X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Entrevista (II) candidato a la alcaldía de Benidorm

Rubén Martínez (PSOE): "Si pudiera, pediría elecciones anticipadas en Benidorm"

11/03/2019 - 

BENIDORM. El candidato a la alcaldía de Benidorm por parte del PSPV, Rubén Martínez, ya tiene conformada su lista que le acompañará a los comicios del 26 de mayo. Es la primera vez que se presenta de número uno, después de haber estado en el gobierno de Agustín Navarro como concejal de Educación. En el último año ha sido el líder de los socialistas después del paso atrás de Navarro, con el que en 2015 consiguieron 7 concejales, uno menos que el PP, que ha gobernado en minoría los últimos cuatro años.

- ¿Cree que el PSOE va a ganar las elecciones en Benidorm? 

Estoy convencido de que vamos a ganar las elecciones. 

- ¿Por qué?

Lo primero, por el feeling que me da la gente cuando hablo con ella. Yo llevo de secretario general desde hace tiempo y el sentimiento era distinto. Y en ésta siento algo especial. El contacto con la gente es permanente y desde luego aprecio que me dan muchos ánimos, todos los comentarios son positivos. A la gente le ha parecido muy bien que un profesor titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Alicante dé el paso de querer ser candidato a la Alcaldía de Benidorm. 

- ¿Qué aporta el PSOE?

Tenemos buenos proyectos para Benidorm y la ciudad no se debería permitir perderlos. El Benidorm del siglo XXI, no puede seguir con la política de hace 25 años, que es lo que está haciendo el equipo de gobierno actual. Las personas que vivimos en Benidorm no somos tontas. saben que el movimiento de obras se ha acumulado en los últimos cuatro o cinco meses de legislatura. Sin ningún tipo de planificación, y eso creo que la gente lo valora negativamente. Hay que hacer todo lo contrario, cuando un equipo de gobierno accede lo que hay que hacer es demostrar en los dos primeros años lo que el gobierno ha querido hacer; no estar de brazos cruzados durante tres años viendo que brilla el sol, que es una sensación magnífica.

Foto: RAFA MOLINA.

Benidorm necesita un cambio y la gente lo sabe. Necesitan que haya gente en el gobierno que no lleven toda su vida profesional trabajando en el Ayuntamiento de Benidorm. Y yo creo que eso es fundamental: las experiencias profesionales previas, la cercanía de las personas, que no se crean que están por encima del bien y del mal. Creo que esas son cuestiones básicas. Hemos puesto en funcionamiento una campaña de contacto con las personas que viven en Benidorm, que está siendo un éxito, y es un lujo que las personas te digan que eres normal. ¿Qué ven en el gobierno para que te hagan ese comentario? Hay buenas sensaciones.

- ¿Pero buenas sensaciones como para gobernar solos?

Hombre, sacar trece concejales soy consciente de que es muy complicado. Hay dos opciones, ser la lista más votada y gobernar en minoría. He pasado unos días de cierto nerviosismo porque aunque yo no me enfrentaba a ese proceso, ya lo pasé, me he puesto más nervioso ahora. Quizá porque la decisión última no dependía de mí. Y al final cuando he visto el resultado me he quedado muy tranquilo. La gente ve que cuando tienes un equipo bien montado, le da una seguridad, con gente que tenemos experiencia en gestión política... La gente lo aprecia.

- En el último año habéis liderado movimientos para sacar al PP del gobierno local. En el caso de que necesitara el pacto con Ciudadanos para gobernar, ¿estaría dispuesto?

Ahora mismo estamos en una tesitura de ganar las elecciones. Ése es nuestro objetivo. Gobernar en Benidorm desde el punto de vista de los valores que representa el partido político que en estos momentos lidero yo. He demostrado que tengo capacidad para llegar a acuerdos con todos los grupos políticos de Benidorm, con todos. Incluso en el punto de la moción de censura, seguramente si el contexto general político en España hubiera sido diferente, el resultado también habría sido distinto. Porque cuando una persona se pone a negociar con varios representantes políticos, también nota que puede haber mayor o menor cercanía o implicación. En la política local influye mucho el contexto de la persona. Hemos presentado muchísimas mociones conjuntas, hemos liderado claramente la oposición en muchísimos temas. Hay momentos en los que hemos confiado en otros grupos de la oposición, como la presidencia de la comisión del 'Papelito'. Me propusieron a mí, pero el PP dijo que fuera Juan Balastegui, y así lo acordamos con el resto de la oposición.

