X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 16 de septiembre y se habla de DOCUMENTALES altea ce sabadell hércules cf Alicante Plaza

la dimisión del vicepresidente se ha remitido al ivace

Rosique ya no es vicepresidente de Fundesem, que prepara otra renovación del patronato

17/07/2019 - 

ALICANTE. El hasta ahora vicepresidente ejecutivo de la escuela de negocios alicantina Fundesem Business School (FBS), Miguel Rosique, cesó el lunes de su cargo. Su carta de dimisión, con fecha de efecto el 15 de julio, se ha remitido al Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) como parte del cumplimiento del acuerdo homologado judicialmente para refinanciar la deuda de la escuela de negocios, que acumuló 1,2 millones de euros en impagos en rentas por el edificio donde tiene su sede.

Como ha venido contando Alicante Plaza, el nuevo presidente del patronato de la escuela, el abogado Cayetano Sánchez Butrón, se comprometió con el Ivace a facilitar la salida de Rosique antes del mes de agosto, como establecía el convenio, en una reunión celebrada el pasado mes de mayo (justo antes de las elecciones municipales). En dicho encuentro, Fundesem entregó al Consell un pagaré de 60.000 euros por el primer pago de la deuda acumulada, mientras que este mismo mes debe afrontar el pago del alquiler del ejercicio en curso (95.000 euros), tras la rebaja lograda en la renta anual.

El siguiente paso, según ha podido saber AP Confidencial, es llevar a cabo una nueva renovación del patronato de la escuela, con un proceso más amplio que el anterior (en abril), que estuvo aún dirigido por el ya ex vicepresidente ejecutivo. La escuela tiene tres figuras de representación: el socio protector, que aporta 5.000 euros; el patrono, que además de realizar la aportación solicita (y es admitido) formar parte del patronato; y el comité de dirección, formado a partir de patronos con Sánchez Butrón como presidente y Laura Vicente, de Gesem, como vicepresidenta. 

A ese patronato se incorporó como miembro la empresa de Rosique, Pragma Consulting, aunque en la primera reunión estuvo representada por el socio del consultor, Enrique Llorens. En la próxima reunión, prevista para septiembre, se sabrá si la persona física que representa a Pragma sigue siendo Llorens o reaparece Rosique. La conversión de Pragma en patrono justo antes de cesar como vicepresidente se ha interpretado como un movimiento para 'blindarse' ante posibles revisiones de su gestión al frente de la escuela en los últimos años. Una revisión que tienen especial interés en realizar los patronos menos afines al ex vicepresidente.

Noticias relacionadas

next
x