X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Un día cualquiera

29/11/2019 - 

ALICANTE. Tratando de rebajar la tensión reinante. Así trató el Hércules que transcurriera la jornada del jueves, después de un miércoles de lo más intenso, con pelea de futbolistas y comparecencia del director deportivo.

El primer equipo se ejercitó (una vez más) a puerta cerrada, en una sesión de trabajo celebrada en el estadio José Rico Pérez antes de la que Moha y Benja, los protagonistas de la tangana del día anterior, resolvieron sus diferencias hablando, trabajando con normalidad, junto al resto de sus compañeros a continuación. 

Así lo hacía saber el club blanquiazul, por medio de su director de comunicación y de uno de sus jugadores, el mediocentro pacense Fran Miranda; el primero confirmaba la apertura de un expediente disciplinario a ambos futbolistas, puntualizando que la plantilla no había solicitado que se apartara a ninguno de ellos. El segundo, por su parte, desvelando que "habían arreglado la situación entre ellos y con el resto del equipo", insistiendo en que el vestuario no estaba roto pero reconociendo que había habido momentos "de rifirrafe" entre los integrantes del mismo, algo que sostenía que "pasa en todos los equipos y todos los años", si bien en esta ocasión el asunto había pasado "a mayores. Miranda, que el domingo ante el Olot habrá de jugar de central ante la baja de Álvaro Pérez por sanción, pedía públicamente "unión", al tiempo que abogaba por que lo sucedido fuera "un punto de inflexión para ir a mejor".

A Moha y Benja, como ya anunció Javier Portillo (y pidieron los capitanes en la propia sala de prensa) se les aplicará el régimen disciplinario; en principio serán multados con una cantidad que el club no quiere revelar.

Noticias relacionadas

next
x