operación más ágil de permuta con el ayuntamiento

El Elche explora la construcción de dos campos junto al Martínez Valero y enfría el Camino de Castilla

28/10/2021 - 

ELCHE. La futura ciudad deportiva del Elche CF se aleja por el momento del Camino de Castilla, aunque no se descarta, mientras que el club plantea un paso 'intermedio' que pasa por la adquisición de terreno junto al estadio. Una prioridad del club que se materializaría mediante una operación urbanística que el Ayuntamiento ve con buenos ojos. En este caso, la entidad franjiverde podría disponer de los terrenos dotacionales municipales que están en la zona de Preferencia y que son propiedad de la familia del empresario Porfirio Pascual, a quien la entidad ha trasladado una oferta por la cual están ahora negociando. Un movimiento que de fraguar, acabaría en una permuta con el Consistorio. No es la superficie definitiva que busca el club, que sigue buscando su ciudad deportiva, pero es una operación más rápida para salir del paso y que también pretende 'estimular' todo el entorno. 

35.000 metros para poder construir dos campos de entrenamiento

En este sentido, este miércoles se reunían en el Ayuntamiento el edil de Deportes Vicente Alberola, la concejal de Urbanismo Ana Arabid y técnicos municipales con una delegación del club encabezada por el presidente Joaquín Buitrago dentro del marco de reuniones periódicas para analizar este asunto. Con la mencionada operación, el Consistorio está dispuesto a permutar con el club unos terrenos calificados en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como suelo dotacional público aunque de propiedad privada —de la familia de Pascual—. En el caso de que el club adquiera este terreno, de unos 35.000 metros cuadrados, se cedería al Ayuntamiento y se realizaría una modificación puntual del PGOU, pasando a tener esta parcela aprovechamiento privado. Se permutaría por tanto la clasificación del suelo, por lo que el Ayuntamiento, en compensación, se llevaría esa calificación de terreno dotacional público a otra zona del entorno, como exige el Plan General. 

Una operación con la que el Ayuntamiento está de acuerdo y que como ya contó este medio, daría para la construcción de dos campos de fútbol. Así, una superficie insuficiente para los varios campos que pretendía construir la propiedad, pero aún queda edificabilidad en dicha parcela, de unos 20.000 metros cuadrados de techo edificable —sobra para los dos campos—, por lo que se podrían construir estas instalaciones auxiliares (ampliar oficinas, alojamiento y enfermería), y en todo caso, también está presente la posibilidad de impulsar las mismas en los bajos del estadio. Eso sí, no se contempla como la ciudad deportiva definitiva, sino que sería un paso intermedio y mucho más ágil que intentar el complejo en el Camino de Castilla. 

Alternativa planteada por la familia de Pascual

Es una solución rápida para que el primer equipo tenga un campo de entrenamiento propiedad del club, sin concesiones administrativas, y con la que se evitaría el estar entrenando en el Martínez Valero y en la Ciudad Deportiva. Además se trata de un terreno en el que los propietarios no pueden hacer nada, y por ello les interesa la permuta. De hecho parte de la familia esta opción, puesta encima de la mesa ante el Elche CF hace un año. En este caso su objetivo es trasladar su edificabilidad al sector E-24 —junto a los antiguos anexos en los que se levantará el futuro centro de ocio— que a priori se va a desarrollar en los próximos años, por lo que la ecuación con el Consistorio es importante porque tiene que dar su visto bueno: una partida con encaje a tres bandas.

Asimismo, cabe recordar que en la zona de Fondo Sur aún quedan unos 9.000 metros cuadrados que pertenecen al club para dos volúmenes que ya se han planteado en anteriores ocasiones, y que podrían formar parte del complejo en el caso de que se decidiese ejecutar. Incluso se proyectó a modo de ejemplo su volumen en el estudio de detalle realizado para representar lo que ocupará el centro de ocio. Eso sí, supondría estudiar qué sucede con parte de las plazas de aparcamiento. 

Impulsar el entorno del estadio

En cualquier caso, el futuro de las inmediaciones del estadio pasa por reordenar la megaparcela del estadio, porque aún queda edificabilidad, y al Elche CF también le interesa estimular la zona. En ese sentido, tiene que empezar la construcción del centro de ocio de los Astondoa y Ozone Bowling en próximas fechas, y el propio club quiere dar un impulso de puertas hacia afuera, por ejemplo con la tienda, y también renovaciones a nivel interno en el estadio (forjados, impermeabilizacion, butacas...). Pretenden que el entorno más inmediato tenga otra cara, y una de las posibles mejoras es obviamente ese campo en el terreno de Pascual, además de mejoras en la parte externa del estadio.

La DIC del Camino de Castilla no se llegó a solicitar 

Así pues, esta opción no necesariamente va ligada estrictamente a la ciudad deportiva, que entienden que tiene que ser un proyecto como el planteado inicialmente para el Camino de Castilla. Precisamente sobre esta cuestión, la ventaja es que al ser la parcela de un solo propietario es mucho más sencillo de gestionar que la otra opción sondeada, los terrenos de Tribuna, que son multipropiedad. Esta nueva propuesta supone dejar en segunda línea, que no excluida, la opción del Camino de Castilla, cuya Declaración de Interés Comunitario (DIC) no se llegó a solicitar porque supone un trámite urbanístico farragoso que puede llevar seis o siete años. 

Un expediente que no se ha iniciado porque es un terreno complejo: con mucho abancalamiento, que además requiere de la solicitud de bastantes informes a muchas administraciones afectadas que tendrían que pronunciarse para dar permiso, como Carreteras, Aviación Civil por las servidumbres del aeropuerto, solicitar informes de inundabilidad, posible afección a instalaciones de luz... En definitiva, farragosos trámites urbanísticos. También queda en segundo plano el ofrecimiento que se había realizado del centro deportivo que se quiere impulsar en Jubalcoy, tras el Newton College. Con todo, desde el club siguen estudiando otras opciones (y recibiendo otros ofrecimientos). 

En resumidas cuentas, con esta actuación la entidad franjiverde no pretende que sea el germen de su ciudad deportiva, pero sí sacarle provecho a esta zona, seguir creciendo en el entorno del estadio y ayudar a que se desarrolle, porque se puede ver beneficiado por futuros comercios, y tener una zona propia de entrenamiento más privada. 

Noticias relacionadas

next
x