X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

HITOS 2017

8 grupos valencianos que no olvidarán tan fácilmente 2017

A un mes de cerrar el curso existen una serie de grupos en la Comunitat que no tendrán tantas ganas de que termine 2017

30/11/2017 - 

VALÈNCIA. Ha llegado el momento y no vas a poder escapar. Van a acorralarte. Es más: vamos a acorralarte. Vas ser objeto de asedio. Vas a ser cercado, aislado y rodeado hasta que sucumbas a la presión. Es inútil del todo que trates de escapar. Se acerca el momento de empezar a pensar en tu propia colección de los mejores momentos del curso. Llega el momento de glosar los instantes más destacados del año, los hitos de la temporada. Debes hacerlo, además, sin salirte demasiado de lo que marquen los líderes de opinión de tu círculo más cercano y/o tribu urbana (si es que eso todavía existe). No te salgas de lo que esperan los demás. No quieras destacar. Un 10 en la escala Pitchfork es demasiado si no eres el prescritor de tu barrio: un 6 está bien.

Un vistazo a los 11 meses que contemplan 2017 en este momento -obviando todo el tiempo la perfecta posibilidad de que en lo que queda de año pueda suceder algo destacable- permite, sin embargo, no ya reunir con evidencia los mejores discos del curso, sino ofrecer una panorámica bastante representativa de lo que ha sucedido. Existen en cada año una serie de grupos y cantantes que deberían guardar el calendario de turno ante la posibilidad de que, en el futuro, la senectud les borre de un plumazo la grandeza de aquella temporada que significó algo. Recuerdos discográficos al margen, existen en València (y en la Comunitat) una serie de grupos que no podrán olvidar tan fácilmente 2017.

Los Zigarros, Gener, Sons of Aguirre, Mueveloreina, Laverge, Júlia, Johnny B. Zero o Ramírez Exposure son algunos de los nombres de la escena valenciana que habrán de recordar 2017 por diferentes motivos. Faltan mujeres en este artículo, como han faltado en la realidad de los acontecimientos: sigamos señalándolo, aunque tengamos que apuntar hacia nosotros mismos, para evidenciar una problemática evidente y tratar de solucionarla entre todos.

Los Zigarros

Si parece un pato, nada como un pato y grazna como un pato, entonces probablemente sea un pato. Telonear a los Rolling Stones es una de esas cosas que no superan el test del pato; una de esas cosas que, efectivamente, parecen lo que son porque lo son. Tocar junto a la banda de Mick Jagger y Keith Richards debe de ser una de esos delirios locos que forman parte del universo onírico de los sueños. Este año ha habido una banda valenciana que lo ha hecho realidad. Los Zigarros se despertaron el 27 de septiembre -si es que llegaron a conciliar el sueño- como teloneros de los Stones (los Rolling a este lado del planeta) en Barcelona. Fue, además el único concierto que los ingleses ofrecieron en España.

Los valencianos, que actuaron delante de 50.000 personas en el Lluís Companys de Barcelona, formaron parte de la lista de acompañantes de Jagger, con nombres como The Hellacopters (en Suecia), Leon Bridges (en Países Bajos), Kaleo (en Alemania) o Cage The Elephant (en París). Todos ellos con una proyección internacional de la que no disfrutan Los Zigarros. El grupo de los hermanos Tormo, con poco más de un lustro de vida -tras Los Perros del Boogie-, ya pueden marcar 2017 como el año en el que tocaron con los Rolling Stones. Los Zigarros, por cierto, actúan mañana en la Sala Repvblicca.

Gener

No hace falta coincidir con los Rolling Stones entre bambalinas para poder recordar un año con alegría. En el caso de Gener, la cosa va más por la cantidad que por la calidad -que también, ¿eh?-. La cantidad de conciertos que Oh, Germanes! les ha granjeado; la cantidad de páginas y minutos de protagonismo en los medios y, en definitiva, la cantidad de gente que en 2017 ha querido su pedazo de Carles Chiner y Gener. “Lo que me da miedo de todo esto es que la gente está hablando tanto de nosotros que algún día se va a hartar”, confesaba hace muy poco el cantante: “sé que funciona así y me va a joder cuando pase porque mis mejores cosas están por hacer”. Todo apunta, en efecto, que 2017 no será el único año que habrá de atesorar Carles Chiner.

