Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La planta hotelera de Elche cierra agosto con una caída de la ocupación de 29,7 puntos respecto a 2019

14/09/2020 - 

ELCHE.  La tasa de ocupación hotelera en Elche (Alicante) ha cerrado el mes de agosto con "datos poco alentadores", según ha explicado este lunes la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE). En un comunicado, han detallado que la ocupación se ha quedado en el 61,8%, 29,7 puntos menos que en agosto de 2019. "Si bien se mejora el dato de julio, esta tasa está muy alejada de los valores conseguidos en la temporada alta de cualquier otro año de la historia reciente en la ciudad", han subrayado.

Además, han reconocido que no han sido "suficientemente efectivos" los esfuerzos "por conseguir clientes" y han expuesto que "los precios tampoco han logrado mantener el nivel de temporadas anteriores". Así, "mientras agosto de 2019 obtuvo un ingreso medio por habitación disponible (revpar) de 65,83 euros, en esta ocasión este indicador se ha quedado en 53,30 euros; esto es, 15,53 euros menos", han señalado y han explicado que de esa manera "la rentabilidad de los establecimientos se ha situado sensiblemente por debajo de los niveles que permiten asegurar su sostenibilidad". En cuanto a la procedencia de los turistas, han indicado que "ha sido mayoritariamente nacional (78,9%), frente a un 21,1% de viajeros llegados de fuera de nuestras fronteras".

"Los únicos eventos que han conseguido animar las reservas han sido los partidos de fútbol disputados por el Elche C.F. en los últimos compases de la liga, que permitieron altas ocupaciones en algunos establecimientos. Sin embargo, las restricciones y recomendaciones negativas de viaje hacia España han supuesto un freno a la clientela internacional que la demanda doméstica ha sido incapaz de suplir", han seguido.

Sobre la evolución, AETE ha estimado que la situación sanitaria tras el periodo vacacional va a determinar "en buena medida" los resultados de septiembre. "Tradicionalmente en este mes se produce una progresiva sustitución del cliente vacacional por el cliente de negocios, congresos y eventos, pero en esta ocasión la incertidumbre es máxima debido a las incógnitas derivadas del Covid-19 y su impacto en todo tipo de segmentos de demanda", han expuesto.

A pesar de ello, AETE considera que "no debe darse por perdida la batalla" y para ello han estimado como "necesario, tal vez más que nunca, apostar por una gobernanza turística basada en el consenso entre las administraciones y el sector privado que permita obtener la máxima efectividad en las acciones emprendidas".

"Del mismo modo, es imprescindible arbitrar medidas que aseguren la supervivencia de los negocios y del empleo turístico en el corto y medio plazo", han zanjado.

Noticias relacionadas

next
x