Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

un año después del 15-j

Ruz (PP): "Teniendo dinero, este bipartito ha sido incapaz de invertir; son incapaces de hacer"

21/06/2020 - 

ELCHE. La candidatura del Partido Popular logró 28.135 votos (el 27,71%) lo que se tradujo en 9 concejales, los mismos representantes que tenían en la última legislatura, pero a fin de cuentas, un relativo buen resultado dada la fuerte competencia que había en el espectro de la derecha. Estas son las respuestas al cuestionario formulado por Alicante Plaza por parte de su candidato y actual portavoz, Pablo Ruz.

1. Haciendo un balance de este primer año de legislatura, ¿qué considera que ha sido lo mejor y lo peor que se ha hecho durante el primer curso del mandato?

Partimos de la siguiente base: pensamos que todo gobernante quiere y busca lo mejor para sus vecinos. Por desgracia, en muchas, demasiadas ocasiones, bien pareciera que al bipartito de PSOE y Compromís le moviera otra cosa… Aún así, seremos benevolentes y creeremos que la búsqueda del bien para Elche es lo que mueve a Carlos González.

¿Lo mejor? La situación financiera del Ayuntamiento. Para bien de todos, han seguido la hoja de ruta trazada por el PP en 2011. Cuando llegamos a la Alcaldía la situación financiera municipal era de colapso. No había dinero ni para pagar los servicios básicos ni para abrir las piscinas ese verano. El Informe del Interventor era concluyente: el Consistorio de Elche estaba en bancarrota. Debíamos, todos, más de 220 millones de euros a los bancos con una deuda generada, íntegramente, por el PSOE y lo que actualmente es Compromís. Hallamos 400 mil euros de facturas pendientes de pago en los cajones ( todas responsabilidad del PSOE). Se pagaba a los proveedores con varios meses de retraso, no había dinero para pagar las nóminas de parte del segundo semestre…Pero cumplimos. Manolo Latour hizo una labor ingente y decidida para poner en orden la Concejalía de Hacienda e inició un plan económico financiero que se prolongaría hasta 2023. El PSOE, cuando llega en 2015, cumple con ese plan concebido y ejecutado por el PP. Nosotros pasamos cuatro años amortizando una deuda de la que nosotros no teníamos responsabilidad alguna. No pudimos invertir un céntimo de euro prácticamente en cuatro años. Un drama.

Ahora, el equipo de gobierno puede invertir y gastar (que se supone que es lo que mejor sabe hacer el socialismo… con el dinero de los demás, claro). Pero aún teniendo dinero disponible,  este equipo de gobierno ha sido incapaz de invertir. Son incapaces de hacer. Y lo son por propia incapacidad y por falta de trabajo. Lo venimos denunciando y  los datos nos dan, triste e irremediablemente la razón: en este primer trimestre del año no han llegado ni al 1% de ejecución presupuestaria en inversiones pese a disponer de financiación. Terrible.

Eso sí: admitimos que son infalibles, o casi, en su propaganda compulsiva, en la venta de humo. Anuncian y anuncian y vuelven a anunciar grandes obras y proyectos que luego nunca llegan. ¿Ejemplos? Decenas. Hort Del Gat convertido en Casal Fester, antiguo edificio de Correos convertido en Centro para el Diseño y Moda del Calzado, Museo ibérico en el Palacio de Altamira, centros culturales en Altet, Arenales y Torrellano… y así decenas de anuncios y promesas que ellos venden con toda la pompa y artificio que distingue a Carlos González pero  no existen.

Luego están las ideas absurdas de Carlos González como llevar las oficinas municipales a San Fermín y este centro médico a las Casas de los Maestros; llegar a decir “veo hoteles en la Avenida de Novelda” cuando no queda ni un solar disponible, etc.

Y después están las mentiras retiradas tales como: “Elche será ciudad libre de barracones de 2019” y resulta que luego venden como un logro la instalación de nuevas aulas prefabricadas en La Paz de Torrellano o en las Bayas; el Pabellón adaptado de l’Aljub que, cuando se ejecute (¿?) ya no será ya adaptado. La remodelación del Palacio de Altamira que hemos sabido que tampoco se llevará a término; la apertura del refugio del paseo de Germanías que sigue igual desde 1939, etc. También escuchamos a González en 2017 decir que “este verano será el último con este adefesio en Arenales del Sol” y el esqueleto sigue en el mismo sitio tres años después y un largo listado que no termina.

Y podríamos seguir con el despropósito del Mercado Central: según Gonzalez, para justificar su decisión unilateral y política de romper el contrato legal del nuevo Mercado, el lugar idóneo para instalar el mercado definitivo es el actual donde se halla el provisional que ellos mismos denunciaron en la campaña de las elecciones del 15 por contravenir el PGOU. Esto es lo que hay.

