X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

luz verde para una inversión de 12 millones de euros

Orihuela acepta las mejoras pendientes de delegación de competencias para el Plan Edificant

30/11/2018 - 

ORIHUELA. El pleno de noviembre de Orihuela ha dado luz verde a las delegaciones de competencia pendientes en varios centros educativos, acciones necesarias para sacar adelante las obras del Plan Edificant. En concreto, se han aprobado estas medidas para 14 de los centros de enseñanza de Orihuela y sus pedanías. La suma de las obras se cifran en más de 12 millones de euros. Hasta el momento solo una de ellas estaba aceptada, la del colegio de San Bartolomé, y, con esta aceptación ya son 15 las que podrán salir adelante, aunque aún quedan algunas en el tintero burocrático. 

Para la edil de Educación de Orihuela, Begoña Cuartero, el Plan Edificant "no se trata de un plan de colaboración, si no un plan de trasladar responsabilidades" y achaca al gobierno del Consell "la incapacidad para construir centros". No obstante, aseguró que "el grupo Popular de Orihuela puede trabajar entre distintas administraciones, sin importar el color, porque hay voluntad, interés y compromiso con su municipio". 

Desde que el Ayuntamiento de Orihuela se adhirió al Plan Edificant en marzo, se han presentado 21 solicitudes de delegación de competencias. Propuestas, afirman, desde el Ayuntamiento, ya presentadas, "para poner solución a los problemas de las infraestructuras educativas del municipio". Algunas de estas propuestas recibieron el visto bueno del Consell y ayer se aceptaron varias de ellas.

Según la edil de Educación oriolana, el conseller de Educación, Vicent Marzà, "decidió abdicar sus responsabilidades a los ayuntamientos". Y afirmó que, solo los que tienen recursos suficientes en materia de personal y económica, han podido adherirse a la medida. Según Cuartero, "para la Concejalía de Educación que dirijo, la falta de recursos no ha impedido la redacción de las correspondientes memorias técnicas valoradas e impulsar la mejora de los centros públicos educativos de nuestro municipio que creemos es muy necesario para situarnos como una ciudad educadora y de oportunidades". 

La edil oriolana afirma que son muchos los meses de tramitación del proyecto "dada la cantidad y el proceso que es necesario". 

Los centros que se unen a la aceptación de la delegación de competencias, junto con el del San Bartolomé, son el Instituto Tháder, y su ampliación del centro y eliminación de las aulas prefabricadas existentes. El colegio Miguel Hernández construirá un paso cubierto entre aularios y adecuará sombraje en el patio. Por su parte, el colegio Villar Palasí renovará y adaptará aseos y hará una sustitución de cubierta del aulario de Infantil, además de adecuar el patio trasero , el pavimento de caucho y la rehabilitación del gimnasio. 

La escuela infantil Virgen de Monserrate sustituirá elementos exteriores, rampas, toldos, tuberías y adaptará albardilas en huecos exteriores. También reparará la cubierta y adecuará cuadros y líneas para aumento de potencia eléctrica. El colegio Virgen de la Puerta renovará la fachada y reparará daños, además de adecuar las pistas polideportivas y la instalación de saneamiento exterior. Mientras, el colegio Fernando de Loaces adecuará un baño para Educación Especial.

El colegio Antonio Sequeros mejorará los baños y el perímetro de su zona de juegos. Se sustituirá, además, la tubería principal de suministro de agua de fibrocemento. El instituto Gabriel Miró adecuará accesos y sustituirá ventanales, además de adecuar su salón de actos. El colegio de Rincón de Bonanza mejorará el pavimento de paso lateral y reparará filtraciones de agua en el sótano. Mientras, en Nuestra Señora Belén de La Aparecida, se restaurarán las pistas exteriores y se actuará en casetas de almacén con cobertura de fibrocemento y también en suelo de accesos y aularios. 

En el colegio Nuestra Señora de Monserrate, en Molins, se restaurará la pista exterior, se ampliará la potencia de la red eléctrica y se sustituirá la cobertura del porche y vestuarios, además de motorizar la puerta de vehículos. En La Matanza habrá cambios en las pistas deportivas, y se sustituirán persianas, el parque infantil y cubiertas de aularios. El colegio Andrés Majón renovará azulejos, fachada y pintura, además de reformar los aseos y sustraer las puertas del centro.  

La Escuela de Arte y Superior de Diseño de Orihuela (EASDO), tomará medidas para el cumplimiento de la Normativa vigente relativa a la evacuación de ocupantes en caso de emergencia y a la seguridad frente al riesgo de caídas. También emprenderá la mejora de las condiciones de la envolvente de fachada y el forjado de planta baja. También se reformarán las instalaciones obsoletas e insuficientes y redistribuirán los espacios por necesidades funcionales, habitabilidad y de accesibilidad. Asimismo, se mejorarán las condiciones del vallado que delimita la parcela del centro. 

La edil de Educación aseguró que "echamos de menos en los presupuesto de la Generalitat Valenciana una partida nominativa para el Edificant Orihuela". Aseguró que, se encuentran en una bolsa junto a otros municipios y "esperamos no tener que luchar entre los mismos por falta de financiación de la Consellería".

Sobre las memorias restantes que quedan pendientes, desde el Ayuntamiento esperan "que el Consell nos apruebe las memorias valoradas de las seis actuaciones restantes de Orihuela para poder aceptar la delegación y tramitarlas antes de que finalice el año".

Noticias relacionadas

next
x