Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

cuentas municipales para 2020 sujetas a modificaciones

El bipartito de Alicante apuntala su primer presupuesto con el oxígeno de Vox 

22/05/2020 - 

ALICANTE. El bipartito de Alicante, compuesto por PP y Cs, consigue su objetivo y aprueba definitivamente el presupuesto municipal para 2020: el primero del mandato en el que se estrenan compartiendo responsabilidades de gobierno. Su planificación contable ha prosperado, en el desarrollo de un pleno extraordinario, gracias a la abstención de los dos ediles de Vox, que han procurado que la propuesta pueda salir adelante por mayoría simple (más votos a favor que en contra) frente a los 13 noes de los concejales del eje progresista: 9 del PSPV-PSOE, 2 de Unides Podem y 2 de Compromís. Con la votación, se ratifica el rechazo de los 13 bloques de alegaciones presentadas en el periodo de exposición al público por parte de colectivos vecinales, agrupaciones sindicales y el grupo municipal de Unides Podem.

La edil de Hacienda, la popular Lidia López, ha defendido la propuesta de aprobación definitiva tras el rechazo de esas alegaciones tras explicar que esas objeciones no cumplen con los supuestos tasados en la ley para que puedan ser aceptadas. En esta línea, ha reprochado a Unides Podem (la única formación que ha presentado alegaciones) que hubiese acudido a ese trámite al considerar que con ese paso se había retrasado la entrada en vigor de las cuentas que resultan necesarias en la actual situación de crisis.

El portavoz de Vox, Mario Ortolá, ha confirmado su abstención en su primera intervención, en la que ha explicado que se trata de una posición "leal con la ciudadanía de Alicante", no con el equipo de Gobierno, y ha recalcado que se trata de un posicionamiento "de emergencia social". Así, ha reclamado valentía al alcalde, Luis Barcala, para tomar las decisiones que se deban tomar -como, por ejemplo, en la ampliación de los horarios de las terrazas de la hostelería, ha señalado- frente a "los acuerdos adoptados por otros Gobiernos, como el de Pedro Sánchez, que ha seguido cobrando impuestos a la ciudadanía sin dejarles trabajar". En esta línea, ha reivindicado una ampliación del plan de ayudas sociales y económicas previstas por el bipartito y ha emplazado a trazar ya las modificaciones de crédito que resultan necesarias "sin miedo a planteamientos ideológicos ni a los medios de comunicación".

Por su parte, los tres grupos de la oposición del eje progresista, como ya hicieron al término de la comisión informativa de Hacienda celebrada este martes, han vuelto a justificar su voto en contra por la falta de diálogo que atribuyen al equipo de Gobierno a la hora de tomar decisiones que afectan al conjunto de la ciudadanía, como la planificación de las medidas con las que se pretende reactivar la economía de la ciudad tras el impacto de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

En primer término, el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha reprochado a López que recriminase la actitud de la oposición "cuando debería pedir disculpas por llegar tarde con este presupuesto que comprometieron para octubre y que no ha sido consensuado con nadie". El líder de la coalición ha insistido en que, a lo largo de toda su tramitación, no se ha contado con las enmiendas ni las aportaciones de los grupos de la oposición. Con todo, ha señalado que Compromís decidió dar un margen de confianza al bipartito después de que se manifestase la intención de pactar las posteriores modificaciones de crédito. Eso sí, ha asegurado que ya no se puede mantener esa confianza, puesto que "todavía seguimos esperando que se nos convoque para comenzar a negociar esos cambios". "Ya no nos podemos fiar más, por la experiencia del periodo de gobierno del señor Barcala", ha insistido. 

Además, ha reprochado a Vox que "vuelva a servir de muletilla" del bipartito para aprobar un presupuesto "que dicen que tampoco les gusta" después de haber facilitado, también, la aprobación de la subida de retribuciones de los concejales. Bellido también ha incidido en lo que ha considerado una "falta de participación política" por parte de la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez (Cs), y que la edil de Acción Social, Julia Llopis, se dedique a atacar a colectivos vecinales.  

El portavoz de Unides Podem, Xavier López, ha negado que el retraso en la aprobación del presupuesto pueda deberse a los grupos de la oposición, sino a la "ineficacia" del equipo de Gobierno y ha abundado en los argumentos expuestos por Compromís respecto a la falta de diálogo con la oposición. Además, ha insistido en las propuestas de la confluencia para afianzar la protección social de la ciudadanía, para coser desde el punto de vista social y urbanístico los barrios de la ciudad e implantar un modelo de ciudad encaminado hacia la transición ecológica. 

