X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de abril y se habla de ELCHE PODEMOS alicante PP LUIS BARCALA elecciones 2019 Vox PP ORIHUELA

Ortiz y Ramírez se rascan el bolsillo, pero sin llegar al cheque en blanco

16/01/2019 - 

ALICANTE. Hasta junio de 2021, es decir, por lo que resta de temporada y otras dos se extiende la vinculación acordada entre el Hércules y Jona Mejía.

El delantero malacitano recala en el club blanquiazul tras poner fin de manera pactada a una cesión hasta el 30 de junio en el Lugo y rescindir también de mutuo acuerdo un contrato con el Córdoba que expiraba el 30 del junio de 2020. 

Se está hablando mucho de las cantidades que puede percibir el jugador en Alicante, pero la realidad es que Jona no solo sacrifica una buena parte de los ingresos que tenía garantizados, es que el Hércules reparte la carga salarial del fichaje al firmarle un año más de los que tenía en Córdoba el delantero, que especialmente sale bien parado de las dos rescisiones: el acuerdo entre los blanquiazules y Jona empezó a fraguarse en la primera semana del año, si bien hasta la llegada del jugador a Alicante este no estampó su firma y lo hizo después de pactar su finiquito con Lugo y especialmente Córdoba. El primero le abonó parte de lo que le restaba por percibir y el segundo tanto de lo mismo, si bien la cantidad acordada con los blanquiverdes es más que significativa: el 60% de los 300.000 que hubiese percibido de seguir vinculado al Córdoba.

Es verdad que Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez están rascándose el bolsillo más que años anteriores en este mercado de invierno (Jesús Alfaro tenía firmados 135.000 euros anuales en el Murcia), pero las cantidades a las que el Hércules puede llegar distan mucho de las que no solo se pagan en Segunda División A, también las que otros rivales directos por hacerse con Jona o Benja están dispuestos a ofrecer.

Ante la falta de fichas sénior libres, la llegada de Jona conllevará la salida de un futbolista que el club ya anunciaba que será Carlos Fernández. El Hércules negocia con él un acuerdo de rescisión, pero independientemente de que se cierre o no, Jona podrá ser convocado ante el Villarreal si Lluís Planagumà así lo desea, ya que en el caso que nos ocupa la baja federativa de uno y el alta de otro se pueden tramitar sin problema.

Noticias relacionadas

next