X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CIUDADES INVISIBLES

Oporto: origen de la ilustración moderna

1/11/2016 - 

MADRID. El río Duero tiene una fortaleza similar al Nervión, el Volga o el Hudson. Todo ellos tienen el enorme poder de partir en dos una ciudad, generando dos atmósferas casi opuestas, como si la ciudad que el río hiende con su agua torrencial fuera bicéfala en su propia construcción. Es por ello que Oporto, una de las ciudades europeas con más adeptos de la última década, puede leerse desde cada uno de los lados del río Douro: bien desde sus bodegas añejas erigidas en enormes edificios coronados con letreros que dan nombre al vino que cultivan, bien desde una urbe que posee todo tipo de atractivos culturales, entre los que destaca la efervescencia de las galerías de arte que venden la obra de los mejores ilustradores de nuestro tiempo.

Calles que cuentan historias

 Únicamente la Place des Vosges de París o la madrileña calle Doctor Fourquet podría arrebatarle a la Rua Miguel Bombarda, una posición hegemónica en el ranking de calles que albergan más arte. En el conocido como 'Barrio de las Artes' se respira un particular ambiente. Un numeroso grupo de emprendedores culturales han revitalizado una calle que lleva el nombre de un psiquiatra y político que luchó ferozmente por conseguir la república portuguesa. Tristemente, falleció apenas un par de días antes de verla hecha realidad, ya que Bombarda murió asesinado a tiros por parte de uno de sus pacientes en su propio consultorio. Una ambulancia lo llevó rápidamente al hospital pero Bombarda no resistió la operación. La muerte del psiquiatra y político conmocionó a todo un país, pues lo consideraron un ataque extremista y no tanto el acto de un demente. La República organizó su funeral, en honor a él como uno de sus inspirador principal.

Con semejante intrahistoria es lógico que en este barrio sucedan cosas tan extraordinarias. Muchas de ellas tienen como escenario el Centro Comercial Bombarda. Nada tiene que ver este centro con el concepto habitual que de los 'centros comerciales' tenemos en la actualidad. Más bien se trata de un caladero de arte que va desde la tienda Aguas Furtadas, un espacio de diseño luso centrado en la artesanía con porcelana, pasando por la Galería de arte contemporáneo Gingko o la tienda de objetos cinematográficos Vertigo Store, hasta un hermoso proyecto de jardines y bonsais que sirve como pulmón y lugar de encuentro en el centro comercial. Una vez que salimos de este enclave, las Ruas de Adolfo Casais Monteiro, Breyner o Rosário se revelan como calles transversales en la que descubrir algunos establecimientos auténticos de diseño de joyas, ropa con firma de jóvenes diseñadores o tiendas de productos gastronómicos gourmet. 

La nueva ilustración lusa despunta en Oporto 

O! Galeria

Pero el verdadero meollo de este barrio está en la calle anteriormente citada: Rua de Miguel Bombarda. Una de las mejores experiencias a la hora de visitar esta ciudad es recorrer casi durante un día completo esta línea recta e ir parándose en cada galería para admirar todas las exposiciones. Uno de los locales más veteranos y con más incondicionales es Ó! Galeria, un espacio regentado desde diciembre de 2009 por Ema Ribeiro. Casi medio centenar de ilustradores internacionales forman el batallón de artistas que han ido pasando por aquí y cuya obra puede adquirirse en el fondo de catálogo del recinto. Artistas locales como João Pinto Maio, David Penela, Joana Pinto, Rafaela Rodrigues y, sobre todo, Mariana Santos (más conocida como Mariana, a miserável) viven y trabajan en un barrio que les inspira cada día. Esta última ilustradora posee una de las obras con más personalidad en el panorama europeo actual. Su intención de reírse de sí misma, de su patética y absurda relación con los hombres, le ha llevado a entender su trabajo como una catarsis de su esfera personal. Con un marcado carácter autobiográfico, Mariana es la abanderada del peculiar estilo 'no dibujo', es decir, hacer de su estética feísta su gran baza. La otra es la ironía y los mensajes que desprenden cada una de sus obras repletas de mujeres que viven todo tipo de experiencias relacionadas con el desamor. 

Dama Aflita

Pero también muchos artistas españoles y valencianos, especialmente, exponen su obra en esta mítica galería: Paula Bonet, Inma Lorente, María Herreros, Ricardo Cavolo, Laura López Balza, Laura Liedo son sólo algunos de ellos.

Saliendo de Ó! Galeria, en plena Rua de Picaria, se encuentra Dama Aflita,  na galería más modesta y delicatessen también dedicada al dibujo, la ilustración y el diseño. Rui Vitorino, artista y dueño de la galería, ha concebido además una tienda en la que pueden comprarse discos, libros y cómics que harán disfrutar a los viajeros. La nómina de galerías de arte se extiende a Galería Fernando SantosGalería AparteArthobler GalleryGalería Nuno CentenoGalería PresençaGalería Quadrado Azul. Un universo completo de posibilidades con las que conectar en el periplo portuense. Por si todo esto no fuera suficiente, el arte salta a las calles con proyecto como Espigar Nas Gentes, formado por un grupo de cinco jóvenes ilustradores que pretenden rehabilitar -mediante su arte- las puertas desvencijadas de las ruas de Madeira y Vila Cimo y Largo da Rua Chã. 

Espigar Nas Gentes

Dormir en una galería de arte

Después del largo paseo por una de las calles más fascinantes de Europa nada mejor que descansar en el Hostel Gallery, un hostal ubicado en una preciosa casa de 1906 que funde el concepto de galería de arte y el lugar de alojamiento. Cada dos meses exponen una nueva muestra que el huésped puede visitar de modo gratuito. Además, la cocina familiar portuguesa -con deliciosos platos como las Tripas a modo do Porto- y el ambiente casero hace que cualquiera que aquí se aloje pueda establecer relación y contacto más allá del mero saludo. Sus anfitriones, de hecho, animan a que la experiencia en su negocio se convierta en transformadora. El escritor portugués Antonio Tabucchi dijo de Oporto que era misteriosa, británica y algo gótica. Quizás sólo le faltó añadir una palabra: artística. 

Hostel Gallery

Noticias relacionadas

next
x