Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

foro alicante plaza en distrito digital

Política y empresa se conjuran para que Alicante sea destino de teletrabajo y nómadas digitales

13/12/2020 - 

ALICANTE. La pandemia del coronavirus ha puesto el foco en las nuevas formas de organizar las empresas, con el teletrabajo como protagonista, inicialmente de manera forzosa y con el paso del tiempo como una alternativa atractiva para las firmas y los trabajadores que pueden llevarlo a cabo por la naturaleza de sus tareas. En este nuevo escenario, la provincia de Alicante, que ya había dado los primeros pasos hacia su conversión en hub digital dos años antes de la pandemia, aspira a posicionarse como destino atractivo para los teletrabajadores y para los nómadas digitales.

En torno a este objetivo giró el foro organizado por Alicante Plaza en el Distrito Digital el pasado jueves, y que reunió al subdirector del Distrito, Rufino Selva, su dircom, Mayte Vañó, Juan Pablo Bonel de Accenture, Carlos Quílez de Opencable, Julio Sánchez de Energy Sistem, Hugo Grange de Lucky Paradise, Jon Hormaetxe de Sun&Co, Javier García de la UA, Paula Giménez de Asisa, Soledat Berbegal de Actiu, José Luis Valverde de Devesa&Calvo, y Pedro Sánchez de Zataca Systems. Todos ellos, moderados por el director de Alicante Plaza, Miquel González, realizaron sus análisis de la situación y sus propuestas para convertir Alicante en destino preferente de empresas deslocalizadas y nómadas.

En este sentido, los dos representantes del sector del coliving, Hugo Grange y Jon Hormaetxe, destacaron el impacto que puede suponer para Alicante su posicionamiento como destino de nómadas digitales, un público interesado en viajar y al que la pandemia ha afectado más "por el encierro que suponía que por la enfermedad". Hormaetxe, de Sun&Co, ejerce desde hace cinco años como punta de lanza de los espacios destinados a nómadas digitales desde Xàbia, que ha logrado posicionarse, pero destacó que queda mucho trabajo para situar la provincia en el mapa de los nómadas. Grange, por su parte, subrayó los atractivos de Alicante para este público y avanzó que su empresa está buscando posibles ubicaciones para un nuevo coliving.

Desde la operadora Opencable, Carlos Quílez destacó el "reto" que supuso la pandemia para el sector esencial de las telecomunicaciones, "trabajando al 200% con 40 millones de usuarios en sus casas", y se mostró satisfecho del resultado. Mientras, el directivo de Energy Sistem consideró que la pandemia ha traído una "nueva forma de trabajar, que al principio fue traumática pero luego ha funcionado bien, y es el futuro". "Vamos a avanzar diez años entre 2020 y 2021, se ha establecido la libertad geográfica para trabajar, y Alicante resulta muy atractivo".

Paula Giménez, por contra, ofreció la visión sanitaria del teletrabajo, que conlleva "unos cambios de rutina" que hay que controlar para evitar secuelas, por ejemplo por la falta de luz, de movimiento o de sueño. Actiu, con las oficinas vacías, ha tenido que "reinventarse", como contó Soledat Berbegal, "todos somos cada vez más nómadas, es un proceso relacionado con la cultura, y abre una posibilidad para Alicante: hay que adaptar al teletrabajo también los hoteles y restaurantes". La visión legal la aportó el letrado de Devesa& Calvo: "El teletrabajo no es una medida de conciliación, es una forma de trabajar, la conciliación tiene que existir previamente", advirtió. "Plantea algunos problemas como la compensación de gastos, y la falta de contacto físico y de 'apego' a la organización".

Juan Pablo Bonel, por su parte, consideró que "la parte positiva" de la pandemia es que "las grandes empresas que eran reticentes al teletrabajo se han visto forzadas, y se ha demostrado que se trabaja bien y los proyectos salen adelante". Así, consideró que "el teletrabajo ha venido para quedarse, aunque supone el riesgo de perder el sentimiento de pertenencia", por lo que aconsejó "combinarlo con el trabajo presencial". Pedro Sánchez, cuya empresa ha sido pionera en implantar la jornada de cuatro días (con las mismas horas y sueldo), destacó que "la pandemia nos ha hecho avanzar muchísimo, y de hecho la ley del teletrabajo encorseta algo que ya estábamos haciendo y le resta flexibilidad, que es su razón de ser, al obligar a poner horarios y fichar".

