X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

para evitar desprendimientos en días de lluvias torrenciales

Obras en El Tossal de Benidorm a contrarreloj para estabilizar los taludes antes de otoño

12/06/2019 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm ha anunciado que en las próximas semanas se iniciarán las obras para reforzar y estabilizar los taludes de El Tossal, en la Cala. Sin decir una fecha en concreto, la concejal de Urbanismo en funciones, Lourdes Caselles, indicó que se hará "sin demora" para que pueda estar listo antes de otoño. De este modo, tratarán que esté listo para los periodos de lluvia más intensa, que coinciden con el final del verano. Es precisamente con estos episodios cuando más posibilidad de desprendimiento hay.

Cabe tener en cuenta que en El Tossal hay numerosas viviendas habitadas. Serán ellos los que sufran los problemas de las obras durante este verano.

Como ya ha publicado este diario en su momento, para este proyecto se van a invertir 271.116,84 euros con el objetivo de eliminar la causa y los daños que padece actualmente la zona del talud, evitando que se reproduzcan, tal y como especificó la edil del área y el alcalde en funciones, Toni Pérez.

Pérez ha explicado que estos trabajos correrán a cargo de una empresa especializada en contención de taludes y se van a realizar en “una ladera con un desnivel de hasta 48 metros”. 

Se trata de uno de los proyectos más esperados por los vecinos de la zona, para el que había un proyecto desde 2017, que es el que se va a ejecutar ahora. Hay que tener en cuenta que hay un informe técnico que reclama que se actúe para evitar desprendimientos de El Tossal.

Según detallaron, la primera fase de las obras se centrará en sanear y adecuar el talud, eliminando los bloques de roca que se encuentren suelo o desprendidos. Acto seguido se recolocará la malla de triple torsión que se encuentra actualmente en el talud, y se instalarán bulones permanente que cosan los bloques superficiales más inestables. También se colocará “una doble malla que conecte todas las cabezas de los bulones” con dos tipos de red diferentes: una de mayor resistencia que evite la caída de futuros desprendiemientos, y otra de menor apertura que recoja los posibles fragmentos de roca de tamaño más pequeño”.  

Asimismo, indicaron que dada la complejidad para emplear medios auxiliares en el talud debido al importante desnivel, “los equipos trabajarán descolagados por la ladera y correctamente anclados para garantizar la seguridad tanto del personal como de las edificaciones existentes”. 

Como se decía, el Ayuntamiento dispone de dos informes que recordaban la necesidad de ejecutar estas obras por la situación en la que se pueden ver perjudicadas las casas más pegadas al mar. Hay que tener en cuenta que en los últimos meses una empresa ha estado preparando las obras de construcción de unos chalés de lujo que irán al inicio del Paseo de Tamarindos. Una parcela cuya carretera que le rodea por detrás, también ha sido afectada, aunque no se actuará en ella.

Noticias relacionadas

next