Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

modificación de crédito para liquidar deuda por 19 millones

El bipartito de Alicante se encomienda a Vox para sanear balances... sin tiempo para ejecutar obras

22/07/2020 - 

ALICANTE. El bipartito de Alicante, compuesto por PP y Cs, opta por el pragmatismo y mueve hilos para poder usar 19 millones del remanente de crédito (dinero no gastado del presupuesto de 2019) para saldar toda su deuda con los bancos a través de una tercera modificación de crédito de las cuentas de este año, sin esperar a conocer cuál puede ser la disposición definitiva del Ejecutivo central sobre esos ahorros generados por el conjunto de los ayuntamientos. 

La predisposición a adoptar esa decisión la había adelantado el alcalde, Luis Barcala (PP), el pasado jueves, como advertencia frente a la posibilidad de que el Gobierno central pudiese utilizar el conjunto de esos fondos con el compromiso de su devolución en varios años, sin dejar margen de maniobra a la ciudad a corto plazo con los 48,7 millones del remanente bruto heredados del ejercicio pasado. Pero lo cierto es que no se esperaba que ese anuncio se plasmase en una propuesta de acuerdo de un modo tan inmediato, sin siquiera haber informado al conjunto de los grupos de la oposición sobre los pormenores de la decisión para sondear su opinión al respecto.

Por el momento, el impulso a ese proceso sigue siendo todavía una propuesta de Junta de Gobierno, por lo que PP y Cs -que gestionan en situación de minoría- necesitan sumar la complicidad de al menos un concejal de la oposición para que su iniciativa pueda quedar aprobada por mayoría simple (más votos a favor que en contra). Parece complicado que ese respaldo pueda llegar desde el eje progresista, ya que PSPV-PSOE, Unides Podem y Compromís. Las tres fuerzas ya expresaron este martes (también lo habían hecho el pasado jueves) sus críticas sobre la "precipitación" del bipartito en su voluntad de cancelar deuda. Y además mostraron cuál es su preferencia: que se dedique la mayor suma posible de ese remanente a financiar las 105 medidas acordadas en la comisión de la reconstrucción para combatir la emergencia social y reimpulsar la economía.

Más juego parece que puede ofrecer Vox. Sus dos ediles también anticiparon el pasado jueves su predisposición a respaldar la iniciativa del bipartito. De hecho, su portavoz, Mario Ortolá, reiteró ese planteamiento este martes, a consulta de Alicante Plaza. "Ya comuniqué al alcalde, y también lo hice a través de redes sociales, que apoyaríamos la medida. No queremos facilitar la expropiación del dinero de los alicantinos por parte del Gobierno socialcomunista. Pero tampoco entendemos tal nivel de remanente. Ese dinero, ya que no se ejecuta vía presupuesto debería devolverse a los alicantinos con rebajas fiscales. El dinero está mejor en el bolsillo de quien lo genera", apuntó. 

Los dos votos de Vox proporcionarían, así, el respaldo necesario para que el acuerdo prospere en el pleno ordinario de julio, el próximo jueves. De modo que la medida quedaría aprobada gracias a las posiciones de los tres partidos del bloque de centro-derecha, como ya sucedió con la aprobación del presupuesto (en ese caso, Vox optó por la abstención)

¿Qué efectos prácticos supone la cancelación de toda la deuda? En primer lugar, permite que el Ayuntamiento deje de regirse por la Ley de Estabilidad Presupuestaria sin la obligación de tener que destinar parte del remanente de tesorería a cancelar deuda en futuros ejercicios. Sencillamente, no habrá deuda que cubrir. 

PP y Cs apuestan por dar un uso seguro a 19 primeros millones al poder disponer de más de 40 para financiar actuaciones en solo cuatro meses

En segundo lugar, el bipartito consigue dar un uso cierto y seguro a esos 19 millones, decida lo que decida el Ejecutivo central sobre el resto del remanente. Tras la amortización anticipada de esos créditos bancarios, el bipartito aún dispondría de 28,1 millones en ahorros y -el Gobierno lo autoriza- poco más de cuatro meses para poder utilizarlos en medidas concretas, ya sea las 105 iniciativas pactadas en la comisión de la reconstrucción o en inversiones sostenibles. PP y Cs son conscientes de que se trata de un margen demasiado corto para poder ejecutar cualquier paquete de iniciativas por un importe tan elevado, a través de una cuarta modificación de crédito (prevista para financiar las 105 medidas pactadas en la comisión de la reconstrucción). Así que los dos socios de gobierno habrían optado por el camino seguro para dar uso a 19 primeros millones eliminando toda la deuda municipal. Incluidos los 4,7 millones que adeudaba el Patronato de la Vivienda en préstamos subsidiados por el Ministerio de Fomento que vencían en 2036.

¿Qué otras medidas incluye esa tercera modificación de crédito? Primero, el pago de Operaciones Pendientes de Aplicación (OPA) por una suma de 205.600 euros. Segundo, la incorporación de crédito extraordinario por una suma de 433.000 euros para atender la financiación de obras desarrolladas por la Concejalía de Infraestructuras en instalaciones deportivas. Tercero, la provisión de 220.000 euros para financiar ayudas al sector turístico como parte de la estrategia Alicante Segura; además de otros 350.000 euros destinados a la promoción turística y comercial de la ciudad, junto a otros 120.000 euros con ese mismo fin solicitados por la Concejalía de Comercio. Y cuarto, se anulan gastos por un importe global de 1,28 millones, de los que 525.000 euros corresponden a gasto en bienes corrientes y servicios y otros 515.000 en inversiones reales que no llegarán a ejecutarse en este ejercicio. Fuentes del bipartito precisaron que se incorporarán al presupuesto de 2021, sin llegar a detallar de qué inversiones se trata.

Noticias relacionadas

next
x