en 2018 un informe de cultura decía que su valor era "relativo"

El alcalde de Elche no se moja con el edificio del Mercado pero apela a un informe de Cultura que descarta su valor

26/03/2021 - 

ELCHE. Tras la vuelta de distintos colectivos y particulares —entre ellos, el exalcalde Manuel Rodríguez y el exedil de Urbanismo José Manuel Sánchez— a pedir la protección del vetusto inmueble del Mercado Central, el primer edil Carlos González se muestra prudente ante la posible salvaguarda del inmueble. Aunque no ha dado una respuesta sobre la posición del equipo de gobierno, sí ha recordado que en un informe de Cultura de 2018 se calificaba de "relativo" el valor del mismo

En este sentido, a pesar de que González esgrime que es un tema que le suscita "interés", y que considera legítimo  y respeta que se pretenda proteger, matiza que también hay "quienes no lo ven del mismo modo". Y recuerda que el 30 de enero de 2018, el entonces concejal de Urbanismo pidió a la Generalitat que se pronunciara acerca del posible valor patrimonial o no del edificio. El 17 de abril del mismo año llegó al Ayuntamiento y el primer edil recuerda que en la resolución se dice del mismo, parafraseando extractos de las valoraciones del mismo:

Se proyectó como una gran ampliación del anterior mercado de 1939, sin respeto a la trama urbana existente, como un macrovolumen impactante fuera de escala, hermético, cerrado, sin transparencia y permeabilidad. [...] Se podrá concluir que la trama urbana en la que se ubica ha sufrido una gran transformación... El actual Mercado Central, al contrario que el existente al que sustituyó, no tuvo en consideración la integración en el entorno, el respeto a los ejes, viales, paisaje urbano y perspectivas, ni las dimensiones óptimas compositivas de la propuesta de la actuación que se proyectaba, en nuestra opinión, se introdujo un elemento en cierta forma fuera de escala respecto del Recinto Histórico, área "intramuros' y Núcleo Histórico Tradicional, en el que se ubicó. 

Un valor "relativo" al que se pueden acoger para la no conservación

Entre las conclusiones, en torno al valor, incide en que para la Cultura tiene un "valor relativo", y que será el Ayuntamiento quien tenga que tomar las decisiones acerca de su derribo, sustitución o modificación. El alcalde hace hincapié sobre ese valor "relativo", por lo que deja entrever que no hay mucha intención de conservar el mismo, escudándose en la mencionada resolución. Cuestión que no es baladí, dado que también Compromís se desmarcó de la protección del mismo en la propuesta conservacionista que precisamente ha vuelto a poner en la mesa este asunto. En cualquier caso, tienen el comodín del concurso de proyectos sobre el qué hacer con la zona para justificar la demolición. 

Este informe de 2018 en el que se apoya González se hace un recorrido sobre las manifestaciones que se han vertido del mismo, entre ellos, el informe de 2012 del antiguo Inspector de Patrimonio Artístico de Cultura, Santiago Varela —uno de los firmantes de esta propuesta—, que destacó que el inmueble debía protegerse por su valor racionalista al ser el de más valor de la zona. Es uno de los informes en los que también se apoyan los impulsores de esta iniciativa para salvaguardar el edificio. En cualquier caso, el más reciente es en el que se apoya el alcalde, el mencionado de 2018, en el que hace énfasis en que dicho informe relata que el actual inmueble "está fuera de escala, tiene un volumen por encima del valor del entorno y gran impacto", destacaba el regidor.   

Noticias relacionadas

next
x