X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en el proceso abierto por el ayuntamiento

Aico recurre para ser parte interesada en el juicio de lesividad del rastro

11/11/2017 - 

BENIDORM. El juicio por lesividad que abrió el Ayuntamiento de Benidorm por el rastro de la empresa Outlet Market, tendrá que esperar. El juez lo aplazó este lunes después de que uno de los testigos, que la mercantil reconoció como relevante, no pudiera acudir por motivos médicos hasta en al menos unos dos meses, según pudo conocer este diario. Además, a esto se le sumó que la asociación independiente de comerciantes (Aico), presentara un recurso para ser parte interesada en el proceso.

Según explicaron fuentes de la asociación, lo hacían después de que la petición inicial les fuera denegada. Por lo que en esta ocasión, Aico lo intenta a través de un recurso, para el que el juez aún no se ha pronunciado. 

A todo esto, hay que tener en cuenta que ellos han sido los más beligerantes para que no se instale lo que ellos piensan que será un mercadillo, aunque la empresa promotora ha asegura por todos los medios que se ceñirán a las características de un rastro. El temor de los comerciantes es que perjudique a los negocios locales.

El expediente de lesividad se abrió en 2015, lo que dejó en suspenso la licencia ambiental otorgada por el propio consistorio y la licencia provisional de obras, obtenida por la empresa por silencio administrativo positivo.

Tras ello, muchos han sido los encuentros en los juzgados. La última decisión ha sido un varapalo para Aico, ya que el TSJ desestimó el recurso contra la autorización dada por la Conselleria de Comercio previo a que el Ayuntamiento dé vía libre al tercer rastro de Benidorm, situado junto a la ITV. No obstante, se mostraron tranquilos y aseguraron que estaban listos para esta resolución, con lo que confían en el único juicio pendiente, el de lesividad, con el que quieren revocar la licencia medioambiental.

Además, hace justo un año, Benidorm perdía en el Contencioso el recurso, por lo que el juez no aceptó las medidas cautelares referentes a la suspensión de los efectos de las licencias Ambiental y de Obras, ya que resumió que se habían dado conforme a la legalidad.


Noticias relacionadas

next