Sons of Aguirre

David Saiz recordará 2017, seguro, como el año en el que incluyó un nombre más en su DNI artístico. Como el año en el que pasó de Día Sexto a WillyLET. Como el año en el que, junto a Víctor Barroso (Masa, MC Endesa), Sons of Aguirre empezó a recibir la atención de los medios y del público; lo que no había terminado de suceder nunca con Día Sexto desde mediados de los 2000. Este año, de repente y dos años después de su creación, Sons of Aguirre han llegado a actuar en el ViñaRock y cerrado giras de una veintena de fechas por el territorio nacional (el Vete a Cuba Tour).

Mueveloreina

Cualquier resumen de lo que ha sido o ha dejado de ser 2017 ha de reservar, indefectiblemente, una mención a Mueveloreina. El dúo formado por Carmen Sirera (Karma Cereza) y Joaquín Fuksbrauner (Joaco J. Fox) se encuentra en perpetuo movimiento: recientemente presentaron su última canción, el terciopelo de ‘Naturaleza Salvaje’, y lo siguiente que verá la luz con su sello será una colaboración imprescindible con El Coleta. Lo que se fue gestando la segunda mitad de 2016 ha terminado por dar sus frutos en 2017 con una fruición y una versatilidad inusitada. ¿No han sacado disco? No. ¿No les hace falta? Tampoco. Más de media docena de canciones en once meses han sido más que suficientes para reservarles un lugar destacado en las colecciones de los hitos de la temporada. Mañana viernes, una más: en La3 con One Path.

Laverge, Júlia y Johnny B. Zero

No es necesario haber tocado con los Rolling Stones para guardar con celo los recuerdos de 2017. Ni siquiera hace falta haber publicado un disco con el que, de repente, seas el más popular del instituto. Puede ser, incluso, tu primer disco. Es el caso de Laverge, sin ir más lejos: su primer disco, Handle This, es el producto de muchos meses de trabajo -que empezaron con forma de EP- y el sostén de unas expectativas que empezaban a fagocitarlos. Su debut, por encima de la media, ya les ha llevado a tocar lejos de València. Lo mismo le ha sucedido a Johnny B. Zero con su tercer disco, Birds, el que les ha consolidado en la parte noble de la escena valenciana y les ha dejado a un solo paso del salto definitivo; su último concierto por un tiempo en València, el 27 de enero en 16 Toneladas, servirá para despedir todo lo bueno de 2017 ya en 2018.

El caso de Júlia es algo diferente. Su segundo disco, Pròxima B, está ahí; de hecho, está tan ahí que en los últimos Premis Ovidi se llevó el galardón a la mejor producción. La combinación de un disco exquisito de pop sintético al que nadie se atreve a llegar en València y su reconfiguración a dúo -trío eventual con la producción de Carasueño- hace de 2017 un año que posiblemente recuerden durante mucho tiempo como el principio de una historia.

Ramírez Exposure

Otro que no olvidará fácilmente 2017 es Víctor Ramírez. ¿Porque fue el año en el que tocó en el South by Southwest? Puede ser. ¿Porque fue el año en el que grabó el disco con el sonido que siempre le había entusiasmado? Tal vez. ¿Porque pudo grabarlo con su ídolo Marc Jonson? Seguro. Para un personaje tan poco ligado a la escena valenciana y nacional, que parece siempre jugar en las fronteras de la no-adscripción deliberada, viajar a Nueva Jersey a grabar con Marc Jonson o Richard Lloyd y más tarde poder presentar el disco -Young Is The New Old- en directo en Austin tiene que ser una serie de hitos difíciles de obviar. “Creo que volveremos al SxSW y empezaremos a hacer más conciertos fuera de España”, cuenta Ramírez. 



Noticias relacionadas

next
x