Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

CAMBIOS NECESARIOS Y APRENDIZAJE PARA SOBREVIVIR AL CORONAVIRUS 

¿Qué hace un emprendedor en cuarentena?: el caso de MatMap

26/05/2020 - 

ALICANTE. Adentrados en la Fase 1 del desconfinamiento tras el coronavirus, se hace patente una realidad en la que ha cambiado la forma de relacionarse, de comunicarse, de estudiar, de hacer deporte o de trabajar. El Estado de Alarma por el coronavirus lleva a una incertidumbre sobre cómo serán las circunstancias empresariales en el futuro cercano. En Alicante Plaza creamos una serie de artículos que con el título ¿Qué hace un emprendedor en cuarentena? para que sus protagonistas nos cuenten sus casos. Hoy preguntamos a María Martínez, socia y fundadora de la startup MatMap, para que nos cuente su perspectiva del momento y cómo afronta el equipo esta situación.

MatMap es un marketplace de compra y venta de materiales de construcción sobrantes, de ocasión, recuperados y ecológicos prometedor. Esta firma tiene su propia oficina donde realiza su labor en Alicante con un equipo de cuatro personas: María Martínez y Marc Alemany, socios de la firma, que cumplen, además los roles de gestión de ventas y eventos (Martínez) y de gestión y  interna, facturación y Recursos Humanos (Alemany). Asimismo, Cristina Mira y Elena Gambín se encargan de las áreas de marketing y de atención al cliente. De momento, según Martínez "funciona muy bien el salto solos, estamos muy contentos", aunque tiene el propósito de "vender y crecer aún más".

¿Cómo se vive el Estado de Alarma desde MatMap? Martínez afirma que lo viven al día "viendo cómo vamos avanzando, estando muy cerca de los almacenes con los que colaboramos y de nuestros clientes. Estos últimos son en muchos casos autónomos que nos han ido trasladando su situación". Lo más importante para la empresa está siendo entender bien las dificultades de cada parte y adaptar sus gestiones para facilitar la fluidez del trabajo. Implantaron el teletrabajo un día antes de que se anunciara el confinamiento, "no sabíamos que iba a pasar, pero nos pareció más seguro organizarnos así, somos cuatro personas y cada uno montó su equipo de trabajo en casa". Ya habían hecho teletrabajo con anterioridad, solo que nunca de una manera tan prolongada.

La startup no ha aplicado ningún ERTE, apuestan por mantener a la plantilla a pesar de la escasez de recursos. Cuando se redujo mucho el ritmo de trabajo porque solo se permitían actividades esenciales, sí que tuvieron que aplicar la medida de consumir parte de sus vacaciones. "No hemos parado de trabajar y de atender a todo el mundo, las ventas se redujeron muchísimo, pero no hemos parado nuestra actividad en ningún momento".

Su ritmo de trabajo ahora pasa por una adaptación relativamente sencilla al trabajo a distancia. Hacen una reunión diaria y luego hablan durante el día entre el equipo con un chat interno. "Sí que nos hemos tenido que adaptar a las medidas que los almacenes han adoptado y explicarlas a nuestros clientes, por ejemplo la gestión de citas previas", apunta la fundadora de la startup alicantina.

Trabas y futuro

Entre las mayores trabas para la marcha de su labor está el hecho de que se han paralizado muchos de sus trabajos y hay otros tantos que no empiezan por la incertidumbre de la situación. "Tendremos que ser pacientes para ver como se va desarrollando las obras en las próximas semanas", mantiene María Martínez. El equipo, aunque se ha adaptado bien al teletrabajo, y siguen ayudándose mutuamente, echan de menos la ayuda directa que solo puede darse físicamente en un mismo espacio de trabajo.

Tras el confinamiento más duro que ha pasado, esperan "salir reforzados", y es que la venta online se ha incrementado y las solicitudes de presupuesto también. Han aprovechado este tiempo para generar contenido de valor para los clientes y posicionarse.
"Estamos trabajando duro para darle a esta situación un resultado positivo, con el aumento de las peticiones online estamos conociendo a nuevos potenciales clientes y queremos enseñarles lo cómodo que puede ser trabajar con nosotros". Ahora, miran hacia adelante con dos estrategias muy claras: por un lado, apostar por potenciar su parte online y por otro, "trabajar codo con codo con todos esos profesionales que son o serán nuestros clientes recurrentes y darles el mejor servicio posible".

Noticias relacionadas

next
x