Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

negociación del presupuesto sobre las medidas para la reconstrucción

El bipartito de Alicante tienta a la izquierda (e indigna a Vox) para pactar los fondos postcovid

29/07/2020 - 

ALICANTE. El bipartito de Alicante, compuesto por PP y Cs, retomó este martes el proceso de negociación sobre la cuarta modificación de crédito del presupuesto de 2020: un ajuste contable que debe concretar la financiación necesaria para desarrollar las 105 medidas acordadas en la comisión de la reconstrucción frente al impacto de la crisis del coronavirus.

Las conversaciones se iniciaron primero con el PSOE, en un encuentro singularizado y distanciado (de manera premeditada) del resto de los grupos de la oposición, el pasado miércoles. Y, este martes, fue el turno de Unides Podem, Compromís y Vox para cerrar una primera ronda de contactos que se prevé reanudar a finales de agosto. Y lo cierto es que, por el momento, la negociación parece discurrir en un clima de entendimiento con los partidos que conforman el eje progresista... para indignación de Vox, que ha venido posibilitando la adopción de varios acuerdos claves para PP y Cs (entre ellos, el propio presupuesto). ¿Se trata de una maniobra para tratar de alejarse de otro episodio de respaldo del partido de Santiago Abascal? Por ahora, habrá que esperar hasta la primera semana de septiembre, cuando se prevé que la propuesta de modificación llegue a pleno, para descubrir si, en esta ocasión, el bipartito encuentra aliados distintos a Vox.

Por partes. Como informó este diario, la cita con el grupo socialista deparó una primera petición: su portavoz municipal, Paco Sanguino, planteó que la modificación de crédito cubriese al menos el 50% de las 105 medidas recogidas en el dictamen de la comisión de la reconstrucción, de modo que el 50% restante se abordase en el presupuesto de 2021. Además, el representante del PSPV-PSOE anunció la presentación de un documento de cuestiones a priorizar entre esas 105 iniciativas para que se tuviesen en consideración. No hubo críticas ni estridencias, aunque tampoco la confirmación de respaldo socialista a cualquier propuesta de acuerdo que pudiese presentar el bipartito.

El encuentro mantenido con Unides Podem también transcurrió en un clima de cordialidad. A su término, el portavoz municipal de la confluencia, Xavier López, manifestó que para su grupo la prioridad son las medidas para combatir las necesidades sociales y dar solución a la emergencia habitacional. Así, reclamó una ampliación del parque público de vivienda municipal, tras recordar que, una vez aprobado el Decreto de Vivienda del Consell, el Ayuntamiento "ya dispone de las herramientas necesarias para llevar a cabo esta ampliación". Así, planteó que el bipartito debería recuperar la enmienda que Unides Podem ya planteó en la negociación de las modificaciones de crédito precedentes para que se destinen fondos a la compra de más inmuebles. Para López, "la reconstrucción socioeconómica de la ciudad pasa necesariamente por la previsión y planificación de recursos que alivien la desigualdad, como el parque público de vivienda, que van a ser muy necesarios en muchos barrios de Alicante".

También destacó la necesidad de priorizar y reforzar la atención a personas vulnerables, ampliando la cobertura de los servicios sociales y mejorando su gestión "para que nadie se quede atrás". López remarcó, además, que el Ayuntamiento debe "seguir el ejemplo del Gobierno de coalición y del Botànic, estableciendo un escudo social municipal que atienda las necesidades de las personas en situación de vulnerabilidad". Con todo, apuntó que tras este primer contacto, "partimos de unas propuestas muy generales y ahora es necesario concretar las actuaciones que se van a llevar a cabo". Por ello, López anunció que Unides Podem presentará un documento con aquellas medidas "imprescindibles para atajar la emergencia social y habitacional" y que permitirán "combatir la desigualdad que se ha acrecentado en nuestra ciudad tras el estallido de la pandemia". Así, indicó que se dejarían al margen el resto de reivindicaciones para la negociación del presupuesto de 2021, toda vez que se disponen de solo cuatro meses de plazo de ejecución presupuestaria en este año. 

