X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

concursos sobre dos inversiones sostenibles

Ortiz vuelve al Ayuntamiento de Alicante y se perfila como contratista de obras por 600.000 euros

28/02/2018 - 

ALICANTE. Las empresas del controvertido promotor Enrique Ortiz (procesado en los casos Gürtel y Brugal) regresan a los concursos convocados por el Ayuntamiento de Alicante, tras un largo periodo de renuncia a participar en sus licitaciones. Y lo hace con éxito al perfilarse como previsible adjudicatario de dos proyectos por una suma de más de 600.000 euros (607.036), financiados con cargo al remanente de tesorería del presupuesto de 2017 (las llamadas inversiones sostenibles). 

Se trata, por un lado, del proyecto para la adecuación de caminos en las partidas rurales, que salía a licitación por un presupuesto de 165.000 euros, y del proyecto de urbanización de la calle Luis Amigo, en el barrio de Divina Pastora, por un precio tipo de 700.000 euros. Tras la apertura de los sobres con las propuestas económicas presentadas en la mesa de contratación de este martes, las ofertas de Ortiz fueron las mejor valoradas entre otras 12 y 16 plicas al plantear el precio económicamente más ventajoso para los intereses municipales, de 108.990 y 498.046 euros, respectivamente. Así, sus empresas se convertirán en previsibles contratistas, salvo que se constate que sus propuestas no reúnen las condiciones técnicas requeridas, o que se considere que las ofertas incurren en baja temeraria.

Las empresas del promotor se han apartado de los concursos municipales desde 2015, salvo en el caso de la reforma de la Casa de la Festa

Además, Tizor (una de las empresas del grupo) se convirtió en la segunda mejor clasificada por detrás de la registrada por Involucra. En este caso, se trataba de la reparación de los daños registrados durante uno de los temporales de lluvias de 2017 en los caminos del término municipal. El contrato salió a licitación por un importe de 1.823.441 euros; la oferta de Involucra (la mejor posicionada), fue de 1.155.514 mientras que la de Tizor fue ligeramente superior, de 1.160.172. A este segundo concurso se presentaron hasta 33 empresas distintas. 

Lo cierto es que desde las elecciones municipales de 2015 y el cambio de signo político en el Ayuntamiento, Ortiz no ha optado a licitaciones de relevancia, a excepción del concurso sobre la remodelación del edificio municipal que alberga la Casa de la Festa. De hecho, incluso renunció a seguir prestando el servicio de limpieza de colegios y dependencias municipales, en febrero del año pasado, por lo que su única vinculación contractual con el Ayuntamiento pasó a ser la prestación del servicio de limpieza viaria y recogida de la basura. Ortiz participa en la UTE concesionaria a través de Cívica y de Inusa, en la que redujo su representación al 30%, en 2017. Ahora, las compañías del grupo habrían invertido esa tendencia de desmarque al optar a esos tres concursos. Y a ellos se añadiría un cuarto: el relativo al servicio de mantenimiento de calzadas. En ese proceso, por un presupuesto de licitación de 1,9 millones, la oferta de Ortiz fue la segunda mejor clasificada. La adjudicación está paralizada ahora tras la presentación de hasta dos recursos ante el Tribunal Central de Recursos Contractuales que depende del Ministerio de Hacienda. 

Noticias relacionadas

next