X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

pleno de aprobación definitiva el 12 de mayo

El tripartito lo fía todo al 'maná' del presupuesto para impulsar su gestión y capear polémicas

2/05/2017 - 

ALICANTE. Ya hay fecha para que el presupuesto anual del Ayuntamiento de Alicante quede aprobado definitivamente. Salvo cambio de última hora, el pleno en el que debe ratificarse está fijado para el 12 de mayo (hasta este viernes se había barajado la fecha del día 8). Y el equipo de Gobierno, el tripartito compuesto por PSOE, Guanyar y Compromís, se aferra a su entrada en vigor como maná caído del cielo -si se prefiere, como auténtica agua de mayo- para tratar de relanzar la gestión y poder capear las controversias desencadenadas en el último mes y medio: la polémica por los contratos directos de la Concejalía de Comercio (denunciados en Fiscalía por el PP y sujetos al escrutinio de una comisión de investigación); la anulación del encuentro institucional concertado con Ikea (con la revelación incluida de otros supuestos inversores interesados en Rabasa); los anuncios unilaterales sobre la hipotética construcción de un túnel submarino y su posterior transformación en un túnel (que sigue generando dudas en la Autoridad Portuaria) o el despido de la cuñada del portavoz del PP (que Echávarri se ha comprometido a readmitir forzado políticamente por el acuerdo alcanzado en el pleno de abril con los votos de PP y C's con el apoyo implícito de la abstención de Guanyar y Compromís). 

No es que en los presupuestos de 2017 exista un excesivo margen de maniobra. Los tres partidos ya dejaron claro en el debate plenario que no se trataba del presupuesto deseado, sino del único posible. Pero confían en que su desarrollo pueda activar actuaciones hasta ahora paralizadas por falta de recursos y que se pueda trasladar a la opinión pública el trabajo por la transformación de la ciudad que, según se admite, queda oculto por el ruido, las diferencias de criterio y la sensación de división interna. La idea compartida por varios de los ediles del tripartito es que, con la entrada en vigor de esos presupuestos, se podrá abordar la licitación de proyectos muy esperados y relevantes para la ciudad y se podrá trasladar que "lo importante es lo importante y lo accesorio es accesorio".  

En principio, la previsión económica que quedó aprobada inicialmente con la abstención de los ediles no adscritos, Nerea Belmonte y Fernando Sepulcre, se mantiene en su integridad. Los técnicos de la oficina de presupuestos de la Concejalía de Hacienda han evacuado ya su informe en el que plantean el rechazo de todas las alegaciones presentadas -en torno a una decena- al considerar que no se ajustan a los requisitos legales

En el tripartito se confía en que la entrada en vigor de las cuentas permita licitar proyectos y tener presente que "lo importante es lo importante y lo accesorio es lo accesorio"

La desestimación de esas objeciones debería tratarse en una comisión de Hacienda para la que se fijará fecha el martes 2 de mayo. Ese acuerdo se elevará a pleno en una sesión extraordinaria programada para el día 12, en la que debe lograr el mismo respaldo mayoritario (más votos a favor que en contra) que ya obtuvo en el pleno del 22 de marzo. A priori, no habría ningún motivo conocido que pudiese llevar a los dos tránsfugas a modificar su posición de partida y votar en contra.

Con ese trámite, sólo faltará que el acuerdo se publique en boletines oficiales, en un plazo de entre dos y tres días, para que los tres partidos aliados al frente del Ayuntamiento puedan hacer uso de las partidas asignadas a sus concejalías. De esos fondos dependen algunas iniciativas ya anunciadas, como el nuevo bono de transportes para jóvenes, o la redacción de los primeros proyectos incluidos en la estrategia DUSI del área de Las Cigarreras. Ese programa, en concreto, se lleva gran parte del capítulo de inversiones, con una dotación de casi tres millones. Otro medio millón está destinado a la puesta en marcha del proyecto Alicante se mueve de monitorización del tráfico de la ciudad. 

Pero, además, también se podrá llevar a cabo la ampliación del cementerio, el arreglo de la plaza de lo Xeperut, obras de adecuación en colegios, las actuaciones pendientes en el nuevo edificio polivalente de Séneca, el impulso a un plan de promoción del Castillo de Santa Bárbara o incluso la demolición de la parte del edificio del antiguo Matadero de Aguamarga que se considera irrecuperable y la redacción del proyecto para adecuarlo y convertirlo en un centro para emprendedores especializado en las nuevas tecnologías.

El tripartito tendrá siete meses para ejecutar las previsiones de ese presupuesto. En caso contrario, las partidas no gastadas se reorientarán en otros proyectos como inversiones sostenibles o se tendrán que utilizar obligatoriamente para amortizar deuda. De hecho, los tres socios esperan el cierre del ejercicio económico de 2016 también a lo largo de este mes de mayo, para conocer cuál es el remanente disponible para financiar otras actuaciones como inversiones sostenibles.

Noticias relacionadas

next