X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

propuesta para su aprobación inicial a principios de marzo

El interventor avala el presupuesto del PP de Alicante: su debate, en plena campaña

11/02/2019 - 

ALICANTE. La propuesta de presupuesto del Ayuntamiento de Alicante para 2019 logra el visto bueno del interventor municipal y se coloca en la antesala de su debate de aprobación inicial en el pleno. El equipo de Gobierno, compuesto por 8 concejales del PP en una corporación de 29 ediles, prevé aprobarlo en la Junta Local de este martes con la intención de que pueda elevarse a la consideración del conjunto de grupos políticos con representación municipal en la primera semana de marzo, según ha concretado este lunes el concejal de Hacienda, Carlos Castillo

Si en ese momento la propuesta de planificación económica logra más votos a favor que en contra, la aprobación definitiva y su consecuente entrada en vigor se produciría un mes después, en abril, tras su exposición al público durante 15 días para la presentación de alegaciones, y un plazo prácticamente equivalente para su resolución. O lo que es lo mismo, el documento tendría eficacia en el arranque de la campaña electoral de las municipales del próximo 26 de mayo. 

Los populares lograrían así el objetivo con el que vienen trabajando desde el pasado mes de julio: llegar a la cita con las urnas con un presupuesto nuevo. Además, el primero sin quedar sujeto a los límites que venía imponiendo el llamado Plan de Ajuste desde 2012, después de que se aprobase su cancelación definitiva, el pasado noviembre.

Por lo pronto, el PP sigue sin contar con el respaldo explícito de ningún otro grupo político, de modo que no existe ninguna garantía de que el planteamiento quede aprobado. Es más, puede darse la circunstancia de que los cuatro grupos de la oposición (PSOE, Guanyar, Ciudadanos y Compromís), junto a los dos ediles no adscritos, Nerea Belmonte y Fernando Sepulcre, sumen sus votos para forzar al gabinete de Luis Barcala a aplicar cambios en la fase de enmiendas, cuando la propuesta de acuerdo se exponga al dictamen de la Comisión de Hacienda. Aquellas propuestas de modificación que sean técnicamente viables y que sumen mayoría, deberán quedar incorporadas al documento definitivo.  

En principio, fuentes municipales han detallado este lunes que la propuesta cuenta con el aval del interventor, quien habría concluido que "el presupuesto sometido a fiscalización se presenta equilibrado en sus estados de ingresos y gastos, cumple con sus otros equilibrios internos, ahorro neto positivo, estabilidad presupuestaria y objetivo de deuda". El proyecto aumenta en un 3,68% para situarse en 257.699.212 euros, con un incremento de 7,3 millones en el gasto social y una inversión de cerca de 16 millones.

La fecha para la convocatoria de la Comisión de Hacienda se espera para finales de febrero. En cualquier caso, según Castillo, tras la aprobación del documento en Junta Local, quedará abierto el plazo de presentación de enmiendas por parte de los grupos municipales "que puede ser de tres días hábiles si se tramita por la vía urgente, o de seis días". Las enmiendas podrán versar sobre las bases del presupuesto, los ingresos o los gastos, pero han de modificarse aumentando o reduciendo partidas dentro de un mismo área.

Noticias relacionadas

next
x