Sin embargo, según López, el bipartito ha apostado "por lo de siempre, por el cemento y por un modelo de turismo que incide en el empleo precario", ha asegurado. "Usted no se ha movido ni un centímetro de su posición, pese a nuestras propuestas de comenzar a negociar al menos las modificaciones de crédito", ha insistido. Además, ha recalcado su intención de votar en contra de los presupuestos "que ya están muertos" y ha reprochado que se haya negado la posibilidad de la participación pública.

La portavoz de Cs, Mari Carmen Sánchez, ha insistido en la necesidad de ser responsables para aprobar un presupuesto que se hacen "más imprescindibles que nunca". Ha recordado que las cuentas mantienen la reducción del 5% lineal en el pago del recibo del IBI, entre otras medidas que permiten aliviar la carga fiscal de los ciudadanos. Y ha reprochado el cambio de actitud de los grupos de la oposición que se decantaron por una abstención por lealtad institucional en el pleno de aprobación inicial y ahora cambian de posición "cuando hay que comenzar a poner las previsiones de esos presupuestos en marcha". Entre ellas, las ayudas sociales, a pymes y a autónomos. Además, ha lamentado las críticas de López a la actividad turística.

Por el PSPV-PSOE ha intervenido el edil Miguel Millana, quien ha afeado al equipo de Gobierno que todavía no haya presentado el informe de liquidación del presupuesto de 2019 y ha apremiado a PP y Cs a comenzar a elaborar las cuentas de 2021. Además, ha subrayado que en el proyecto para este 2020 se sigue "echando en faltas medidas que permitan paliar el déficit estructural arrastrado después de 20 años de gobiernos del PP con una gestión más que deficiente". Igualmente, ha reprochado que el PP solo se dedicó a cancelar el plan de ajuste después de recuperar la Alcaldía, en 2018, con "el escenario de sombras" del cambio de voto de la exconcejal de Guanyar, Nerea Belmonte, tras la dimisión del exalcalde socialista, Gabriel Echávarri

Millana también ha lamentado que se haya descartado todas las alegaciones presentadas por la frustración de la participación ciudadana que supone tras escudarse "en dictámenes técnicos". Así, ha señalado que "no hay liderazgo para paliar las necesidades sociales de la ciudadanía". Por último, ha concluido señalando que "rechazamos el presupuesto por su falta de ambición" y por su incapacidad de adaptarse a la "crisis sanitaria actual".

En el turno de réplica, Ortolá ha insistido en que en los próximos días facilitaría al equipo de Gobierno sus propuestas para negociar las modificaciones de crédito con medidas de atención a las familias y a los autónomos y trabajadores que han perdido sus empleos. En esta línea, ha reaccionado frente a las críticas respecto a sus peticiones de reducción de fondos en materia de Cooperación, el líder de Vox ha insistido en que "siempre mantendremos que primero los recursos deben destinarse a los alicantinos".

Barcala asegura que el bipartito 'toma la palabra' respecto a las aportaciones de la oposición y emplaza a negociar las modificaciones de crédito

Bellido ha llegado a sostener que la aprobación del presupuesto en junio supone incurrir en el "ridículo" y incidido en que "necesitamos poner encima de la mesa las propuestas que les hemos hecho llegar a lo largo de estos meses". "Vamos a continuar teniendo la mano tendida, pero necesitamos cooperar, poder pactar y sacar adelante las medidas que necesita la ciudad", ha recalcado. "En estos momentos, la confianza que les dimos no la podemos mantener porque la propuesta de presupuesto no se contempla las medidas necesarias ni las peticiones de la ciudadanía", ha insistido.

López ha sostenido que Unides Podem seguirá trabajando en los ejes programáticos con los que concurrió a las elecciones y que presentará iniciativas para la negociación de las modificaciones de crédito en las que se apueste por la ampliación del parque público de vivienda, la creación de centros sociales en los barrios, que se invierte en las personas sin hogar, la puesta en marcha de un plan de energía verde, un plan por la puesta en valor de los espacios verdes y un plan de fomento de las industrias culturales y el clúster digital, entre otras. Todo, además de una petición para que se elimine la reducción lineal del 5% del IBI para que "quien tiene más pague más". También ha emplazado a Sánchez a conocer en profundidad la situación de los trabajadores del sector turístico.

