X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

propuesta rechazada pese a la renuncia a la concesión de derechos económicos

El PP se queda solo con Belmonte para reconocer solo derechos políticos a los no adscritos

27/09/2018 - 

ALICANTE. La propuesta de modificación parcial del Reglamento Orgánico del Pleno (ROP) promovida por la exconcejal de Guanyar Nerea Belmonte acaba en fracaso -como se preveía- pese al voto a favor de 7 de los 8 concejales del equipo de Gobierno, del PP (Mari Ángeles Goitia se ha ausentado de la sesión). Los cuatro grupos políticos que ejercen labores de oposición en el Ayuntamiento de Alicante, PSOE, Guanyar, Ciudadanos (Cs) y Compromís, han rechazado la revisión de todos y cada uno de los artículos que Belmonte había reivindicado inicialmente, desde el pasado diciembre, para que se reconociesen a los ediles no adscritos los mismos derechos de participación política y económica que al resto de concejales de la corporación. Ni el intento de reducir esa propuesta sólo a los derechos políticos planteado por la propia Belmonte antes de que el acuerdo comenzase a debatirse ha convencido a las cuatro formaciones opositoras. Así, al margen del apoyo de Belmonte y del PP, la propuesta sólo ha sumado el respaldo del segundo concejal no adscrito (exconcejal de Ciudadanos y ahora aspirante a la Alcaldía por el partido Contigo), Fernando Sepulcre

La propia Belmonte ha subrayado que con la renuncia (o retirada) a parte de su propuesta, la discusión se ceñía únicamente a la posibilidad de presentar mociones, declaraciones institucionales o disponer de despacho propio (sin incluir la posibilidad de que los no adscritos pudiesen disponer de una retribución económica). Así, despejada esa cuestión sobre la que podía suscitarse una mayor controversia, ha remarcado que sólo se trataba de conceder a los concejales no adscritos los mismos derechos de acción política que la Constitución reconoce a todo representante municipal, con una nueva advertencia a la posibilidad de que se estuviesen vulnerando esos derechos amparados constitucionalmente. La edil ya había expuesto ese mismo aviso, según PSOE, Guanyar y Compromís, en la comisión informativa de Presidencia y Régimen Interior, el pasado viernes.

En el turno de intervenciones, todos los portavoces de los grupos de la oposición han avanzado que rechazarían la iniciativa. Después de que el también concejal no adscrito, Fernando Sepulcre, haya renunciado a intervenir, el portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, ha invitado a retirar el conjunto de la propuesta "que ahora va quedándose descafeinada" para que se pueda iniciar "una revisión del ROP en su conjunto que sí resulta necesaria, en lugar de una modificación parcial que sólo tiene en cuenta sus intereses particulares". El líder de la coalición ha dudado sobre la voluntad que había inspirado a Belmonte a plantear esa propuesta y sobre qué compromisos había adquirido con el PP en relación a este ROP, después de que "diese el paso hacia el transfuguismo y amparase el regreso del PP a la Alcaldía" tras la pasada etapa de su mandato "salpicada de sombras de corrupción". "No olvidemos que la Fiscalía mantiene abierta una investigación respecto a esos hechos", ha insistido, en relación al voto de Belmonte en el pleno de investidura. En todo caso, ha recordado que, a iniciativa de Compromís, el pleno debatirá también este jueves una declaración institucional al término de la sesión en la que se plantea crear una comisión para abordar esa reforma en profundidad.

La exconcejal de Guanyar retira los artículos relacionados con la posibilidad de que los no adscritos perciban sueldo, pero no convence a la oposición

La portavoz de Cs, Yaneth Giraldo, también ha invitado a Belmonte a retirar toda la propuesta (no solo las referencias a los derechos económicos) para abordar una reforma global, no limitada a ciertos artículos concretos. "No vamos a entrar en su juego, aunque no le vamos a negar sus derechos de participación política, pese a que, después, no cumpla con sus obligaciones y responsabilidades como concejal, ausentándose de las comisiones y no ejerciendo las posibilidades que sí tiene ahora de presentar iniciativas al pleno", ha insistido. Además, también ha tenido palabras para PSOE, Guanyar y Compromís al asegurar que la propuesta que se lleva ahora a pleno es producto de su "cobardía" durante su etapa en el gobierno, al no haber impulsado la revisión que habían prometido.

El líder de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, por su parte, ha recordado que su grupo ya planteó una propuesta de revisión global del reglamento a finales de 2016 y que fue el exalcalde socialista Gabriel Echávarri quien la dejó "en un cajón". Así, ha coincidido con Compromís y Cs en que Belmonte debía retirar su iniciativa y ha anticipado su voto en contra puesto que "no vamos a apoyar cualquier propuesta de revisión de la norma". "Y no nos vale que nos siga amenazando con que vulneramos sus derechos constitucionales, como ya hizo en la comisión de Régimen Interior", ha añadido.

Por parte del PSOE, el portavoz adjunto Miguel Castelló, también ha avanzado el voto en contra de su grupo al considerar que se plantea una reforma que sólo obedece a los intereses particulares de una "persona con cuyo voto se produjo la toma de posesión del señor Barcala como nuevo alcalde" y que, a su juicio, el único objetivo de esta propuesta de modificación es el de "beneficiar a una tránsfuga". "Nosotros no somos rehenes de nadie ni debemos nada a ningún concejal", ha insistido.