En todo caso, no confirmó que Unides Podem fuese a respaldar la propuesta de modificación. Al menos, no hasta que se concrete de dónde proceden los fondos para financiar esas iniciativas, ya que, como remarcó, todavía no se ha zanjado si los ayuntamientos podrán hacer uso de sus remanentes de crédito para poder financiar actuaciones relacionadas con la recuperación económica tras el impacto del coronavirus. De este modo, remarcó que, en el supuesto de que no se permita utilizar esos ahorros municipales (que en el caso de Alicante ascienden a 28 millones, una vez amortizada el 100% de la deuda con los bancos, de 19 millones), "habrá que ver de dónde tiene que salir esos fondos y cuánto dinero habrá" para afrontar las iniciativas aprobadas en la comisión de la reconstrucción.

En términos similares se pronunció su homólogo de Compromís, Natxo Bellido. Como López, destacó que el acuerdo debe girar en torno a dos grandes ejes que deben guiar la toma de decisiones, entre los que podría existir coincidencias respecto a los planteamientos expuestos por PP y Cs. Así, dijo que la prioridad sería "afrontar la emergencia social e invertir en la recuperación económica y del empleo". 

En este sentido, "más allá del aumento de recursos económicos en la partida de ayudas a emergencia social; una segunda convocatoria de las  ayudas a pymes, micropymes y autónomos; y del aprovisionamiento de medidas de protección pensando  en una segunda posible oleada de la pandemia a partir de septiembre", el portavoz de la coalición apuntó que también presentará un documento de propuestas con la intención de reforzar la cobertura social. 

Así, citó la necesidad de impulsar programas de atenciones y seguimiento a personas mayores en riesgo de exclusión y en soledad, una nueva línea de ayudas para el pago del IBI a las familias vulnerables, como viene reclamando Compromís desde el año 2018, así como avanzar en nuevas instalaciones para superar el colapso de en la atención a las personas sin hogar con la redacción del proyecto para un nuevo CIBE municipal y la reforma del CAI. 

Además, también consideró prioritarios los proyectos de modernización de los sectores productivos de la ciudad, comercio y turismo, como puede ser "la creación de un marketplace del comercio local, impulsar ayudas a emprendedores y desarrollar aplicaciones dirigidas a la digitalización del sector turístico", así como la recuperación del proyecto de La Capçalera, en el antiguo matadero municipal, junto al impulso de la coordinación en las estrategias de desarrollo industrial de Alicante y Elche.

Entre otras propuestas, avanzó que Compromís también reclamará la descentralización de los servicios municipales de orientación laboral en todos los  distritos de la ciudad, "dado que el aumento del paro será  de las cuestiones más preocupantes de los próximos meses, y debemos acompañar a los sectores más vulnerables a la pérdida de empleo, mujeres, jóvenes y parados de más de larga duración, en su búsqueda de oportunidades laborales".  

En esta línea, consideró "imprescindible apostar por la construcción de un centro comunitario en Colonia Requena" y apostó por "tomar medidas ya en materia del cambio de modelo de movilidad en la ciudad, para que sea más amable y alineada con las necesidades de la emergencia climática, y por eso pediremos la ampliación del carril  bici entre el centro y la playa de Sant Joan y la puesta en marcha de medidas ya contempladas en el PMUS", insistió.

Bellido dijo que también esperaría a conocer qué medidas prevé plantear el bipartito para afrontar la necesidad de contar con vivienda o alojamiento de carácter social, aunque manifestó que existía espacio para el acuerdo en la medida en que, hasta ahora, se compartía buena parte de los planteamientos expuestos por PP y Cs.

Por último, el portavoz de Vox, Mario Ortolá, manifestó que compartía las medidas pensadas para dar cobertura a las iniciativas acordadas en la comisión de la reconstrucción. No obstante, sí expresó cuál será su posición respecto a "las partidas que hay que rebajar". "Nosotros hemos marcado una línea roja, que es la paralización del procedimiento de subvenciones en materia de cooperación internacional", una de las partidas sobre las que Vox ya ha solicitado que quedase eliminada desde que se inició la negociación del presupuesto de este año. 

"Estamos hablando de más de 175.000 euros que en plena crisis económica en la ciudad de Alicante se van a destinar fuera de España y lo consideramos una humillación a los hosteleros y a los comerciantes que viven con preocupación" tras el confinamiento. En esta línea, insistió en que "el Ayuntamiento no puede derrochar el dinero en políticas progres cuando es un dinero que necesitan nuestros comerciantes, ya sea en ayudas directas o en promoción del comercio". Ortolá no escatimó en críticas hacia el bipartito al considerar que "no nos extrañaría que se posicionará junto a la izquierda radical, como ha hecho en la mayoría de las materias" hasta ahora, apostilló.

Noticias relacionadas

next
x