con presupuesto de 3,4 millones y 15 meses de obras

Política Territorial activa el trámite para desdoblar el penúltimo tramo de la carretera Elche-Santa Pola

1/04/2022 - 

ELCHE. La conselleria de Política Territorial continúa con el largo procedimiento administrativo y de ejecución del desdoble de la carretera Elche-Santa Pola, la CV-865. Una actuación por tramos que empezó en la legislatura pasada y que finalmente no se podrá ejecutar en su totalidad en este mandato. En cualquier caso, los trámites para desdoblar el próximo tramo, ya el penúltimo, están en marcha. Se trata de la mejora de la seguridad vial en los puntos kilométricos del 3+600 al 5+500. La Generalitat ya había presupuestado en las cuentas de este año 3,4 millones para esta obra que tendrá un plazo de ejecución de 15 meses.

Con ese año y tres meses, aún pendiente de adjudicar el contrato porque acaba de arrancar el procedimiento, esta penúltima fase finalizará como pronto entrado el 2023, ya en la próxima legislatura. Aunque ya se ha incumplido una de las previsiones de la conselleria, que esperaba haber finalizado el desdoble de toda la carretera antes de que finalizase el mandato. Eso sí, el conseller Arcadi España fijó al menos el haber dejado adjudicado o en trámite la última fase de la carretera, que es la más problemática a nivel de ejecución por la inundabilidad. Se tendrá que ofrecer una solución acorde a la situación esos primeros de kilómetros de salida desde el municipio ilicitano hacia Santa Pola, porque en cada lluvia torrencial acaban con inundaciones importantes. El tope por el que pagará la conselleria por la obra será de 3.436.315,32 euros.

Un proyecto que lleva realizado desde junio de 2019, ejemplo de la velocidad que llevan estos tiempos administrativos. En cualquier caso, mientras que se licita, como se ha hecho en los tramos previos, se irá ejecutando la parte anterior. En este caso, como ya contó este diario, el antepenúltimo tramo está bloqueado porque hay un contrato pendiente de adjudicar, el del servicio de Seguridad y Salud en las obras, del que se detectó un error en el expediente retrasándose mes y medio. Un contrato que tenía que prestarse tanto para ese antepenúltimo tramo como para este que se ha activado ahora. Así que hasta que no se desbloquee a nivel administrativo, la anterior obra, ya adjudicada a Pavasal por 2,4 millones de euros, está a la espera de poder empezar.

Construcción de dos glorietas cerradas y eliminación de dos partidas

Con esta actuación se prevé la construcción de dos glorietas cerradas, sustituyendo las partidas que hay en el tramo, y también se contempla la supresión de otras glorietas partidas. Como en el resto de intervenciones, se habilitarán dos carriles por sentido con anchos de tres metros, arcenes y mediana separadora más anchos, así como con carril ciclopeatonal en ambos lados. Con la eliminación de las glorietas partidas se eliminan los giros a izquierdas en los accesos, se crean itinerarios seguros para los ciclistas y los peatones y se mejora la accesibilidad al transporte público con paradas de autobús con cruces peatonales en la proximidad de las glorietas. Con la creación de dos carriles por sentido se aumenta la capacidad de la vía al tiempo que permite el adelantamiento en el trayecto Elche – Santa Pola con mayor seguridad. 

Lo que queda

Así, del total de la actuación en la CV-865 de 11,8 km, y finalizado ya el tramo entre Valverde y Vereda de Sendres, quedan tres más (7 kilómetros en total): el que está adjudicado y a la espera de poder ejecutarse, el que ha salido ahora a licitación, y el último que será cuestión del presupuesto autonómico de 2023. Una intervención a lo largo de toda la carretera que se decidió dividir por la envergadura de la obra y su coste.

Noticias relacionadas

next
x