X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el ministerio de cultura pide información por el proyecto del mercado

Compromís per Elx se va distanciando del PSOE por la gestión de asuntos clave para la ciudad

24/03/2018 - 

ELCHE. 2018 es un año de vital importancia para todos los partidos políticos, pero principalmente para el tripartito, ya que la gestión que haga del actual presupuesto, el último anual completo, se antoja fundamental para que puedan sacar pecho de cara a los comicios del próximo año. Al menos hasta entonces los socios de gobierno han de guardar la compostura. En el caso del PSPV y Compromís, no pueden permitir que se rompa para dejar el gobierno en el aire. Sin embargo, las grietas entre ambos siguen ensanchándose. A lo largo de la legislatura han sido momentos puntuales, pero esta semana ya han sido varias las críticas de la coalición ecologista a los socialistas por su gestión en asuntos importantes para la ciudad.

La última sacudida, cómo no, ha venido por el Mercado Central. La anterior semana, la formación verde solicitó en la Junta de Gobierno, al unísono con los colectivos de Salvem el Mercat, preguntar qué se sabía de los informes que se requirieron hace un año sobre cómo podía afectar el proyecto del nuevo mercado a los patrimonios de la Humanidad, incluyendo la Acequia Mayor —sistema de riego para el Palmeral— o el propio Misteri d’Elx, del que ya se presentó algún informe indicando que podría verse afectado por el ruido del tráfico ocasionado por la concentración de coches del futuro parking y el tráfico en la calle de la Casa de la Festa. Una pregunta que el partido pasó por la Junta y que los colectivos enviaron a varias instituciones como la Unesco y a la administración local y autonómica.

En efecto, la administración había solicitado información sobre la posible afección del proyecto a los dos patrimonios, pero el Ministerio de Cultura, quien a mediados de enero, mostró su preocupación por esto. Una notificación que se envió directamente a alcaldía, un cauce legal al que no suelen entrar estos asuntos. A su vez, el propio alcalde Carlos González no había hecho pública esta solicitud ministerial hasta ahora. Por otra parte, la propia respuesta tampoco ha sido muy profusa, ya que no ha especificado a sus socios de gobierno en qué términos se expresa esta solicitud de la administración nacional. Un hecho que ha acarreado el cabreo, una vez más, de Compromís, que ya denunció el año pasado la “opacidad” con la que los socialistas están gestionando el asunto del mercado.

Discrepancias importantes más allá de patrimonio

Por su parte, el portavoz de la junta y también de Compromís, Antonio García, señaló que esta falta de comunicación es puntual, sin embargo, esta misma semana su formación ya le ha pegado el toque de atención en varias ocasiones. Unas críticas que mientras que antes goteaban cada cierto tiempo, ahora se están concentrando en bastante en los últimos tiempos. Durante la semana, la portavoz del grupo Mireia Mollà mostraba el descontento con la forma de gestionar lo relacionado con el cierre de Radio Jove Elx por actuar unilaterlamente. “La solución ha estado mal planteada, no es culpa de la concejalía quedarse desierto el contrato, pero la manera de gestionarlo ha sido deficiente”, explicaba, y añadía que no se podía permitir el despido de sus trabajadores ni la privatización del servicio. Unas palabras que la responsable de Juventud, Tere Macià (PSOE), calificó de electoralistas.

En fechas anteriores, también desde Compromís se presionó a sus socios de gobierno para que se empezara a buscar el refugio de la Guerra Civil. Una alianza que por intereses superiores sigue de momento vigente, pero que con todo lo referente a Patrimonio y casos como el de Radio Jove, gestionados unilateralmente —lógico por otra parte, si se entiende que la concejalía es de los socialistas—, que están haciendo que las relaciones se vayan limando poco a poco. A lo largo del año se verá si alguno de los dos sigue interesado en tirar de la cuerda —Compromís tiene más que ganar— conforme se vaya acercando el ambiente electoral, ya que será bastante intenso siquiera antes de que empiece la campaña. Ya lo es, de hecho. Hay varias armas arrojadizas que serán protagonistas de lo que queda de gobierno como estos días se comprueba. La incógnita es saber su impacto. 


Noticias relacionadas

next