X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

conflicto por el control del grupo municipal 

La salida del gobierno enfrenta a Guanyar y EU en una guerra por el liderazgo en el Ayuntamiento    

13/12/2017 - 

ALICANTE. La salida de Guanyar del equipo de Gobierno, registrada el pasado 15 de noviembre, ha abierto brecha entre los integrantes de la plataforma electoral y en las relaciones con su socio mayoritario, Esquerra Unida (EU), en una pugna por la dirección de su acción política en el Ayuntamiento. La crisis, larvada al menos desde principios de septiembre (cuando, entre otras decisiones, se acordó que Miguel Ángel Pavón relevase a Víctor Domínguez como concejal delegado de Limpieza, con el consiguiente descrédito de su gestión que se trasladaba a la opinión pública), acabó estallando en una asamblea celebrada este lunes en la que la unanimidad de los asistentes (64) aprobó que se convocase un nuevo procedimiento público para seleccionar a las personas que debían desempeñar funciones de asesoría del grupo municipal como personal de confianza. 

El acuerdo se votó pese a que el coordinador local de EU, José Luis Romero, había presentado una impugnación al respecto al considerar que la convocatoria de la asamblea se había saltado el procedimiento marcado en los estatutos por los que se rige la plataforma (falta de comunicación y caducidad de la mesa de coordinación, entre otros). Y ahora, ni en Guanyar ni en EU se tiene claro en qué puede derivar ese conflicto. Nadie quiere contemplar posibles escenarios de ruptura del grupo municipal ni de probables medidas disciplinarias. Pero, según las fuentes consultadas, esas opciones existen y -si no se disipa la controversia- podrían activarse. Por lo pronto, EU ya ha convocado a su consejo político este jueves para abordar la situación de manera específica.    

Según fuentes de la dirección de Guanyar, la propuesta sobre el proceso de selección del personal de confianza se incluyó en el orden del día de la asamblea después de que los cinco concejales del grupo municipal no se pusiesen de acuerdo sobre quiénes debían ocupar esas plazas de asesor. Desde la salida de Guanyar del Gobierno, el grupo municipal dispone de sólo dos retribuciones para la contratación de asistentes, frente a las ocho con las que contaba desde el inicio de mandato. Según las mismas fuentes, los cinco concejales acordaron que esos puestos seguirían siendo ocupados de manera provisional por tres personas contratadas en junio de 2015 como asesores del conjunto del grupo, al margen de los asistentes de los que disponía cada concejal. El problema se planteó con la prolongación de esa provisionalidad. Hace dos semanas, Víctor Domínguez, Marisol Moreno y Daniel Simón abogaron por la convocatoria de ese concursillo al que Guanyar ya recurrió en 2015 para cubrir esas plazas. Su portavoz, Miguel Ángel Pavón, y la edil Julia Angulo insistieron en la continuidad de los asesores del grupo al considerar que eran de su absoluta confianza y que ya habían pasado por ese proceso de selección.

La disputa saltó a la Mesa de Coordinación de Guanyar, que convocó la asamblea de este lunes y planteó la propuesta de proceso selectivo para su debate. A la cita no acudieron ni Pavón ni Angulo. Los asistentes debatieron la impugnación planteada por el coordinador de EU, la rechazaron y aprobaron la convocatoria de ese concursillo "con más participación y más votos que en la asamblea que decidió el abandono del gobierno". El problema casi irresoluble es cómo se debe ejecutar ahora ese acuerdo que la dirección de EU no reconoce como válido. 

Por un lado, el portavoz de Guanyar, Luis Fernando Sevilla, apuntó que el acuerdo se trasladará a la comisión de selección de personal para que fije las bases del proceso de selección: como en circunstancias anteriores, se tendrán en cuenta criterios objetivos (currículum, experiencia, formación...) y subjetivos (entrevista con el grupo de concejales). A ese proceso, podrían presentarse los tres asesores actuales. Una vez fijadas las bases, se dará traslado al grupo municipal para que desarrollen el proceso y apliquen su resultado. En principio, el trámite de comunicación oficial de las personas a contratar es responsabilidad del portavoz municipal: Pavón.

Por otro lado, el coordinador local de EU, José Luis Romero, señaló que la impugnación de la asamblea y de los acuerdos que se votaron sigue pendiente de resolución y que debe ser el comité de garantías de Guanyar quien decida al respecto. El problema es que ese comité no estaría constituido formalmente y sus funciones las asumiría la propia asamblea. De ahí que EU, que aporta a un 70-80% de la composición de Guanyar (al margen de representantes de Podemos a título particular, militantes de ERPV y de personas sin afiliación política), pretenda fijar una posición sobre la legitimidad de esa asamblea en su reunión del jueves. 

Nadie contempla posibles escenarios sobre un relevo de Pavón como portavoz o sobre la aplicación de medidas disciplinarias, pero las dos opciones existen        

¿Dónde está en realidad el foco del conflicto? ¿Por qué la dirección de EU impugnó una asamblea en la que, sobre el papel, se iba a debatir una propuesta de modo democrático? Existen versiones enfrentadas al respecto. Fuentes de la plataforma electoral consultadas por Alicante Plaza precisaron que en el trasfondo de la disputa se esconde la pugna por el control del grupo. Y, en último término, una supuesta maniobra para desgastar a Pavón o, incluso, para llegar a relevarle como portavoz. Así lo refleja, de hecho, una comunicación interna remitida por la cúpula de EU a la militancia este mismo lunes, a la que tuvo acceso este diario. 

En ese escrito, se informaba a los afiliados sobre el registro de la impugnación de la asamblea y se les animaba a no participar en ella. "Adjunto se remite el texto de la impugnación del coordinador local de EU, de la asamblea de Guanyar Alacant convocada para el día de hoy. La razón de pedir la nulidad de la convocatoria es la falta de cumplimiento del reglamento de funcionamiento de Guanyar Alacant, la ilegítima utilización de su estructura burocratizada, para socavar la cohesión del grupo de concejalas/es y, en particular, para desautorizar a nuestro portavoz municipal Miguel Ángel Pavón", reza el escrito.¿Con qué fin podría buscarse esa desautorización? Según las mismas fuentes, con el objetivo de propiciar un hipotético acercamiento al PSOE, ya sea en este mandato o tras las municipales de 2019.

No obstante, otros sectores de Guanyar negaron que el puesto o el liderazgo de Pavón estuviese en duda. De hecho, según las mismas fuentes, así se habría dejado claro en el transcurso de la asamblea. A juicio de estos sectores, la impugnación registrada por el coordinador de EU resultaba desmedida, sorprendente e incluso equivocada porque suponía rechazar las reglas del juego que sí fueron válidas, por ejemplo, para convocar la asamblea en la que se decidió la salida de Guanyar del equipo de Gobierno. Es más, algunos militantes de EU avanzaron su intención de solicitar explicaciones al respecto. Ahora bien, en opinión de varios representantes de esta sensibilidad, lo que sí es evidente es que existe cierta división interna en el grupo de concejales sobre el papel desempeñado por los actuales asesores hasta el punto de sostener que se ha producido una pérdida de confianza por su trabajo focalizado en Pavón en detrimento del conjunto del grupo.                  

next