Sánchez ha respondido a los portavoces de la oposición para recordarles que cuando gobernaron a través del extinto tripartito (PSOE, Guanyar y Compromís) nunca presentaron los presupuestos en plazo y, además, tampoco contaron la oposición para negociarlos. "Cuando lo hicieron, fue para ningunearnos", ha señalado. Con todo, ha insistido en su propuesta de negociación de las próximas modificaciones de crédito.

Por último, Millana ha instado a Sánchez a no mirar hacia atrás y ha recalcado que el presupuesto debe reconducirse "sin broncas" y sin crear "conflictos con los demás", en lugar de "sumar ayudas y recursos". En esta línea, aunque ha señalado que el PSPV-PSOE está abierto a estudiar "qué nos plantean", ha insistido en que el problema es el posicionamiento ideológico "en el que se mueve el señor alcalde; revise su planteamiento, sea más participativo para que la ciudad progrese".

La portavoz del PP, Mari Carmen de España, ha cerrado el turno de intervenciones para subrayar las "incoherencias" de los grupos de la oposición. En esta línea, ha señalado que desde el pleno de aprobación inicial del presupuesto "no ha cambiado nada, solo han cambiado ustedes". En todo caso, ha señalado que Alicante consigue tener presupuestos para 2020 y que no todos los grupos políticos han estado a la altura para dejar atrás sus "intereses partidistas". Así, ha vuelto a acusar a los representantes de PSOE, Unides Podem y Compromís de ser "altavoces del Gobierno de Pedro Sánchez o del Botànic". "Les pido que recapaciten y se unan a estos presupuestos por responsabilidad y respeto hacia los alicantinos", ha concluido.

La votación se ha saldado con el resultado previsto: 14 votos a favor (la suma de los concejales de PP y Cs), 13 en contra (los de PSPV-PSOE, Unides Podem y Compromís) y las dos abstenciones de los representantes de Vox. Al término del recuento de votos (con dificultades técnicas por su desarrollo telemático), el alcalde, Luis Barcala, ha tomado la palabra para asegurar que había tomado la palabra respecto a las intervenciones del conjunto de grupos políticos y ha recalcado que se tendrán en cuenta para llevar a cabo las próximas modificaciones de crédito. Así, ha señalado que "no partimos de la nada, puesto que ya tenemos medidas en marcha como el plan de ayudas por 13 millones de euros que ya hemos previsto".

 Con todo, ha insistido en que "seguimos con la mano tendida para seguir avanzando sin partidismos". "Creo que esto es una ocasión para seguir avanzando" desde el diálogo, según ha dicho. Por último, ha agradecido "a todos el trabajo realizado". "Continuamos trabajando para adaptarnos a lo que necesitan los alicantinos", ha recalcado.

La propuesta de planificación económica quedó aprobada de manera inicial el pasado 30 de marzo, en el primer pleno telemático de la historia del ayuntamiento celebrado como consecuencia del confinamiento. Su importe asciende a 261.997.771,58 euros, un 1,68% más que el de 2019. Las cuentas se incrementan, así, en 4.328.559,31 euros sobre 2019 "en un contexto de reducción de la deuda financiera, que caerá a finales del 2020 un 19% de los 17,5 a los 14,1 millones de euros, y en el mantenimiento de la bajada del 5% del IBI y otros impuestos, lo que se traduce en un ahorro para el conjunto de los vecinos de Alicante, que van a disponer este año 4,8 millones más de euros provenientes de la reducción de impuestos municipales", según concretaron fuentes municipales tras el dictamen favorable emitido sobre la propuesta en la comisión de Hacienda. La edil del área, Lidia López (PP), resaltó entonces que las partidas contempladas en los capítulos 6 y 7 de inversiones y transferencias de capital para actuaciones de la EDUSI con 8 millones, de los que 6 se dedicarán a inversiones. Además, incidió en que la inversión consolidada alcanzará los 16,7 millones.

La sesión se ha iniciado con las intervenciones de representantes de algunos colectivos que habían presentado alegaciones a la propuesta, como la Asociación de Vecinos de San Gabriel, entre otros. Todos han reprochado la falta de atención a los barrios y los reiterados incumplimientos respecto a los proyectos previstos en los presupuestos pasados.

Noticias relacionadas

next
x