X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en unas jornadas organizadas por la asociación de juristas valencianos 

Orihuela celebra el reconocimiento jurídico del Juzgado Privativo de Aguas y reivindica su historia

28/09/2018 - 

ORIHUELA. El Senado dio luz verde ayer a que el Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela se convierta en tribunal consuetudinario, con identidad jurídica, al igual que el Tribunal de Aguas de Valencia o el Consejo de Hombres Buenos de Murcia. Por ello, para celebrar este reconocimiento, la Asociación de Juristas Valencianos organizó unas jornadas en Colegio de Abogados oriolano en el que congregó a representantes de los distintos Juzgados de Aguas, senadores, representantes del Consell, de la Diputación y ayuntamientos para hacer un repaso de la historia y la relevancia de los tribunales de agua tanto en la Comunidad Valenciana como en Murcia

Se ha hecho así, un repaso por la trayectoria de estos tribunales, con una historia de 1.000 años, que podrían elevarlos a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En este sentido se pronunció el presidente de la Diputación, César Sánchez, que dio la bienvenida a las jornadas y pidió, además, que se recupere el Derecho Civil valenciano y "reivindicar nuestro legado, tradiciones y lo que entendemos que, por derecho, nos corresponde". 

En la primera de las mesas, El Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela, su reconocimiento como órgano jurisdiccional, participaron Javier Pastor, abogado y secretario de la acequia de Mislata, quien hizo una inroducción al funcionamiento del tribunal de Aguas de Valencia. También estuvo presente Miguel P. Mazón, abogado y secretario del Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela, que hizo un repaso por su historia y por los logros de la institución. Por su parte, Manuel Aldeguer, director general del Agua del Consell destacó la importancia de los tribunales de agua en la defensa del regadió tradicional y la defensa de la huerta. José Bonet, catedrático de Derecho Procesal UVEG y vicepresidente de la Asociación de Juristas Valencianos, hizo un repaso por el proceso para llevar a buen puerto el reconocimiento jurídico, que ha estado estancado durante varios años. 

Pastor, conocedor del Tribunal de las Aguas hizo un recorrido por su legado, inicios, sus cambios e implantación por parte de diversos reyes de la región y por su funcionamiento actual. "Surgió por necesidad. Las acequias de los pueblos necesitaban agruparse con Valencia para reclamar que les llegase el agua. La estrategia y la unión fue crucial para su éxito hasta hoy".    

Mazón puso en valor que el Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela surgió, incluso antes que el de las Aguas de Valencia. "En València se olvidaron de que en Orihuela y otros puntos de la Comunidad Valenciana también había tribunales dignos de ser consuetudinarios". También valoró la unión de los regantes oriolanos, su sentido de la justicia en estos tribunales y su valor para vertebrar el oficio. 

Aldeguer, por su parte, alabó el sentido de la justicia de los integrantes de los tribunales de aguas. "EL juez se elige porque conoce el medio y la institución, el tejido del oficio y lo que es justo o no". Así, destacó la importancia que ha tenido esta institución en la Vega Baja y afirmó que "espero que se modernice". El director General de Aguas del Consell también apuntó a que es importante mejorar la relación entre instituciones y destacó la figura en estos tribunales del síndico y del repartidor de agua para mantener la institución. 

Bonet, hizo hincapié en que el éxito logrado "es de todos, porque se ha aprobado por unanimidad" aunque valoró el trabajo realizado en los últimos meses. De febrero a ayer, se pasó del pesimismo de un proceso parado al empujón de la Asociación de Juristas Valencianos que le dio un impulso para rescatar el plan de mano de políticos y juristas. 

La segunda mesa redonda versó sobre el Derecho Civil valenciano y se dibujó el panorama en el que se encuentra y su utilidad para las necesidades sociales de los ciudadanos. Esta es otra de las luchas que, ahora, impulsarán desde el Senado, de nuevo y cuya realidad acercaron al público los senadores Manuel Altava, del Partido Popular, Jordi Navarrete, senador de Compromís y José Ramón Chirivella, presidente de la Asociación de Juristas Valencianos. 

La clausura la llevó a cargo Josep Ochoa, Director General de Responsabilidad Social y Fomento del Autogobierno y el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana

Noticias relacionadas

next