X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de marzo y se habla de alicante infraestructuras vox alicante benidorm

conclusiones tras la mesa de patrimonio 

Cultura aún no tiene el proyecto del edificio ni del aparcamiento del Mercado Central de Elche

15/12/2018 - 

ELCHE. El viernes se celebró varios meses después una nueva Mesa de Patrimonio, aunque con carácter extraordinario, para debatir única y exclusivamente del Mercado Central, dados los últimos acontecimientos, rechazo de Conselleria de Cultura a ordenar a Aparcisa buscar el refugio inclusive. A él asistieron representantes de las formaciones políticas y diecisiete colectivos de ámbito patrimonial. Un espacio que volvió a poner de relieve las discrepancias en torno al proyecto, las novedades de Icomos o la falta de información de la propia Conselleria con respecto al propio proyecto de la adjudicataria.

La Conselleria aún está sin información básica del proyecto

Esta última fue una de las sorpresas que tuvieron lugar en la reunión, a la que también acudió el encargado del servicio territorial de Cultura de Alicante, quien recordó que la Conselleria sigue sin disponer del proyecto del edificio, ni del aparcamiento, ni de los accesos al mismo, un argumento mediante el cual se escudaron para señalar que por eso no se han podido pronunciar más en profundidad sobre las afecciones más concretas al patrimonio que hay en el entorno del Mercado Central. De hecho, esto significa que la administración autonómica a día de hoy sólo tiene el proyecto de tráfico entregado en abril de 2016, no los que se han estado trabajando ulteriormente y que fueron rechazados por técnicos municipales, o el de la salida por la calle Salitre que Aparcisa asevera haber enviado a la Conselleria.

También que está a la espera de recibir los informes de la empresa que realiza la tercera fase de las excavaciones para evaluar los hallazgos. En este sentido, el edil de Urbanismo, José Manuel Sánchez, aclaró que cuando finalicen las cuatro fases de los sondeos arqueológicos, Aparcisa deberá de presentar los proyectos básico, definitivo y de ejecución a la Conselleria de Cultura con los condicionantes arqueológicos que se marquen. Tras el visto bueno de Valencia, se remitirán al Ayuntamiento para que los someta a exposición pública.  

Urbanismo recuerda que pidió aclarar el asunto a Cultura

Asimismo, el propio Sánchez aprovechó para recordar que ya pidió a Conselleria que despejara el tema del refugio en julio, ahora que se ha hecho público que Cultura indica que para encontrar el refugio, a unos 14 metros, se ha de recurrir a un proyecto de ingeniería, con un pozo y no con métodos tradicionales de arqueología. Desde el servicio territorial se escudan en que el inspector de arqueología ha estado de baja y se ha vuelto a rescatar el asunto del refugio y el mercado en diciembre, por lo que es ahora cuando están en disposición de hacer el seguimiento pertinente. Así pues, la pelota sigue yendo de tejado en tejado entre sendas instituciones, cada cual achacando a la otra las cosas que no se han hecho o la forma de proceder.

En cualquier caso, no parece estar claro en el seno de ambas administraciones cuál es el criterio a seguir, o hay varios criterios. A la vez que se hacía público en el diario Información hace un par de días que Cultura no ordenará a Aparcisa buscar el refugio, indicó que se podría ratificar la protección Bien de Relevancia Local (BRL) cuando estuviera el catálogo autonómico de los bienes de la Guerra Civil. Sin embargo, otro técnico señaló que ese catálogo tardará años porque los municipios pequeños no tienen inventariado su patrimonio, y debía actuar el Consistorio.

La oposición carga contra el tripartito; los colectivos, contra el proyecto

Por otra parte, en la reunión se hizo patente la disparidad de criterios con respecto al proyecto del mercado. Mientras que Asadila (Amigos de La Alcudia) pidió que el proyecto mantenga algunos de los restos arqueológicos que no tienen consideración especial para la Conselleria de Cultura pero que muestran la forma de vivir de los antepasados ilicitanos, como son una vivienda andalusí, una bodega o los aljibes; el Institut d´Estudis Comarcals preguntó sobre la afección de los accesos al parking a la muralla planteados por la concesionaria Aparcisa y sobre la aparición de un muro de tapial aparentemente islámico aparecido en la plaza de las Flores; tanto desde el Partido Popular como desde Ciudadanos criticaron que se hiciera un monográfico sobre este tema, poniendo énfasis en que Elche tiene mucho más patrimonio y por lo tanto asuntos que tratar y que no pueden quedar en el olvido. Ambos defendieron seguir con el actual proceso. Desde Ciudadanos criticaron “la utilización partidista del Tripartito de un órgano municipal”, mientras que los populares volvieron a defender la legalidad del proyecto. Por su parte, los colectivos asistentes mostraron su contrariedad al proyecto, y el director de la Cátedra Pedro Ibarra lo calificó como “el mayor disparate de la ciudad de lo que llevamos de siglo XXI”.

Por último, también hubo intervención del jefe de la sección de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento, quien recordó que en 2011 se informó desde el servicio que era necesario un informe patrimonial pero se consideró que era suficiente con los antecedentes históricos que aparecen como anexo del Plan de Reforma Interior (PRI) así como que en 2012 se pidió lo mismo en un informe del arquitecto jefe de Patrimonio de la dirección territorial de Cultura.


Noticias relacionadas

next