X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Planagumà advierte sobre el Ebro

1/02/2019 - 

ALICANTE (EFE). Lluís Planagumà, entrenador del Hércules, calificó este viernes al Ebro, próximo rival del conjunto alicantino, como un rival difícil que ha sabido sobreponerse a un mal inicio de temporada.

"Es un equipo competitivo que lleva años haciendo las cosas bien y, además, ha tenido paciencia porque no tuvo un arranque bueno", indicó el técnico, quien destacó la capacidad del conjunto aragonés "para hacer goles a balón parado".

"Es Segunda B todos los partidos cuestan mucho y hay que ser humildes y respetar a los rivales", explicó Planagumà, quien deseó que el Hércules siga "evolucionando en organización y concentración" para dominar cada vez "más situaciones del juego".

"Nosotros no somos ni mejores ni peores que nadie y tenemos la humildad para afrontar los 38 partidos ante el rival que sea", apostilló Planagumá, quien dijo que tras las dos últimas victorias el Hércules sigue trabajando con la ilusión de ser "cada vez mejor equipo".

Planagumà confirmó que el delantero Jona Mejía, por una torcedura de tobillo, y el centrocampista Diego Benito, con molestias musculares, son dudas para este encuentro.

El técnico se mostró "muy satisfecho" de los movimientos realizados por el club en el mercado de invierno."Hay que poner en alza el trabajo de Javier Portillo, director deportivo. Nos hemos reforzado en lo que nos teníamos que reforzar", explicó el catalán.

"Sabemos que las temporadas en Segunda B son duras y que hay que creer en una forma y en una plantilla. Desde la calma y la paciencia el club va a ir consiguiendo objetivos", señaló.

El entrenador destacó el trabajo de su delantero Stephane Emaná, en racha goleadora, y precisó que "el paso adelante dado por el camerunés es de 10 o 12 centímetros", que es lo que mide el larguero", en alusión a algún remate al travesaño que le impidió marcar antes.

"Sabemos que se le exige muchísimo a los futbolistas y que la línea entre el éxito y el fracaso es fina. Emaná estaba haciendo un buen trabajo, pero ni fuimos críticos con él antes, ni ahora tenemos al próximo Balón de Oro", argumentó.

Noticias relacionadas

next
x