proyecto de los exdueños de la escandella en el edificio comprado a la sareb

La promotora del apartahotel de La Albufereta allana la reforma con su limpieza y desescombro

23/05/2024 - 

ALICANTE. La segunda vida para el edificio de uso hotelero proyectado frente a la Playa de La Albufereta de Alicante comienza a cobrar forma. La empresa que promueve la finalización de sus obras para reconvertirlo en un apartahotel, Cerámica Román Brotons (de los antiguos propietarios de La Escandella), acaba de iniciar trabajos previos de limpieza y desescombro con el propósito de agilizar la puesta en marcha del proyecto de remodelación en el momento en el que se disponga de licencia de obra. 

Esos preparativos conllevan la retirada de residuos y elementos de obra acumulados tras años de abandono, después de que la empresa que impulsó su construcción, Torre Alicante, acabase desistiendo de su finalización con el estallido de la crisis económica de 2008. Cerámica Román Brotons coge ahora el testigo, tras comprar el activo que había pasado a manos de la Sareb, hasta el punto de haber concertado la contratación de un servicio de vigilancia para evitar una posible vandalización y, así, atajar el deterioro del inmueble. 

Ese paso se ha acompañado de la realización de trabajos de vaciado y mantenimiento, lo que ha permitido el archivo del expediente de infracción que permanecía abierto en el departamento municipal de Conservación de Inmuebles frente a los antiguos titulares del edificio desde febrero de 2021, según precisaron fuentes consultadas.

El nuevo proyecto planteado ahora por Cerámica Román Brotons contempla la conclusión del edificio y la actualización de sus servicios para habilitar 65 estudios, en un apartahotel con categoría de dos estrellas, frente a las 47 habitaciones que se contemplaban en el proyecto de hotel original, concebido inicialmente como establecimiento de cuatro estrellas.

El inmueble se sitúa a los pies de la Sierra de San Julián, con fachada en la rotonda de La Isleta, a menos de 300 metros del acceso a la Playa de La Albufereta. Su edificación se encuentra ejecutada al 75% respecto al proyecto primigenio, al que se han introducido modificaciones a partir de la nueva propuesta diseñada por el estudio de arquitectura Initial Control, que quedó reconocida como proyecto de tramitación prioritaria en enero de este año.

Aparcamiento, gimnasio y spa

En función de ese nuevo proyecto, el apartahotel dispondrá de aparcamiento propio, con una capacidad de 34 plazas, así como otros servicios hoteleros como recepción, gimnasio y zona de spa. En concreto, la disposición de sus 65 apartamentos se organiza en cuatro plantas y en su planta azotea.

En el primer nivel, quedará emplazada la recepción de admisión de clientes, operativa 24 horas, una sala de usos múltiples, 7 habitaciones dobles y 2 cuádruples, cuartos de almacenaje e instalaciones y una amplia terraza de uso comunitario. En la planta segunda, se distribuirán 22 habitaciones dobles, un aparcamiento de scooters eléctricos para personas con movilidad reducida, cuartos de almacenaje e instalaciones y una amplia terraza comunitaria descubierta. En la tercera, se organizan otras 22 estancias, una zona de gimnasio y
SPA con sus vestuarios
.

En la cuarta, se sitúan 12 habitaciones, una de ellas tipo suite con dos dormitorios, dos baños y un salón; mientras que otras dispondrán de salón en cuarto independiente; y las restantes diez serán de tipo doble. Y, por último, en la planta azotea se plantea una terraza, cubierta por una pérgola, de uso comunitario. En principio, se prevé que la puesta en funcionamiento del apartahotel cuente con la incorporación de cinco empleados fijos, que podrían incrementarse en función de las necesidades operativas futuras.

Noticias relacionadas

next
x