coordinación de seguridad con un mes y medio de retraso 

Desfase en el desdoble Elche-Santa Pola: obra adjudicada pero a la espera de un servicio auxiliar

4/03/2022 - 

ELCHE. La cuestión de las infraestructuras no para de cebarse o encontrarse con pequeños obstáculos para avanzar en el municipio. Después del contrato paralizado sobre el autobús a València o el de la conexión con la comarca, ahora se va a retrasar el nuevo tramo del desdoble de la carretera Elche - Santa Pola, que fue adjudicado a Pavasal en diciembre de 2021 por 2,4 millones de euros. Se da la paradoja de que hay un contrato auxiliar en licitación y que se tiene que adjudicar para poder iniciar las obras, que es el de seguridad y salud en la actuación. Sin embargo, se detectó un error en el expediente de Contratación y ahora se ha retrasado al menos un mes y medio. 

A este respecto, en diciembre se aprobó dicho expediente, denominado 'mejora de la seguridad vial en la carretera CV-865, tramos P.K. 3+600 a 5+500 y P.K. 5+500 a 7+100 Elx-Santa Pola', es decir, la seguridad de las obras en este tramo que tiene que ejecutar Pavasal y en el próximo, que es el penúltimo tramo del desdoble. El plazo para recepción de ofertas acabó el 8 de febrero, y un día después se detectó un error en el pliego de condiciones porque las puntuaciones de cada aspecto no coincidían entre sí con otros anexos del expediente. 

Dado que el error afectaba a las puntuaciones señaladas, y no era subsanable porque no se podía retirar ni presentar nueva documentación en ese momento del procedimiento, se decidió abrir un nuevo plazo de licitación. Y ese plazo para presentar ofertas finaliza ahora el 28 de marzo, mes y medio después de la fecha original, por lo que ese será como mínimo el retraso que tenga ahora la obra. Los licitadores que hubieran presentado oferta pueden ahora volver a presentarse. Así que ahora hasta que no haya adjudicatario para redactar este plan de Seguridad y Salud, no pueden iniciarse las obras adjudicadas en diciembre. 

Estado de la obra en general

Este contrato auxiliar pero necesario tiene un coste máximo de 420.000 euros y un plazo de ejecución de 23 meses, casi dos años, porque incluye tanto este nuevo tramo como el penúltimo tramo del vial (punto kilométrico 5+500 hasta el punto kilométrico 3+600), que está ya contemplado en los presupuestos de 2022 con un presupuesto de 3,4 millones de euros. Así que si el objetivo de la legislatura primero era finalizar la obra en este mandato, y recientemente se rebajó a tener adjudicado el último tramo, queda claro que el desdoble total no finalizará al menos hasta 2023, fecha que se ha fijado desde Política Territorial como orientación. En total, se habrán invertido 11,6 millones de euros. Actualmente quedan para desdoblar 7 kilómetros, siendo el último tramo el más problemático por los problemas de inundabilidad.

Noticias relacionadas

next
x