X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Parodi vuelve a la primera fila del palco

22/03/2019 - 

ALICANTE. El Hércules vuelve a tener presidente. El club anunciaba este jueves que Carlos Parodi será su nuevo máximo mandatario. 

Dos años después de haber dejado el cargo en manos de Juan Carlos Ramírez y tras cinco meses y medio ejerciendo como presidente oficioso tras la dimisión de Quique Hernández, el hasta ahora director general regresa a la primera fila del palco del estadio José Rico Pérez. 

Tanto el empresario vasco como Enrique Ortiz tenían tan claro que debía ser Parodi quien asumiera el cargo que solo la negativa de este a que no se pusiera en marcha todo el proceso hasta conocer el destino del recurso del Hércules contra la reclamación millonaria de la Comisión ha impedido que se formalice el movimiento hasta la fecha. Tal es así que fue el miércoles, poco después de tener conocimiento del pronunciamiento favorable del Tribunal General, cuando de un cajón de las oficinas del club salió con destino al Boletín Oficial del Registro Mercantil y a un diario de papel de tirada provincial, tal y como exige la Ley, la convocatoria de una Junta General de Accionistas de carácter ordinario previamente aprobada por el consejo de administración en la que, además de someter al voto de aquellos las cuentas del ejercicio pasado, también deberán pronunciarse sobre la dimisión de Quique Hernández y el nombramiento como consejero y presidente de Parodi.

Diez años en la entidad

Dicho anuncio está previsto que se publique el próximo lunes, siendo la fecha de celebración de la Junta el 26 de abril. Ese día, con permiso de los accionistas, Parodi pasará a ejercer formalmente un rol que no les es nuevo y no solo porque lo haya desempeñado de manera oficiosa los últimos cinco meses, también porque durante cuatro años, entre 2013 y 2017, ya fue presidente de la entidad.

Carlos Parodi se incorporó al club en 2009 y desde entonces, bien como director general, bien como máximo mandatario, ha sido la mano derecha de Enrique Ortiz en el mismo. Lo anterior le ha granjeado no pocos enemigos y muchos críticos, especialmente entre los aficionados que lo identifican con los años más oscuros de la entidad (el trienio 2010-2012, especialmente). No obstante, Parodi no solo está muy bien considerado por Ortiz y Ramírez, también cuenta con el respaldo de la Fundación que no olvidemos que sigue siendo la máxima accionista (Zassh Tecnológica no ha pasado de sustituir al Instituto Valenciano de Finanzas como acreedor de aquella). Además, su sintonía con Javier Portillo, máximo responsable de la parcela deportiva, es total y los acreedores, empezando por la Liga de Fútbol Profesional y siguiendo con la Agencia Tributaria, lo identifican como el único interlocutor válido (incluso cuando Ramírez primero y Hernández después eran presidentes). Hasta el que fuera administrador concursal del club ha hecho guiños en más de una ocasión a Parodi, pese a que era el máximo responsable en los años inmediatamente anteriores a la entrada en concurso de la entidad.

Lidiar con Ortiz y Ramírez

Estos días y como consecuencia de la sentencia por la que se anula la tristemente famosa Decisión de Recuperación, la figura de Parodi ha vuelto a cotizar al alza. A él se le atribuye la elección de la firma Miramón Abogados, radicada en Barcelona y especializada en Derecho de la Competencia, que ha terminado logrando para el club un fallo fundamental para su futuro, pero hay otras gestiones que pueden haber pasado desapercibidas en los últimos meses para la mayoría y que han resultado también claves.

Además de cuadrar las cuentas de tal forma que a Ortiz y Ramírez les duela menos tener que rascarse el bolsillo una y otra vez para evitar que el club baje la persiana, Parodi logró hace ahora un año que los empresarios aceptasen canjear por acciones nada menos que 3,1 millones de euros que les adeudaba el Hércules como consecuencia de ese auxilio financiero y si hace dos años consiguió convencer a los acreedores ordinarios para que le dieran una segunda oportunidad a la entidad, el mes de julio pasado logró levantar otra bola de partido al renegociar con SUMA los términos del pago de una deuda que no siendo de un importe elevado si ponía al club al borde de la desaparición en el caso de que ese ente, tras embargar las cuentas como acababa de volver a hacer Hacienda, hubiera dado el paso de solicitar al juez la liquidación forzosa.

De nuevo cuatro miembros

Parodi se integra en un consejo de administración ya formado por Valentín Botella, expresidente y exvicepresidente del club y con casi dos millones de euros en acciones (algo que le confiere el derecho a tener un asiento en el consejo) a través de la sociedad Promoval; Miguel Ángel González, director comercial de Medimotors (grupo empresarial de Juan Carlos Ramírez) y con larga experiencia comercial y de gestión ligada a negocios del automóvil; y José León quien, además de apoderado de la Fundación ha estado vinculado laboralmente a Ortiz e Hijos, ya fue consejero del Hércules entre 2006 y 2011 y, por ejemplo, es administrador de la consultora Dreamview, participada por el Grupo Cívica. Rafael Eusebio Ramos, por su parte, ejerce el cargo de secretario no consejero. 

Una vez superado el más que importante escollo de Bruselas, los grandes retos que tiene Parodi por delante son retomar la negociación con Hacienda para lograr un acuerdo de aplazamiento y, por extensión, cumplir con el resto de exigencias de la Liga para que el club pueda jugar en Segunda A el próximo curso si asciende en el terreno de juego.

Noticias relacionadas

next
x