Sobre el empecinamiento de ejecutar la peatonalización de la Corredera, pese a contar con la oposición de gran parte de las entidades económicas y empresariales de la ciudad (afirmando que  éste no es el momento), podríamos escribir un libro completo. Gobiernan con una soberbia y arrogancia sin límites, sin contar con nadie, sin consensuar nada, despreciando a todos. Nos nos merecemos a estos gobernantes.

No hay iniciativa, ni reivindicación, ni González es capaz de exigir nada a ninguna administración supramunicipal que esté gobernada por los suyos ( ¿quizá sea por su apoyo a Susana Díaz en las primarias?).

Nada sabemos del día del pago de la “Deuda histórica del Consell”, ni de la conclusión de La Ronda Sur-oeste, promovida por el Gobierno de la Nación, ni del plan de Cercanías consignado en los presupuesto de Rajoy aún en vigor. En resumen:  ¡Hay que trabajar más!

De este modo, mientras ellos siguen con su propaganda y su venta compulsiva de humo, la ciudad y sus pedanías están más abandonadas que nunca. La división en el seno del equipo de gobierno comienza a ser un hecho como consecuencia de los recortes aplicados para poder poner en marcha ya varias modificaciones presupuestarias para ayudar a familias vulnerables golpeadas por la crisis, empresarios, autónomos, etc. El Balance es desolador.

2. ¿Qué objetivos se marca como prioritarios de cara a lo que queda de la legislatura atendiendo a su programa electoral, y cuáles cree que puede lograr en este mandato?

La crisis social y económica consecuencia de esta locura que ha supuesto la covid-19 nos obliga a todos a cambiar nuestros planes. Creemos que es una prioridad asistir a las familias más necesitadas; a los más vulnerables que son los más damnificados y golpeados por esta crisis, que ya está aquí, y que va a ser brutal. Y el equipo de gobierno contará siempre con nuestra colaboración ( aunque no nos la hayan pedido nunca) para emprender cualquier modificación presupuestaria necesaria para poner en marcha todo tipo de medidas destinadas a ayudar a la gente que peor lo va a pasar. La crisis generada por el la covid-19 es de consecuencias impredecibles. Los ayuntamientos tienen que estar a la altura: primero, por ser la administración  más cercana y directa y primer órgano de participación en sociedad. Segundo, porque, actualmente,  los ayuntamientos de España son las administraciones más saneadas del ámbito público.

Y además, el Ayuntamiento tiene que dar respuestas a sectores esenciales para Elche tales como la Palma Blanca o las compañías culturales. Son imprescindibles para nuestra ciudad y necesitan que el ayuntamiento de todos esté a su lado. Sin ayudas públicas estos sectores tienen muy difícil su supervivencia y, tal cosa, no la podemos consentir.

Desde el 15 de Marzo nuestro grupo ha propuesto, sin cesar, medidas y ayudas. Más de treinta en total. El equipo de gobierno no ha tenido a bien, tan siquiera, llamarnos para consensuar nada. Pero, aún lamentándolo, no vamos a dejar de seguir haciendo oposición responsable, fiscalizadora y propositiva (estamos solos en ello).

3. A su juicio, ¿cómo ha sido la gestión que se ha hecho a nivel local tras el impacto a nivel económico y social que ha provocado el coronavirus? ¿Qué echa en falta?

Tenemos un equipo de gobierno reactivo. Funciona reaccionando. No tienen iniciativa. El PP planteó una declaración institucional de apoyo apoyo al sector hostelero y eso fue lo que hizo al PSOE a movilizarse. Nos pidieron tiempo consecuencia de esto. Y nosotros, yendo más lejos, propusimos hasta unas bases ya elaboradas para un plan de ayudas al sector del comercio y la restauración. Al final,  el plan de ayudas se ha puesto en marcha, sin contar con nosotros y con una consignación económica escasa. Así todo.

Queremos y necesitamos una línea de ayudas para el sector de la Palma Blanca: un emblema cultural único en el mundo y que este año , por la suspensión del Domingo de Ramos, está en una situación de crisis sin precedentes. En el pasado pleno ordinario, el Sr. González, haciendo gala de su talento impositivo, no quiso ni aceptar la urgencia de esta cuestión.

González no está a la altura. Hay que pedir, reclamar, exigir y ponerse firme ante quien no cumple. No es de recibo que llevemos ya diez años con La Ronda Sur, ni es justificable que no sepamos nada del Plan de Cercanías. No puede ser.

Necesitamos, urgentemente, poner en marcha un plan de acción y salvación del sector de la Cultura de nuestra ciudad.

