X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

SALVA ESPÍN, LA COLA QUE NUNCA ACABA EN VGC 2019

Salva Espín: “Para mí, una guía para la vida es Bob Esponja, así es que hay mucho Bob Esponja en Deadpool”

28/10/2019 - 

ELCHE. Jornada matinal de domingo en la sexta edición de la Video Game Comic en la Institución Ferial Alicantina. Tal y como se auguraba, la iniciativa ha cogido velocidad de crucero y ya cuenta con una masa crítica que le permite pensar en algo más allá de la propia supervivencia, no es necesario congregar a los fieles de la serie de moda alrededor del photocall del invitado de turno del reparto, con su capa de Guardia de la Noche.

 La segmentación de público se produce de manera natural y el flujo de asistentes se va encaminando a sus nichos de interés: youtubers, gamers, merchandising, cómic, después de una tarde “extraña”, dada la coincidencia con un acto político en el mismo recinto de la Feria, “aunque nuestro público es bastante joven, impermeable a según qué mensajes, ya la presencia de mucha gente en la zona del parking les pasó bastante desapercibida”, comenta José Bravo, responsable de VGC, sin poder cuantificar todavía hasta qué punto este coincidencia afectó a la afluencia al evento de narrativas gráficas y audiovisuales, sí mostraba una alegre sorpresa ante la masiva convocatoria de la jornada dominical: “las mañanas siempre son difíciles, y los domingos más todavía, el año pasado, además, llovió, pero este año, desde primera hora, hay una gran cola en las taquillas, todas las actividades están repletas de gente, familias, grupos de chavales”.

Una percepción, la de Bravo, fácil de comprobar, que además se ve reproducida frente a las firmas de Carlos Pacheco, Juaco Vizuete y Desiree Bressend. Pero si hay una cola interminable, una cola permanente, alimentada de manera contínua por público de todas las edades, es la que se encuentra frente al stand de “Todo por el Manga”, empresa de Molina del Segura, que alberga en su interior al que sin duda es el gran triunfador de esta edición de VGC, el dibujante murciano Salva Espín, autor franquicia de Deadpool, uno de los personajes más gamberros y transversales del denominado cómic de superhéroes. El paso por la pantalla grande del tipo de mallas rojas con el culito más respingón de la historia de Marvel (y del universo superhéroes, ya que nos ponemos), y de la pequeña pantalla del propio Espín, en el Late Show “La Resistencia”, presentado por David Broncano en Movistar #0, ha popularizado a ambos, y por extensión al mundo de los cómics. Bienvenido sea.


Tipo cercano, como no podía ser de otra manera, dado su procedencia, esperamos a que la cola vaya menguando (con un poco de truco) mientras comprobamos de primera mano el buen rollo del autor: [Chaval de unos 11 años] Salva, y de estos, ¿cual es tu favorito? (refiriéndose a algunos de los volúmenes de Deadpool/Masacre dibujados por el mismo Espín) [Salva] Buff, pues cada uno tiene lo suyo, este es el más estándar, este es el más loco y este es muy especial… sí, tal vez este. ¿Qué más da que te pregunte un zagal de 11, un señor de 40, o una pareja de treintañeros con una niña de 5 y un bebé en brazos? Todos son lectores de Deadpool.

- De Murcia a Marvel… y sin salir de Murcia

Yo pertenezco a una generación que, con internet de por medio y, sobretodo, haciendo los artes finales de manera digital, como hago yo, ya está todo dentro del ordenador y es superfácil compilarlo y mandarlo a dónde sea, en este caso a Marvel, que está en Nueva York. En ningún momento me han exigido que vaya a ningún lado, ni nada de eso, así que se vive muy a gusto. Mientras uno sepa organizarse y planificarse para poder producir en las fechas marcadas, no hay problema.

Internet es lo que os ha permitido trabajar de manera ‘descentralizada’...

Claro… el fax no valdría para este tipo de cosas, jeje, y enviar las cosas por mensajería, como se hacía antes, ahora no sería operativo, existe el riesgo de que las cosas no lleguen a tiempo.

