Resultados de "Cine"

cinema

La vaca, els bunyols i la deconstrucció minimalista del western

El western constituïx el relat mític de la fundació dels Estats Units d’Amèrica. I com tots els relats mítics és una barreja d’història i llegenda. La història és la de la conquesta d’un territori, d’est a oest, i tot allò que comporta: la creació de comunitats i el procés d’urbanització, la domesticació d’un paisatge salvatge i l’enfrontament del ser humà i la natura, la implantació de la llei i la lluita entre l’orde i el caos. La llegenda és la del pistolers, els duels a la porta del saloon, el justicier enfrontat al mal, les grans cavalcades per la planura i la conversió en mites de personatges i fets reals: OK Corral, Wyatt Earp, Davy Crockett, Jesse James, Billy the Kid, Calamity Jane, Butch Cassidy i Sundance Kid, Jerònim, Little Big Horn, Sitting Bull, Buffalo Bill...

la nave de los locos

En el nombre del padre

Ser viejo y perder la cabeza, cruel lotería, de la que nadie está a salvo. Es la otra pandemia, vivida por familias desbordadas por un problema alarmante, el de ancianos víctimas del alzhéimer o de otras demencias. La película ‘El padre’ ha sacado este drama a la luz

LA LITERATURA LGTB LEVANTÓ CENSURAS SOBRE SEXUALIDADES DISIDENTES  

La homoerótica que nació con las sonrisas verticales de Berlanga

Por  - 

El genio Luis García Berlanga fue, además del cinematógrafo valenciano más universal, un esteta sexualizante, un fetichista, un burgués intelectual con discurso anárquico y un mecenas de todo lo erótico. Hasta los últimos de años de su vida, las estanterías de su casa compartían premios Goya con Barbies estilo bondage, juguetes sexuales, zapatos de tacón, y una colección de libros editada bajo su tutela desde 1977, ‘La Sonrisa Vertical’: la primera y última convocatoria de premios de literatura erótica en España, donde aparecían a menudo secuencias de sexo entre mujeres cisgénero o trans. Hoy proliferan relatos en blogs y libros autoeditados que todavía cultivan un homoerotismo al que las grandes editoriales pusieron candado

El cabecicubo de series, docus y tv

Un clásico del cine clandestino durante el franquismo: 'El campo es para el hombre'

Por  - 

Natural de Cuenca, Helena Lumbreras estudió en València y en Madrid antes de formarse como directora en el Centro Experimental de Cinematografía de Roma, donde conoció a Pasolini y adquirió conciencia política. Al volver a España, fundó el Colectivo Cine de Clase con el que rodó películas "automarginadas". Concretamente, en 'El campo es para el hombre' habló de un capitalismo fuerte como para destruir la economía campesina, pero débil para absorber su mano de obra, lo que se traducía en una gran emigración. No muy distinto a la actualidad.

x