X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proyecto de mejora medioambiental  

El Puerto recupera músculo inversor y licita obras antigraneles por 2,4 millones 

17/01/2017 - 

ALICANTE. La Autoridad Portuaria de Alicante abandona los números rojos y recupera el pulso para poder acometer inversiones. Entre ellas, las requeridas en la autorización de emisiones a la atmósfera concedida por la Conselleria de Medio Ambiente para regular la actividad de carga y descarga de graneles: medidas correctoras para evitar la difusión de partículas pulverulentas como la instalación de pantallas o sistemas de difusión de agua y la colocación de cuatro estaciones de medición para evaluar el nivel de contaminación a lo largo de un año, además de la construcción de naves cerradas deprimidas. 

El presidente del Puerto, Juan Antonio Gisbert, firmó el pasado lunes la convocatoria del concurso para poder ejecutar al menos parte de esas obras en los muelles 11, 13 y 17, en la zona de Poniente. Y la licitación apareció publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por un presupuesto de 2,4 millones (IVA incluido). La empresa que logre la adjudicación deberá terminar los trabajos en un plazo de nueve meses. Alicante Plaza no pudo precisar si en esta primera licitación se incluye la construcción de las naves cerradas. Todo parece indicar que se pospondrán hasta que se evalúe cómo funciona el resto de medidas correctoras, de acuerdo con el articulado de la autorización concedida por Medio Ambiente.

Sea como fuere, la Autoridad Portuaria tiene contempladas su ejecución en su plan de inversiones para los próximos cinco años (2017-2021) con obras por un presupuesto global de más de cuatro millones de euros, de acuerdo con el anuncio ofrecido por el secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro, en noviembre.

Al margen de estas medidas correctoras, el Puerto también prevé ejecutar obras por otros 3,1 millones de euros para llevar a cabo la prolongación del muelle 13: precisamente, uno de los tres en los que se desarrolla la actividad de los graneles. Se trata de una inversión pendiente desde hace años que no forma parte del plan de inversiones para el próximo lustro pero que, según las fuentes consultadas, se aborda ahora, cuando la reactivación del Puerto ha generado recursos propios para poder sufragarlas, a expensas de futuras transferencias del Estado. Como publicó este diario, el Puerto cerró 2015 con un crecimiento del 38% en el tráfico de mercancías

Noticias relacionadas

next