X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

firma una permuta con el ayuntamiento

Pimesa se prepara para la comercialización de los bajos de los nuevos edificios de San Antón

4/11/2019 - 

ELCHE. Mientras que el Arru (Área de Regeneración y Renovación Urbana) de San Antón sigue su trámite esperado, ya con la remoción de tierras para la construcción del tercer bloque —que finalizaría la primera fase— y con todo listo para que otra tanda de vecinos de los antiguos edificios entren a las 120 viviendas del segundo inmueble levantado, Pimesa, quien está promoviendo las obras, ya está preparando la comercialización de los locales en los bajos de estos nuevos edificios. 

El pasado lunes se celebró un nuevo Consejo de Administración del medio propio Pimesa, en el que se dio cuenta tanto de sus cuentas como de las inversiones que realizará el próximo año —de 11,6 millones—, principalmente los dos primeros inmuebles de Elche Campus Tecnológico, el edificio de cohousing y uno de los nuevos edificios de San Antón. Pero también un convenio con el Ayuntamiento consistente en una permuta por la cual el Consistorio cede a Pimesa los locales de los bajos de los edificios de los nuevos bloques de San Antón —pues el suelo es municipal—, a cambio de unas parcelas y locales que tiene Pimesa por diferentes barrios y que le interesan a la administración local.

Preparar el barrio para nuevas dotaciones y comercios

Lo que el Consistorio quiere es dedicar esos locales a usos sociales, algunos en la calle Ausiàs March para usos sociales, una gestión de la que se encargará la concejalía de Bienestar Social. A cambio, Pimesa empezará a trabajar en la comercialización de los locales que hay y habrá en los nuevos edificios de San Antón, con el objetivo de renovar no sólo las viviendas, sino también el comercio y la hostelería. Unos locales comerciales que podrán ser destinados a lo que quieran los interesados: supermercados, tiendas, kioskos... Un plan para empezar a renovar por tanto las dotaciones que tiene el barrio, degradado desde hace años por la baja calidad de la materia prima con la que se levantó el vecindario. 

Cambiando de tercio, en el consejo también se aprobó mantener los descuentos que ya se aplicaban para las compañías que quisieran pagar al contado las parcelas que Pimesa tiene en el Parque Empresarial. Un descuento de un 5% que se hace para las firmas que se quieren instalar y pagar al contado. También se mantiene ese descuento para operaciones que se hacen directamente con Pimesa, a través de una inmobiliaria, porque ella también cobra descuentos. O para gestiones intermediarias en las que hay empresarios interesados en el Parque e inmobiliarias colaboradoras del medio propio les buscan espacios a las mencionadas firmas.

Actualmente son tres las parcelas propiedad de Pimesa que quedan por vender en el Parque Empresarial. Por eso los descuentos son sólo para aquellas que deciden pagar al contado, puesto que como queda poco suelo, no tiene sentido que se hagan grandes rebajas para darles salida. No hay prisa, en otras palabras. También se aprobaron descuentos de hasta el 30% en otros locales de otros barrios que tiene la empresa municipal, aunque también hay descuentos más bajos, dependiendo siempre del lugar y el valor que tenga dicho local. Por último, en el consejo también se aprobó la nueva licitación para los pliegos de la reconstrucción de la Casa de las Palomas, un elemento patrimonial ubicado en una de las parcelas en las que se tiene que ampliar el Parque Empresarial. Será el tercer intento. Por el coste de los materiales de construcción, el primer concurso quedó desierto y en el segundo se rebajaron los mismos pero las dos compañías que se presentaron acabaron retirándose de la plica.

Noticias relacionadas

next
x