El alcalde, el popular Luis Barcala, ha mantenido que desde que se registró la propuesta de Belmonte, el pasado diciembre, el PP siempre había manifestado que se ceñiría a lo que concluyese el informe de la secretaría general del pleno. Así, ha incidido en que ese informe concluye que sí corresponde que se equiparen los derechos de participación política de los concejales no adscritos a los del resto de representantes municipales, por lo que el PP sigue manteniendo esa posición: respaldar sólo el reconocimiento de esos derechos, no los económicos ni la posibilidad de disponer de una retribución económica. 

Además, ha tratado de corregir a la oposición al remarcar que esta no es una propuesta impulsada por el PP, sino por la propia Belmonte, en la misma medida en la que puede instarla cualquier otro concejal. Por último, ha señalado, en alusión directa a PSOE, Guanyar y Compromís, que la responsabilidad de que él sea el actual alcalde "es de ustedes, de su fracaso; lloren por las esquinas si quieren, pero asúmanlo".

Ya en el turno de réplica, Belmonte ha insistido, en respuesta a Compromís, que la cuestión que se dirimía en el pleno no era un tema sujeto al debate, sino de un tema de respeto a la constitución, "de ser constitucionalista o no, como los independentistas catalanes". En alusiones a Cs y a Guanyar, ha señalado que ella no está investigada por la Fiscalía y, en referencia concreta al grupo político por el que fue elegida, ha sostenido que siguen "cegados por el odio".

Respecto a los argumentos del PSOE, Belmonte ha replicado que "el único que traicionó a la izquierda fue su exalcalde, Gabriel Echávarri". Por último, sobre sus ausencias en comisiones, ha manifestado que está en su derecho de decidir a qué comisiones acude o no y ha argüido que en ocasiones tiene otras obligaciones "porque tengo que ganarme la vida".

Sepulcre, que sí ha decidido usar su segundo turno de palabra, ha calificado a los representantes de los grupos de la oposición como "pobres". "Son ustedes unos pobres, sólo he oído excusas baratas; aquí no estamos hablando de Nerea Belmonte, sino de los derechos de los concejales no adscritos, y yo también lo soy. Y por supuesto que debe cobrar, que por eso trabaja", ha añadido. Además, ha recalcado que los exsocios del tripartito "podían haber promovido la reforma del reglamento global cuando gobernaron".

En su segunda intervención, los representantes de Compromís, Cs, Guanyar y PSOE se han mantenido en sus posiciones y argumentos, al volver a reivindicar una reforma global del reglamento. Pavón, por su parte, ha incidido en que "de lo que estamos hablando aquí es de transfuguismo, de personas que han traicionado los principios de los partidos por los que fueron elegidos". En esta línea, ha insistido en que, en lugar de reivindicar derechos, lo que deberían hacer es "renunciar al acta y marcharse a su casa" para que se reinstaure la voluntad popular manifestada por los ciudadanos en las urnas.

Barcala ha cerrado el debate con una tibia defensa de los principios constitucionales y ha conminado a los grupos de la oposición a trabajar y presentar una propuesta global de modificación del ROP si es lo que quieren, sin instar a Belmonte a que hiciese ese trabajo ella. Por último, ha recordado el acuerdo de compromisos políticos firmado por PSOE, Guanyar y Compromís el pasado mes de abril, en la fase de negociación política para lograr apoyos necesarios para la investidura de la socialista Eva Montesinos como nueva alcaldesa, en el que se incluía la revisión del ROP, sin mencionar -no obstante- que según ese documento esa reforma del reglamento debía ser global, incluyendo las propuestas presentadas por Belmonte, pero no limitada a determinados artículos. En cualquier caso, el primer edil ha dado lectura a aquel acuerdo y ha criticado el cambio de criterio y el oportunismo de los grupos del ya extinto tripartito.

Pagos a Ortiz por la limpieza de colegios y acuerdo sobre la ordenanza de plusvalías

En el pleno también se ha aprobado el reconocimiento extrajudicial de crédito necesario para pagar dos facturas por la prestación del servicio de limpieza de colegios y dependencias públicas municipales al anterior concesionario, Ortiz e Hijos. Las dos facturas, por un importe de más de 750.000 euros, corresponden a servicios prestados a finales de 2016, sin embargo no se habían pasado al cobro en el Ayuntamiento hasta ahora. El acuerdo no ha estado exento de discusión política en relación al retraso en la emisión de la factura y a su aprobación de pago.

En la sesión, también se ha acordado la aprobación definitiva del ajuste en la ordenanza fiscal del impuesto de la plusvalía, dictaminado favorablemente en la comisión de Hacienda, este miércoles. El edil responsable del área, el popular Carlos Castillo, ha manifestado su esperanza en que el ejemplo de responsabilidad política y el esfuerzo en la búsqueda de acuerdos que se ha conseguido para revisar esa ordenanza pueda aplicarse también a la propuesta de revisión de las ordenanzas fiscales del IBI, IAE, ICIO y del IVTM. En esta línea, ha señalado que el PP tiene asumido que "debemos ser flexibles" a las propuestas de la oposición para que esas modificaciones puedan prosperar y ha reconocido el trabajo por parte de Guanyar como el único grupo político que había presentado enmiendas sobre las plusvalías y por parte de Cs, que había sugerido como propuesta transaccional que el porcentaje de bonificación del impuesto para los casos de transmisión de vivienda habitual en caso de fallecimiento quedase fijado en el 60%, en lugar del 95% que planteó Guanyar.

Noticias relacionadas

next