El profesor de la UA Javier García, experto en el fenómeno de los nómadas digitales, alertó de que "hay muchos destinos intentando atraer este nuevo perfil", y pidió reflexionar sobre cómo la Administración y las empresas pueden impulsar Alicante. "El Mediterráneo no es un destino para los nómadas, que miran más al Pacífico, pero tiene mucho potencial", y consideró que solo falta que el sector perciba que "se les pone la alfombra roja, como sucede en otras regiones".

Captar startups y generar un ecosistema

La segunda parte del foro se centró específicamente en el fenómeno de los nómadas digitales, y Julio Sánchez apostó por "poner el foco en Europa, el mochilero no es nuestro cliente; es importante captar startups porque aquí no hay apenas aceleradoras o vehículos de inversión". Mayte Vañó terció para avanzar que Distrito Digital ha creado "una nueva figura, el International Partner, con el cual una empresa extranjera interesada en estar en Alicante tiene un año para probarlo con personal desplazado. "Ha tenido buena acogida, queremos fomentar que se cree un ecosistema". Hugo Grange destacó en este sentido que el clima y las comunicaciones de Alicante son un punto a favor para trabajar en esta dirección, mientras Jon Hormaetxe llamó la atención sobre que "lo que busca un nómada digital son otros nómadas digitales, y para eso hay que apostar claramente por el sector, con eventos y trabajo en remoto". 

El experto de la UA completó el argumento: "Buscan lugares donde ocurren cosas, en Berlín no están precisamente por el clima. Muchos europeos nos tienen como segunda residencia, pero el sector es distinto, no se trata de personas con alto poder adquisitivo, sino más dinámico". Berbegal, por su parte, consideró que atraer nómadas digitales es un plus para el sector industrial que necesita digitalizarse, con un perfil de nómada más familiar como objetivo, y Asisa puso en valor que "una ventaja que tenemos respecto a Bali es la seguridad sanitaria". 

Zataca Systems puso sobre la mesa el coste de la vida en la provincia como ventaja respecto a Madrid o Barcelona, lo que facilita captar nómadas que "van a ganar lo mismo que en Estados Unidos pero gastando mucho menos, con lo cual su sueldo se duplica", y apostó por replicar la oferta que supone Distrito Digital como elemento diferenciador. Por su parte, Opencable apostó por invertir en promoción. "Alicante tiene muchos atractivos, vamos a contarlo". El abogado de Devesa&Calvo pidió incluir en el debate una estrategia para "potenciar el tejido empresarial de la zona, no solo traer de fuera, para tener un ecosistema más completo".

En cuanto a la estrategia para vender Alicante, el responsable de Energy Sistem consideró que habrá más posibilidades "si vendemos la provincia en su conjunto; al ir a Europa hay que ofrecer el clima, la gastronomía, la seguridad... y potenciar el sistema de incubadoras y aceleradoras". El impulsor del coliving Sun&Co, por su parte, apostó por "ser atractivos, hacer que sucedan cosas para posicionar el destino", y ofreció una clave a tener en cuenta. "La gente al final se cansa de trabajar en remoto por la soledad que implica, y busca vincularse a una empresa". Carlos Quílez opinó que Alicante tendrá más posibilidades como marca si se vincula toda la provincia, ya que "una Smart Province tiene más opciones que la ciudad sola, somos un 'pequeño País Vasco'". 

Desde Asisa celebraron que "tenemos una provincia muy variada, preparada para el teletrabajo y que es conocida por su calidad de vida", y puso el ejemplo de una familia norteamericana que, tras un mes y medio teletrabajando en la Playa de San Juan, ha decidido adquirir una vivienda en la zona. "Hay que ver qué nos falta". Y para ello, el representante de la UA lanzó dos ideas. Por un lado, "crear un grupo permanente de trabajo con empresas del sector, de la hostelería y el turismo, y la Administración", para trabajar en una estrategia global. Y por otro, destinar parte del edificio de la biblioteca municipal de Alicante frente al Postiguet, que tiene varias plantas en desuso, en un centro coliving para nómadas. Accenture, por último, vio una "oportunidad para atraer talento" en el "teletrabajo forzado por la pandemia", pero pidió "invertir en I+D+i y demostrar que podemos hacer proyectos fuera de las instalaciones clásicas".

Noticias relacionadas

next
x