X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Alerta Benja

Portillo no da por perdido a Pablo Íñiguez; se reunirá con Samuel y Chechu para abordar su renovación; e insiste en que el día 22 se espera a Jona y Álvaro Pérez para ejercitarse a las órdenes de Planagumà.

2/07/2019 - 

ALICANTE. Si su fichaje en invierno requirió de un inesperado giro del destino, en la forma de grave lesión de Emaná, su continuidad parece que también va a necesitar de un empujón extra.

Benja Martínez cumplirá 32 años el próximo mes de agosto, onomástica que en las oficinas de Foguerer Romeu Zarandieta desean que viva de blanquiazul, pero en las últimas horas, especialmente desde el no ascenso del equipo, son varios los clubes que han llamado a la puerta del futbolista con cuyo agente, Juan de Dios Carrasco, Javier Portillo tenía apalabrada (en caso de ascenso) pero no cerrada la continuidad.

No obstante haberse quedado a las puertas de regresar al fútbol profesional con el Hércules, el delantero no esconde que el equipo blanquiazul es su primera opción, pero ya se sabe cómo es el mercado, especialmente el de verano: estamos ante un futbolista que lo ha jugado todo desde su llegada al club del Rico Pérez y que ya venía de hacer lo propio durante la primera mitad del curso con el Elche en Segunda División A, categoría a la que ascendía con los franjiverdes hace ahora año, 12 meses después de hacerlo también con la Cultural Leonesa.

Benja ha anotado tres goles en los 13 partidos de Liga que ha participado y uno en los seis de 'play-off'. Ahora mismo se encuentra en Barcelona, disfrutando de sus vacaciones, al margen de una negociación con el Hércules que todos esperan que tenga un final feliz, empezando por Lluís Planagumà y el propio Portillo.

En la misma situación que el delantero de Terrassa se encuentra Jesús Alfaro: además de haber llegado a mitad de curso y en calidad de cedido, al extremo palmerino le restaba un año de contrato con su club de origen del que ha quedado liberado (previa rescisión pactada): si en el caso del primero, el Elche le finiquitaba ese curso, quedando libre a 30 de junio, tanto de lo mismo ocurría con el Real Zaragoza y un Alfaro cuya continuidad en Alicante no está cerrada al no haberse ascendido.

Reunión con Chechu y Samuel

De los futbolistas que el 30 de junio quedaron libres, el Hércules no descarta que sigan perteneciendo a su disciplina desde Pablo Íñiguez (tiene ofertas de categoría superior, pero Portillo no lo da por perdido todavía) a Chechu Flores, pasando por Samuel Llorca. Con el jiennense y el alicantino el director deportivo quiere reunirse para abordar su renovación. Eso sí, las condiciones de la oferta serán inferiores a las que contractualmente tenían hasta ahora. 

Álvaro Pérez y Jona

En cuanto a los jugadores con contrato en vigor y que han contado menos para Planagumà, como es el caso de Álvaro Pérez y Jona Mejía, desde el Hércules insisten en que se les espera para realizar la pretemporada a las órdenes del técnico barcelonés.

Noticias relacionadas

next
x