Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

cuenta con  unos 135 puestos de productos de primera necesidad

Torrevieja es el único municipio de la Vega Baja que no ha vuelto a instalar el mercadillo semanal

16/05/2020 - 

TORREVIEJA. Rafal, Bigastro y Benejúzar fueron los primeros municipios de la Vega Baja en instalar de nuevo su mercadillo semanal. Fue el 30 de abril, el primer día que indicaba el protocolo autonómico para la reapertura y con las indicaciones que marcaba de distanciamiento entre puesto y puesto y la entrada y salida al espacio delimitado en el que debía instalarse. Quince días después Torrevieja no tiene fijada una fecha para la vuelta de los puestos. Es el único de la comarca que no ha vuelto a instalar su mercadillo semanal.

Torrevieja celebraba su mercadillo semanal todos los viernes en el recinto del parque Antonio Soria. Cuenta con una extensión de unos 80.000 metros cuadrados. Desde que se decretó el estado de alarma ante la pandemia de la covid-19 su actividad se mantiene cancelada. Del mismo modo que el mercadillo de los miércoles en La Mata.

El mercadillo torrevejense es uno de los más grandes y que aglutina a más número de puestos de toda la provincia. En condiciones previas a la covid-19, el parque Antonio Soria acoge a unos 500 puestos. Las directrices para la reapertura de los mercadillos indican que solo pueden instalarse los puestos de primera necesidad, alimentación e higiene. Este filtro dejaría el mercadillo en unos 140 puestos. Esto supone más puestos que muchos mercadillos de la comarca al completo. 

El concejal de Mercados, Antonio Vidal, argumenta que "tiene que primar la seguridad y tener el control de la situacion, están los técnicos trabajando porque queremos abrir con garantías, tenemos varios obstáculos que lo dificultan". Señala que una de las dificultades es la de sacar los vehículos de los propios vendedores, que están aparcados detrás del puesto. La solución de sacarlos fuera, señala, dejaría sin aparcamiento a los clientes. En cuanto a La Mata, donde hay unos 40 puestos de alimentación, los principables problemas los ubica en la multitud de accesos con los que cuenta el mercadillo, ya que se instala en las calles. "Hasta que no tengamos una garantía de que haya un dispotivio especial para cubir todas las entradas y dentro del circuito se cumpla con todas las normas, no se puede reabrir, hay que ser cautos" justifica el edil.

"El único motivo es garantizar el control y no correr el riesgo de tener que volver a cerrar, queremos que una vez que abramos, el vendedor y el cliente vaya con seguridad y garantías" concluye Vidal.

El resto de la comarca ya ha celebrado su mercadillo o lo hará por primera vez la semana que viene. Es el caso de Guardamar del Segura, que reabrirá el próximo miércoles en una nueva ubicación. Los Montesinos, Callosa de Segura, Rojales, San Miguel de Salinas, Jacarilla, Redován y Catral también ha vuelto a instalar los puestos de primera necesidad. Orihuela, tras un anuncio que tuvo que aplazar, finalmente arrancó ayer con los primeros mercadillos de los once que tiene repartidos por todo el término municipal y en distintos días. 

Noticias relacionadas

next
x