Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Ángela Impact Economy invertirá hasta 3 millones en la creación y transformación de empresas

SpeedOut, la australiana Hatched y su plataforma Rooy son los socios estratégicos especializados en asesoramiento y en medición de impacto.

26/02/2020 - 

VALÈNCIA (AP). Ángela Impact Economy ha lanzado su primer vehículo de coinversión en fondos, Impact Invest 2020, con el que quiere contribuir en la necesaria evolución hacia una economía de impacto. En paralelo, junto a la consultora SpeedOut, la consultora australiana de estrategia de impacto Hatched y su plataforma de medición de impacto Rooy, Ângela Impact Economy se posiciona como referente para las empresas que quieran transformarse, así como introducir y medir el impacto y su alineación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en su core business.

En esta primera etapa, la firma invertirá, a través de Impact Invest, en tres fondos nacionales y con experiencia en inversión de impacto o en gestión de inversión alternativa: Creas Impacto, People & Planet Partners y Q-Impact. Este primer vehículo de inversión cuenta con capital aportado tanto por socios de Ángela Impact Economy como por inversores, empresas y family offices de la Comunidad Valenciana.

Raúl Mir, CEO de la firma, explica que este nuevo vehículo nace de las recomendaciones del Informe de Foro Impacto tras la adhesión de España al GSG for Impact Investment, “queremos aprender y ayudar a invertir a quien persigue, además de rentabilidad financiera, generar impacto positivo con sus inversiones. Estamos evolucionando hacia una inversión con criterios de rentabilidad-riesgo-impacto”, señala.

Impact Invest permitirá a sus socios inversores invertir en la creación de empresas tecnológicas e innovadoras que buscan soluciones a retos globales y que generen un impacto positivo en el medioambiente y las personas, diversificando y minimizando el riesgo a través de fondos especializados, con experiencia probada y estándares de medición de impacto validados.

Otra de las líneas de negocio en las que se está trabajando es Ângela DatÂe, un proyecto de base tecnológica en el que se recolecten, ordenen y traten la mayor cantidad de datos del mundo de la sostenibilidad y el impacto, generando conocimiento y diseñando modelos analíticos y predictivos, convirtiéndose también de esta manera en una Data Company.

“Lo que está claro -señala Raúl Mir- es que el mundo avanza y nuestra responsabilidad es hacer que la transformación de la economía sea rentable para todos: los que invierten, las empresas, los consumidores, el planeta y las personas”. Con este fin, utilizan su experiencia en el ámbito económico-empresarial tradicional y la de sus partners para abordar los desafíos tecnológicos que depara el futuro.

next
x