Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Un grupo de la UA patenta un cigarrillo que emite menos cantidad de productos tóxicos

14/10/2020 - 

ALICANTE. El grupo de investigación de Procesado y pirolisis de polímeros de la Universidad de Alicante ha desarrollado un cigarrillo para ser fumado en dispositivos de calentamiento de tabaco sin combustión (PTC) que emite menos cantidad de productos tóxicos para el fumador. Se caracteriza porque permite una reducción selectiva de la nicotina, mantiene la sensación placentera del proceso de fumado convencional, y el coste de fabricación es muy bajo.

Ya en marzo de 2020, el mismo grupo recibió la patente de su nuevo filtro par tabaco, una membrana con tres capas que elimina entre un 60% y un 70% de sustancias tóxicas presentes en el humo del tabaco. El directos de este grupo de investigación, Antonio Marcilla, aseguraba a Alicante Plaza que, entre las ventajas de su invento está que "tiene un uso muy sencillo; se pone entre el filtro y el tabaco como si fuera el mecanismo de un post-it. Buscaban su comercialización centrados en tres públicos diferentes: las personas que fuman tabaco de liar, las firmas que comercializan filtros y la propia industria del tabaco que podría incluir su sistema en los propios cigarrillos. 

Ahora, este novedoso cigarrillo, está compuesto por cualquier tipo de tabaco, bien convencional, reconstituido, expandido, de liar, de pipa o cualquier mezcla de los anteriores. También de un catalizador y aditivos, por ejemplo aromatizantes, saborizantes o nicotina. Además, usan un filtro de acetato de celulosa, con al menos, una membrana de material impermeable -que comprende hasta un total de 10 orificios. Estos materiales resultan muy efectivos para reducir la toxicidad de los productos tipo PTC a las temperaturas de uso de estas aplicaciones, alcanzándose reducciones muy importantes.

Es la primera vez que se incorpora este tipo de catalizadores en los dispositivos de calentamiento de tabaco sin combustión (PTC), lo que supone someter al tabaco a temperaturas de entre 250 y 350ºC sin producir combustión, muy por debajo de la temperatura que se alcanza habitualmente (800-900ºC) durante el proceso de fumado del tabaco convencional.

Los experimentos se han llevado a cabo con el tabaco comercial HEET de Marlboro, de Philip Morris International, para dispositivos iQOS. También se han realizado experimentos con el tabaco de referencia 3R4F de la Universidad de Kentucky, obteniendo resultados similares.

Noticias relacionadas

next
x