Es imprescindible que salvemos a la personas; que financiemos mejor a entidades que están al servicio de la gente tales como Cáritas Interparroquial o DYA y que ayudemos al empresariado local a generar la mejor política social que existe: crear trabajo. Para eso, hay que reducir tributos municipales, bajar la presión fiscal, bonificar tasas e impuestos municipales, etc. Depende de todos que Elche salga más fuerte. Del primero, del Ayuntamiento.  

4. Hay algunas cuestiones enquistadas desde hace años como el Mercado Central, Nuevos Riegos el Progreso, el Hotel de Arenales o un Centro comercialmente venido a menos (o qué otras considera que hay). ¿Qué valoración hace de la situación, piensa que es posible que se solucionen durante la legislatura?

Hemos perdido gran parte de la esperanza. Son incapaces. Tenemos, exactamente, los mismos problemas que en 2015. O, quizá, alguno más.

Es el PSOE y Compromís quien ha convertido el Mercado Central en un problema. Tendríamos un Mercado central nuevo si todo se hubiera hecho tal cual establece el contrato; y tendríamos un Centro de la ciudad que, en lugar de estar casi en coma, podría comenzar ya a recuperarse. Pero creen que pueden experimentar con el Centro porque sus vecinos cada día les votan menos. Así funciona el PSOE: gobernar en clave electoral.

Aún recordamos al Sr. González afirmar que ésta iba a ser “la legislatura de las pedanías” a boca llena. Otra mentira. Los primeros recortes para poner en marcha las primeras modificaciones de este ejercicio ya han eliminado cerca de 300 mil euros del plan de pedanías que “vendieron” con toda pompa y circunstancia. Al final, nada. Como con tantas cosas. Y nada sabemos, tampoco,  de los centros culturales en pedanías.

Mire, nosotros abrimos Clarisas tras cinco años cerradas y la convertimos en un centro cultural. Abrimos la Calahorra a la ciudad después de siglos. Convertimos el Molino Del Real en sede de la Asociación de Bellas Artes o convertimos la Torre de Vaillos en mirador del Palmeral. Y todo eso con un presupuesto ínfimo. Se trata de voluntad.

5. A nivel de proyectos ‘estratégicos’ están Elche Campus Tecnológico, Capital Verde, San Antón, peatonalizaciones, nuevo Plan General… ¿Cómo las valora, ve posible su ejecución durante el mandato?

¿Qué crédito un equipo de gobierno que lleva cinco años anunciando el inicio “inminente” de la ampliación del Parque Empresarial? Fue un informe de AESA, luego otro de Confederación, ahora otro trámite. ¿Cuatro años? Me parece de una ineficacia sin límites.

Elche Capital Verde Europea es una buena idea. ¿Pero qué tiene de cierto y de viable? Esperamos que no sea una nueva venta de humo. ¿Qué hay de real en el proyecto? ¿Cuál es el objetivo que perseguimos? Después de tantos años de falta de respuestas, nos tememos lo peor.

6. Es recurrente la sensación de ‘olvido’ de la ciudad por otras administraciones que surge cada cierto tiempo, ¿está justificado? ¿Ha habido mejora durante este primer año de legislatura en el caso de que sí?

Yo lo abordamos anteriormente. González no está a la altura. Hay que pedir, reclamar, exigir y ponerse firme ante quien no cumple. No es de recibo que llevemos ya diez  años con La Ronda Sur, ni es justificable que no sepamos nada del Plan de Cercanías. No puede ser.

Por no hablar de los cinco años sin inversiones educativas (algo inédito en la historia de la democracia) y que lleven tres años vendiendo el programa Edificant como la solución a todos los males cuando, hace dos semanas, el propio Conseller ya afirmó que se va a proceder a un recorte de 70 millones de euros en inversión en educación. El último colegio inaugurado en Elche fue el Princesa de Asturias en 2014. Después, nada. Y el último espacio sanitario fue la ampliación del Hospital General con el Centro de Especialidades o el Hospital del Vinalopó ambos en la legislatura 2007-2011 por gobiernos del PP. En resumen, de 2004 a 2013, 50 millones de euros en centros educativos. De 2015 a la actualidad, nada.

No puede ser que vendan y hablen de deuda histórica del Consell y se quede en fotos. No puede ser que seamos siempre los últimos para todo. No puede ser que aún siendo la  Consellera  de Agricutura ilicitana, Mollá, el Gremio de la Palma Blanca se haya quedado al margen de las ayudas para sectores agrícolas de la Generalitat y aquí no pase nada. No puede ser.

Tenemos un gobierno local y autonómicos instalados en la más absoluta inoperancia y aquí no ocurre nada. Tanto González como Puig viven instalados en una autocomplacencia insoportable. Lo dramático de esto es que ellos no son los damnificados, somos nosotros.


Noticias relacionadas

next
x