X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EN el tramo de orihuela

Oficina nueva, limpieza de ramblas y renovación de instalaciones: mejoras de la CHS para el Río Segura

16/05/2019 - 

ORIHUELA. La ciudad oriolana y la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) empiezan a entenderse a pesar de las diferencias entre la gestión de las limpiezas y retiradas de residuos que existen entre las diferentes asociaciones. En las últimas semanas se han llegado a acuerdos para la mejora del Río Segura como son los acuerdos para una próxima limpieza de Barranco Rubio, en Orihuela Costa, y en verano para la rambla Río Nacimiento. Además, la CHS ha renovado alguna de las instalaciones de azarbes y también acaba de firmar un convenio con Orihuela por el que el Ayuntamiento va a ceder el uso de unas instalaciones municipales en la Calle del Río a la Confederación albergar el servicio de guardería fluvial. 

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) comenzó a limpiar las inmediaciones del río Segura, desde Orihuela hasta su desembocadura, de cañas y residuos flotantes en febrero. La confederación adjudica a la empresa FCC Construcción las labores de retirada de materiales flotantes en el río Segura, en unas labores programadas para tres meses. Trabajos planificados para eliminar, sobre todo, cañas y otras basuras existentes en el cauce y que se acumulan en las cadenas de retención de flotantes desde la capital de la Vega Baja hasta su llegada al mar en Guardamar del Segura.

Precisamente, en Orihuela, la retirada de cañas del cauce del río a su paso por la ciudad ha sido fuente de rifirrafes entre la Confederación y el Ayuntamiento durante años, especialmente, tras las inundaciones de 2016. Ahora, parece se está llevando a cabo esta adecuación. La semana que viene será el turno de la limpieza del Barranco Rubio antes de empezar con la rambla de Río Nacimiento. 

Precisamente, ayer, el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, junto al edil de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández, y el edil de Patrimonio, Rafael Almagro, mantuvieron una reunión con el presidente de la CHS, Mario Urrea, con Pepe Cascales y Adolfo Medina, comisario adjunto, para visitado las instalaciones que Orihuela cederá, que será una oficina con carácter permanente a la que se añadirán, poco a poco, servicios de gestión administrativa.

Lo que se pretende es evitar desplazamientos a Murcia para realizar trámites  debido a que esas nuevas instalaciones son muy demandadas. 

La desembocadura del río Segura es uno de los lugares de acumulación de residuos, sobre todo plásticos, más críticos de los caudales en España y, lo es también, de los ríos europeos. La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) procedió hace meses a limpiar la barrera de residuos flotantes presente en la desembocadura, en Guardamar y recogió 20 toneladas de basura. Por ello, ahora la CHS ha hecho un llamamiento para frenar "el uso como vertederos de los azarbes que llegan al río Segura".

Desde varias ONG como la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) o Green peace, en este sentido, se dirigió a la CHS a través de un escrito, alertando de la acumulación de miles de envases en el azarbe de Pineda, uno de los principales azarbes de la huerta tradicional de la Vega Baja que todavía se encuentra sin cementar. Además, han criticado que la limpieza de la CHS se realice solo de forma puntual y mantienen que "el estado del canal del río Segura en su desembocadura es verdaderamente lamentable, ya que dispone de una barrera que, al no ser gestionada con la frecuencia necesaria por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), permite que se acumulen grandes cantidades de residuos, animales muertos, y otros desechos que contaminan la zona y afectan negativamente a la fauna presente". 

En materia medioambiental, Orihuela y Murcia, además, han programado un bosque de ribera inter-autonómico de un kilómetro lineal y unos 600 árboles y arbustos autóctonos se está implantando en el tramo del antiguo curso del río Segura y unirá Orihuela, Beniel y Murcia, con la finalidad de favorecer la biodiversidad. En los trabajos de recuperación ambiental se está planteando la sustitución de los extensos cañaverales por formaciones de bosque de ribera compuestas por álamos, olmos, tarajes, almeces, fresnos e incluso algunos sauces y sauzgatillos acompañados de baladres.

Noticias relacionadas

next
x