X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

En una semana, La firma FCC comenzará los trabajos, que durarán tres meses

La CHS limpiará de cañas y basura el río Segura desde Orihuela hasta su desembocadura 

6/02/2019 - 

ORIHUELA. La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) comenzará a limpiar las inmediaciones del río Segura, desde Orihuela hasta su desembocadura, de cañas y residuos flotantes, a partir de la semana que viene. La confederación ha adjudicado a la empresa FCC Construcción las labores de retirada de materiales flotantes en el río Segura, para unas labores que durarán tres meses. Los trabajos se centrarán en eliminar, sobre todo, cañas y otras basuras existentes en el cauce y que se acumulan en las cadenas de retención de flotantes desde la capital de la Vega Baja hasta su llegada al mar en Guardamar del Segura.

El precio de este trabajo será de más de 47.000 euros y el contrato se adjudicó a principios de febrero. Esta acción se engloba dentro del plan por el que la CHS está retomando las inversiones para la mejora, mantenimiento y seguridad de la cuenca del Segura en toda su extensión. La confederación ha preparado un Plan Integral para la conservación de la zona en 2019. El nuevo presidente, Mario Urrea, anunció una inversión de 4 millones de euros

La CHS se centró en reparar a finales de 2018 las ramblas en varios puntos de Murcia. Esos eran los puntos prioritarios para la Confederación y ahora, la Vega Baja recibirá gran parte de la atención en las próximas mejoras previstas este año. Las reclamaciones históricas son las que van a cubrir con este plan, en principio. Por ello, la  inversión en el propio cauce y su limpieza van en primer lugar. Precisamente, en Orihuela, la retirada de cañas del cauce del río a su paso por la ciudad ha sido fuente de rifirrafes entre la Confederación y el Ayuntamiento durante años, especialmente, tras las inundaciones de 2016. Ahora, parece que será cuestión de meses esta adecuación.

Desde el Consistorio también han reclamado en diversas ocasiones que las multas por las deficiencias en el sistema de depuración de las aguas residuales se impongan al Ayuntamiento, cuando, aseguran, la responsabilidad de su tratamiento corresponde a la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR).

Necesidades

Las actuaciones más notables que se han llevado a cabo en Orihuela, por parte de la CHS, han ido encaminadas al refuerzo de las motas. Se construyó una escollera en Las Norias de Desamparados para delimitar la mota del cauce, y se reforzaron las motas en el Azud de la Fuente, en La Campaneta.

El Segura tiene uno de los mayores aprovechamientos hidrológicos, y es célebre por su irregularidad, que puede alternar inundaciones con largos períodos de sequía. No obstante, este problema natural e inevitable, durante décadas, ha sido superado por otro problema desencadenado por el ser humano: los graves problemas de contaminación de sus aguas, sobre todo en el curso bajo, que riega Orihuela, y un encadenamiento de mala gestión de sus recursos que llegó a poner al río en una situación de jaque mate. 

Principalmente, los motivos para ver las mejoras de la calidad de las aguas y de la biodiversidad el río Segura son las protestas y los cambios en la gestión, sanciones a los responsables de la contaminación y vertidos del río, y, sobre todo, de la conciencia y la acción social para poner en valor el cauce. Un trabajo de muchos años.

Noticias relacionadas

next