X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

crisis tras el nombramiento del nuevo coordinador

EU se abre en canal: el sector de Romero duda de la elección de Sevilla y forzará otra asamblea

21/02/2018 - 

ALICANTE. La agrupación de Esquerra Unida (EU) en Alicante se instala definitivamente en el conflicto. Lejos de calmar las aguas, tanto la asamblea que eligió a su nuevo consejo político, el pasado viernes, como el nombramiento de su coordinador Luis Fernando Sevilla, este lunes, han avivado las tensiones internas entre las dos sensibilidades que han acabado emergiendo en los últimos cuatro meses, en paralelo al proceso por el que se produjo una redistribución interna de las competencias de sus concejales y a la salida de Guanyar del equipo de Gobierno

Por un lado, se encuentra el sector afín a su excoordinador local, José Luis Romero, en el que militan el portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, y la edil Julia Angulo, además de dos de las asesoras del grupo municipal, Esther Rubio y Paloma Serrano, entre otros. Y por otro, los alineados en torno al también excoordinador local, José Antonio Fernández Cabello, y a los miembros de la mesa de coordinación de Guanyar, entre los que figura Sevilla, además de los concejales Víctor Domínguez, Daniel Simón y Marisol Moreno.

Los primeros ya anticiparon, en la primera reunión del nuevo consejo político, que iban a mantener una posición "beligerante" respecto a las directrices que puedan adoptar los miembros de la candidatura que ganó la votación en asamblea. Sobre todo, al considerar que el perfil de Sevilla no era el más adecuado para dirigir la organización. Primero, porque su trayectoria en EU "es casi desconocida". Segundo, porque estimaron que no se había seguido el procedimiento lógico al proponerle a él en lugar de a Fernández Cabello como cabeza de lista. Y tercero, porque defendieron que Sevilla había tenido un comportamiento desleal con la organización. ¿En qué sentido? Por la interrupción de su militancia en la coalición durante algunos años en los que, según se sostiene, Sevilla intentó un supuesto acercamiento a Iniciativa (una de las tres patas que componen Compromís, junto al Bloc y Els Verds) que quedaría reflejado en su inclusión en una lista de correo de esa organización.

Este martes, a esos tres factores se añadió todavía un cuarto argumento más: que Sevilla podría no estar legitimado para ser coordinador por el mismo motivo por el que no pudo votar en la asamblea del viernes: no estar al corriente del pago de la cuota de afiliación en ese momento. Fuentes de esta sensibilidad precisaron que se exploraría la posibilidad de impugnar su nombramiento en el caso de que se hubiese producido una vulneración de los estatutos nacionales de la organización.

Los afines al excoordinador podrían impugnar el nombramiento de Sevilla al no haber podido votar en la asamblea del viernes por no estar al corriente del pago de la cuota de afiliación

Al margen de ello, los afines a Romero también prevén forzar la convocatoria de una asamblea extraordinaria para que los militantes de EU que han dirigido y participado en el nuevo proceso de selección de los asesores municipales ofrezcan explicaciones ante la asamblea. Esa petición ya se expresó en el consejo político de este lunes y fue rechazada con los votos de los ocho consejeros elegidos por la lista de Fernández Cabello y Sevilla. Ahora, según las mismas fuentes, se trata de utilizar los mecanismos marcados estatutariamente y registrar una petición formal avalada con las firmas de un 15% de los militantes para que la asamblea tenga que celebrarse de modo obligatorio.

Fuentes del sector afín a Fernandez Cabello y al propio Sevilla consultadas por Alicante Plaza lamentaron la posición adoptada por los seguidores de Romero y quitaron trascendencia a las insinuaciones. En primer término, precisaron que el propio Fernández Cabello había manifestado en la asamblea del viernes que él encabezaba la lista pero que no se postulaba como coordinador. 

En segundo lugar, sobre la presunta deslealtad de Sevilla y su presunto acercamiento a Iniciativa, señalaron que el único vínculo existente es una relación de amistad con uno de sus dirigentes. Y sobre el impago de la cuota de afiliación y la imposibilidad de ejercer su voto, apuntaron que sí hubo un retraso en el momento en el que se produjo el cargo en su cuenta (habitualmente, el 2 de enero, pero demorado hasta principios de febrero) derivado de un cambio de entidad bancaria. Es más, señalaron que Sevilla había recurrido su exclusión de la votación en la asamblea al alegar que él no había sido el causante de esa demora en el cargo.     

Noticias relacionadas

next