructuras

Desde el Ayuntamiento oriolano también pedirán ayudas enfocadas a las infraestructuras hidráulicas, deterioradas tras las lluvias y los daños de las inundaciones. De hecho,dentro delos Fondos Estructurales que debe gestionar la Generalitat Valenciana de cara a Europa, desde la comarca demandan que se prioricen medidas para prevenir los daños del cambio climático representadas en el refuerzo de márgenes, en la mejora de ramblas, como la de Abanilla, reforzar las contraparadas, o en el estudio de un itinerario diferente para el cauce del río Segura. Bascuñana volvió a mencionar la vía del bypass que se estudió hace años. 

Noticias relacionadas

next
x