- Así que no se descarta que se pueda hablar con Ciudadanos para acceder al gobierno…

Yo hablo con Ciudadanos en cualquier momento de cualquier tema. Sabe la buena relación que tenemos todos los grupos de la oposición. ¿Puede haber fricción entre los partidos a nivel nacional? Pues es evidente. ¿Qué podemos hacer desde Benidorm? Debemos presentar propuestas y mociones para mejorar la vida de los vecinos de Benidorm y dejarnos de guerras entre partidos. Madrid está muy lejos de Benidorm, pero suficientemente cerca como para que las personas que viven en Madrid vengan de vacaciones. Claro que podemos llegar a acuerdos con todas las formaciones políticas. También lo hemos hecho con el Partido Popular en esta legislatura.

- Siempre ha criticado que las propuestas del PP han podido salir adelante con el voto a favor de Cs…

Todas las propuestas que ha hecho el PP, todas, han salido adelante prácticamente con el apoyo de Ciudadanos y CBM. Yo creo que hay una cosa que ha cambiado en ellos, y es que por fin se han dado cuenta de que les han estado engañando durante más de tres años. Cuando tú pactas algo es para llevarlo a término. Cuando apruebas un presupuesto, y el primer año ya te quejas de que no se han cumplido todas las medidas. El segundo año la cosa peor, y el tercero, por lo que el propio Cs ha manifestado, es catastrófica. 

Foto: RAFA MOLINA.

Cs es parte del tripartito presupuestario y ha sido el sostén durante toda la legislatura, ellos sabrán por qué lo han hecho y si les gusta la manera de gobernar. Porque el problema de este PP de Benidorm son las personas que están en el equipo de gobierno, no la gente que pueda estar en el PP, no las personas que hayan podido votarles, es que aguanta los machos con algunas de las actuaciones de este equipo de gobierno. 

- ¿Cómo calificaría la gestión del PP estos últimos cuatro años?

Inmovilismo. Conformismo. Mirar al cielo para ver si sale el sol en Benidorm, que eso es muy fácil de conseguir. Y cruzarse de brazos hasta que faltan seis meses para las elecciones. Ese es el resumen.

- ¿Y el resumen de la oposición que ha hecho el PSOE?

Recuerdo perfectamente cuando accedimos a esta nueva corporacion y el primer comentario generalizado durante los tres primeros meses era: "Veremos si el PSOE no termina diluyéndose". Aunque tuviera siete concejales. Dudaban si habría un trabajo detrás. Nosotros hemos presentado una media de unas tres mociones al mes, es decir, unas 36 al año. Este gobierno no ha sido valiente porque no ha presentado un presupuesto. Si pudiera le pediría elecciones anticipadas. Un gobierno incapaz de presentar un presupuesto es un gobierno incapaz de gobernar Benidorm. Y la responsabilidad de que no tengamos presupuestos es del tripartito, pero sobre todo por el alcalde, Toni Pérez, que no ha sabido llegar a acuerdos porque ha engañado a sus socios durante tiempo.

- Muchos no entendieron por qué el PP pactó con CBM teniendo en cuenta que seguirían en minoría. No sé si tuvo que ver con  movimientos por detrás para hacer una moción de censura a Toni Pérez que podría contar con el apoyo de CBM…

En aquel momento hubo conversaciones con todas las fuerzas de la oposición. A mi juicio, sí, seguramente se motivó porque el PP no quería perder el sillón. Y porque había cosas suculentas que tenían que controlar, por ejemplo, el contrato de la basura. Estamos viendo el esperpento de no llevar a licitación ese contrato. 

- Pero al mismo tiempo, siguen en minoría e incluso se llegó a plantear a finales de 2018 otra moción de censura por vuestra parte que terminó fracasando. 

No llegó a producirse porque misteriosamente hay fuerzas políticas en Benidorm que no vieron lo suficientemente grave que una sentencia del Audiencia Nacional que condena al PP por corrupción, había quedado acreditado como hecho probado que habían pagado un acto de la campaña interna de Manuel Pérez Fenoll a las elecciones provinciales por 7.000 euros en un hotel de Benidorm con dinero negro de la caja B de Gürtel. Eso a mí me parece lo más grave que ha vivido esta corporación. Y las personas implicadas están al frente de la corporación, porque Toni Pérez era el jefe de esa campaña electoral y en el equipo de Fenoll estaba José Ramón González de Zárate, y estaban muchos de los concejales del PP. 

- ¿Quién no vio tan bien la moción de censura?

Quien hizo las declaraciones diciendo que no les parecía tan grave: Ciudadanos, y en el caso de Gema Amor, dijo que prefería esperar a las elecciones. Por tanto, Ciudadanos no lo vio bien. Igual es por ser profesor de Derecho, pero a mí me parece más que "muy grave". 

Noticias relacionadas

next