No es lo mismo trabajar con Deadpool que trabajar con Spiderman, Capitán América o Daredevil, ¿te ha dado una proyección diferente trabajar con un personaje que se sale de los cánones?

Bueno, para mí sí, pero también porque Deadpool es mi personaje favorito, sobre todo a la hora de dibujarlo, aunque también como coleccionista. Para empezar es un sueño hecho realidad poder hacer algo así, poder crear personajes originales como el Evil Deadpool, que fue lo primero que hice, nada más empezar a dibujarlo, y también porque lo dibujo de él me sale solo, no me tengo que esforzar en cambiar cosas de mi estilo, porque es justo lo que me gusta hacer.

Vale, dos preguntas técnicas entonces. La primera, sobre el dibujo: ¿Qué le debe tu Deadpool a Jack Kirby y a John Romita? En la gestualización del personaje, en la anatomía, veo ahí mucho de aquel primer Spider-man y, sobre todo, del de los 70.

Pues sí, esos son referentes que tengo, claro, por haber leído mucho cómic y tenerlos en casa, pero lo mismo que dices esos, yo también, una guía para la vida para mí es Bob Esponja, entonces también hay Bob Esponja en Deadpool.

Jajajajaja, genial… y sobre el guión: ¿con qué tipo de guionista te sientes más cómodo, con el que te ciñe a un guión muy estricto o con el que te deja libertad absoluta para crear?

En general, con todos los que he trabajado ha sido mitad y mitad de eso. Yo estoy a gusto con el mix entre esas dos cosas, que me dejen claras las cosas, pero libertad para poder decidir esas partes como más creativas. Porque es importante que te dejen claro las cosas para llegar a tiempo a las entregas… tanto con  Cullen Bunn, Gerry Duggan, Al Ewing me he encontrado muy a gusto, pero con todos en general, la verdad, todos han sido muy profesionales.

La referencia expresa a Deadpool también venía por la vertiente de la narrativa transmedia. Mucha gente conoce el personaje debido a su salto del cómic a la narrativa cinematográfica, y mucha gente también, de la que ha venido a verte hoy, a que les firmaras carteles y cómics, lo ha hecho tras tu paso por un conocido programa de televisión, la Resistencia… ¿es bueno para el cómic esa contaminación de géneros, esa transmedia?

Yo me he encontrado en este salón gente que ha venido a las firmas y se ha llevado cómics que no tenía, porque había empezado a leerlos a raíz de las películas. Todo eso viene bien, que a través de las películas se aficionen a los cómics, ahora hay mucha ropa que tiene que ver con superhéroes… puede ser que haya habido gente que haya ido a las franquicias estas de ropa de los centros comerciales y se haya comprado unos calzoncillos de Deadpool y le haya generado la curiosidad por el personaje. Todo viene bien en ese sentido, al menos desde mi juicio, que soy un fan de los cómics y el merchandising.

Para acabar: industria del cómic española…

¿Dónde?

Jajaja, esa es la pregunta… ¿por qué no existe una potente industria del cómic española cuando tenemos creadores con una gran proyección tanto nacional como internacional en todos los segmentos, cómic de superhéroes, europeo, artístico, experimental, manga, ilustración, etc., incluso, dicen los números, una sólida industria editorial?

Bueno, hay una industria editorial en cuanto a ventas, lo que es hacer el libro y venderlo, pero a esa industria le viene mejor comprar las cosas de fuera y venderlas aquí que crearlas desde el principio, porque para eso hace falta mucho trabajo de marketing y de eso, de hacer que sea interesante para el público. Es tanto el esfuerzo que hay que hacer que prefieren comprar los derechos de un producto que el público ya conoce. Pasa igual con las películas y con todo.

Habrá que crear un Bob Esponja autóctono, como un limón de la huerta de Murcia o de Alicante

¡Eso mismo!

Noticias relacionadas

next
x