Hoy es 22 de julio

informe de nebeus sobre empleados 'nómadas'

Los británicos eligen Alicante como tercera ciudad para trabajar en remoto por delante de Málaga

9/01/2024 - 

ALICANTE. Alicante consolida su capacidad de atracción entre los llamados trabajadores nómadas y gana enteros en el mercado del turismo residencial (con una oferta que se ampliado en los últimos años con nuevos formatos de media y larga estancia, como los coliving) al convertirse en destino preferente para los ciudadanos de origen británico a los que les gustaría desplazarse a otro país para trabajar en remoto. Así lo señala, cuando menos, un estudio elaborado por la plataforma de pagos globales Nebeus a partir de una encuesta realizada a 400 profesionales del Reino Unido, en el que se identifica a Alicante como la tercera ciudad española preferida en el caso de tener la oportunidad de desempeñar su actividad laboral a distancia.

El estudio, elaborado a finales de 2023, precisa, en primer término, que España, con un 22%, se sitúa como destino favorito por parte de los británicos para trabajar en remoto. Le siguen Estados Unidos (19%), Francia (13%), Portugal (6%), el Sudeste Asiático (5%), América Latina (3%) y Europa del Este (2%). Por el contrario, un 20% de los encuestados no se planteaba mudarse para trabajar a distancia y un 12% elegiría otro lugar diferente. 

Y entre las distintas opciones del territorio nacional, Alicante figuraría como la tercera alternativa más escogida, al mismo nivel que Madrid, también en esa misma posición, al ser la ciudad preferida por un 5% de los encuestados. Con ello, la capital de la Costa Blanca adelantaría a otra ciudad mediterránea que suele figurar en las primeras posiciones de todas las clasificaciones en cuanto a turismo residencial y en cuanto a desarrollo de la economía digital. Se trata de Málaga, a la que Alicante también se aproxima ahora en estadísticas como la relativa al parque de vivienda turística, como informó este diario.

De acuerdo con el estudio, la ciudad del país que encabezaría el ranking sería Barcelona, con un 14%. Le seguiría València en segunda posición, al ser la alternativa preferida por otro 7% de los encuestados. Y a continuación figurarían Alicante y Madrid por delante de Málaga, que sería la seleccionada por otro 4%, el mismo porcentaje que Palma de Mallorca y, por tanto, en la misma plaza. En quinta posición se situaría Sevilla, por la que se decantaría otro 3%. Y el restante 46% de los encuestados no estaría seguro de qué ciudad elegir, según el estudio.

Hombre, 45 años y del sector transporte

El estudio, elaborado a partir de 10 preguntas, también permite extraer conclusiones respecto a las características tipo del trabajador nómada británico que escogería Alicante para ejercer su profesión a distancia. Su perfil sería el de un hombre de entre 45 y 50 años, procedente de un gran núcleo urbano y que trabaja dentro del sector del transporte y la distribución, según el estudio. En concreto, un 8% de hombres eligieron Alicante como primera opción frente a otras ciudades. Por su parte, el dato en mujeres fue del 3%.

La franja de edad mayoritaria de los profesionales británicos que se decantaron por Alicante se encuentra entre los 45 y 50 años (13%), seguida por la de 35 a 40 (7%) y la de 20 a 25 (4%). "Esta media de edad posiciona a Alicante como un destino no sólo en el que trabajar de forma remota, sino también como un posible lugar en el que jubilarse", apunta el estudio.

En lo referente al lugar de origen, un 6% de los británicos que se decanta por Alicante procede de grandes núcleos urbanos, seguido por un 2% que viene de provincias. Y en cuanto al sector empresarial, un 14% trabaja en transporte y distribución, mientras que un 13% lo hace en servicios financieros. El 25% de los encuestados que elegiría Alicante como primera opción son encargados o supervisores de otros empleados, seguidos por un 13% que se dedica a oficios (fontanero, electricista, etc.).

Atractivo nacional

Por lo que respecta a las conclusiones respecto a la elección de España como destino laboral, el estudio pone de manifiesto que un 53% de los profesionales británicos estaría dispuesto a mudarse a España si tuviese la oportunidad de hacerlo sin cambiar de trabajo, frente a un 33% que no consideraría esta opción y un 14% que no sabe qué haría.

Además de este factor, existen otros incentivos que motivarían a los encuestados a elegir España como su lugar favorito para trabajar en remoto. El principal, con un 46%, es una mejor calidad de vida, seguido por la posibilidad de ahorrar dinero (19%) y una cultura y forma de vivir atractivas (12%). Y otros aspectos positivos para los encuestados, aunque menos relevantes, serían las oportunidades laborales (7%) y los incentivos fiscales (4%).

En el otro lado de la balanza se sitúan los retos que dificultarían mudarse a nuestro país, como la barrera lingüística (53%), alejarse de familiares y amigos (14%), o cuestiones fiscales (11%). También existe un 7% que duda de la estabilidad económica de España y un 5% que piensa que las diferencias culturales podrían suponer un problema.

El estudio también revela que el 89% de los profesionales británicos no conoce de la existencia de la visa de trabajo ofrecida por España para los nómadas digitales. A pesar de este desconocimiento, un 56% muestra su interés por hacer uso de ella, frente a un 33% que no lo consideraría.

Más poder adquisitivo

Además, un 29% de los profesionales británicos encuestados piensa que su poder adquisitivo sería mayor en España que en Reino Unido, según el estudio. No obstante, la mayoría, un 38%, no lo tiene claro, un 22% cree que sería similar y tan sólo un 11% opina que sería menor.

De igual modo, a la hora de mudarse a un país extranjero, los británicos consideran importantes aspectos financieros como la posibilidad de realizar transferencias internacionales de forma fácil y económica (27%), disponer de seguros o protecciones financieras (21%), poder acceder a tarjetas aceptadas internacionalmente (19%) o contar con facilidades en préstamos para expatriados (4%).

Finalmente, entre los principales retos financieros que podrían encontrarse al mudarse y trabajar desde otro país, los encuestados señalan los costes sanitarios (31%), el coste de la vida (21%), o los planes de jubilación y ahorro (10%). 

Noticias relacionadas

next
x