X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de marzo y se habla de cohousing PIMESA benidorm PP ALICANTE elisa díaz altea

ascenso de las consellerias de la coalición en los presupuestos

El gol de Oltra en el descuento desequilibra la balanza a favor de Compromís en las cuentas

1/11/2018 - 

VALÈNCIA. La presentación de los Presupuestos de la Generalitat para 2019 deja, al margen de los más profundos y detallados análisis sobre el contenido de las cuentas, una fotografía clara y sencilla que se percibe atendiendo a los datos generales ofrecidos en rueda de prensa por la vicepresidenta y portavoz del Ejecutivo, Mónica Oltra, y el conseller de Hacienda, Vicent Soler.

Las consellerias que controla Compromís han logrado en total un fuerte incremento de sus recursos hasta acercarse en el total a las que lidera el PSPV del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pese a que los socialistas dirigen la cartera con mayor cantidad de recursos recibidos que es Sanidad. Así, según las cuentas presentadas este miércoles, los departamentos capitaneados por la coalición valencianista (Igualdad, Educación, Economía, Agricultura y Transparencia) gestionarán en 2019 un total de 7.550 millones de euros mientras que los gobernados por los socialistas (Presidencia, Hacienda, Justicia, Sanidad y Obras Públicas) manejarán 8.201 millones de euros. 

Ahora bien, atendiendo al crecimiento respecto al anterior ejercicio de los distintos departamentos puede apreciarse el empujón recibido por Compromís en los presupuestos. El partido que lidera Oltra ha conseguido que el conjunto de sus consellerias reciban un total de 853 millones de euros más de los que obtuvieron el año pasado, donde sus áreas se vieron agraciadas con 6.696 millones por los 7.700 -mil más- que manejaron los socialistas.

Pero, ¿en qué se basa este incremento? Tal y como informó este diario horas atrás, en la víspera de la jornada previa a la presentación de las cuentas se produjo una reunión entre Puig y Oltra precisamente para acercar posturas y desatascar la recta final de las negociaciones presupuestarias. De ese encuentro salió un notable incremento para el departamento de Igualdad y Políticas Inclusivas que regenta la vicepresidenta: un ascenso de 150 millones de euros que volaron de la cartera de Sanidad controlada por la socialista Ana Barceló.
El conseller de Hacienda, Vicent Soler, y la vicepresidenta Mónica Oltra. Foto: MARGA FERRER

Así, la maniobra en tiempo de descuento de Oltra fue decisiva para alcanzar un ascenso de sus partidas del 27,7% (334 millones) respecto al año anterior hasta alcanzar un total de 1.528 millones. En la otra orilla, Sanidad se quedaba en un incremento del 3,1% (245 millones), en vez del más del 5% programado inicialmente. La segunda conselleria de más envergadura, Educación, se lleva en cambio un ascenso del 7,1%.

Curiosamente, atendiendo una por una el resto de consellerias, se aprecia que, en líneas generales, los ascensos son más equilibrados. Los socialistas -en gran medida por las iniciativas de Vivienda exigidas por Podemos-sí  dispondrán de un 32% más (128 millones) en Obras Públicas, un nivel similar al que crece Transparencia si bien es una cartera menor presupuestariamente hablando.

Es decir, todo se resume en que la diferencia la hizo la vicepresidenta Oltra en la prórroga de la negociación con esos 150 millones que a última hora fueron retirados de Sanidad dado que, de no haberse producido esta situación, la igualdad en los incrementos se habrían distanciado en apenas 50 millones de euros entre las carteras que controlan los dos socios de gobierno y, de paso, las que dirigen los socialistas seguirían manejando casi mil millones más que las que supervisa Compromís.

Noticias relacionadas

next