X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

LA CADENA CARTAGENERA DE RESTAURANTES ABRE EN ALICANTE  

Mostacho Bar: un bigote para cada hamburguesa

14/02/2020 - 

ALICANTE. Para triunfar, “hay que dejarse un mostacho”, advertía La canción del bigote (Stephen Foster, 1860) versionada por Seth MacFarlane, Alec Sulkin y Wellesley Wild para la conocida comedia norteamericana Mil maneras de morder el polvo (Seth MacFarlane, 2014). Nada más característico e identificativo en el rostro de un hombre. Un elemento capaz de generar el sex appeal suficiente como para conquistar a cualquiera. Siempre, según la película, claro. 

Pero quizá algo de todo aquello debió resonar también en las cabezas pensantes de la familia García Navarro ya que, un año después del estreno de la película, abrían el restaurante Mostacho en la calle Licenciado Cascales de Cartagena. Y, obviamente, allí todo eran mostachos. Como no podía ser de otra manera, venían grabados, inclusive, en el propio pan de las hamburguesas que sirven. Su producto estrella.

Un bigote para cada una de ellas. También mostachos en la decoración, en la cubertería y hasta en los protagonistas de las fotografías de antepasados que se muestran al público. Así que, bajo el amparo de dicho distintivo, nada podía salir mal. El éxito estaba garantizado. Y es que, además, la receta es buena y el producto de calidad. "Trabajamos renovando la carta de hamburguesas cada cierto tiempo, siempre atentos a las nuevas tendencias", explica Rafael Marín, responsable de Comunicación y Marketing de la marca. 

Mostacho acaba de abrir en Alicante, en la avenida de la Constitución. Para la ocasión han creado una nueva hamburguesa llamada Heisenberg, que está basada en la serie Breaking Bad. El ingrediente estrella es un queso crujiente, a la plancha, de color azul. "Cada una está inspirada en algún personaje que tenga o haya tenido bigote", apunta. La excepción es Frida, basada en Frida Kahlo, quien "aunque no tuvo bigote, sí tuvo un buen entrecejo".

La carne es asturiana, las patatas son caseras y el pan nos lo hace expresamente un panadero”, explica Marín. “Es comida rápida pero elaborada con buen producto y artesanalmente”, apunta. Una fórmula que les ha llevado al éxito en la ciudad de Isaac Peral. Tanto que, a los tres años, surgió la oportunidad de franquiciar, así que optaron por ello y ahora siguen trabajando para la marca, pero sin restaurantes en propiedad. 

El originario, se vendió. Después, se abrieron dos más en Cartagena, en la calle Jorge Juan y en la plaza San Francisco. Más tarde, recalaron también en Murcia, en la calle Guitiérrez Mellado. Ahora salen de la Región para establecerse en Alicante. Pero el próximo objetivo será de nuevo en casa, con la vista puesta en el Gastromercado La Fresca de Cabo de Palos, donde abrirán el próximo mes de junio.

"Hace casi cinco años que empezamos en Cartagena, con la idea de dar un buen producto a precios competitivos", recuerda Marín. De hecho, está en mente celebrar por todo lo alto el quinto aniversario. Desde entonces, han abierto ya cinco restaurantes, más otro que está en camino. "Han ido surgiendo aspirantes a abrir nuevos locales, con los que hemos ido manteniendo contacto para afianzar el concepto del negocio y la forma de trabajar", afirma. 

No obstante, son conscientes de la rivalidad que hay en el sector hostelero de la ciudad, donde han ido abriendo en los últimos tiempos un gran número de hamburgueserías. "Hemos estado muy atentos al funcionamiento de la ciudad y pensamos que podemos hacernos un hueco entre tanta competencia", explica. 

Con la apertura de Alicante, ponen toda la carne en el asador en su proceso de expansión"Hay una alta demanda y creemos que podemos dar un buen servicio", añade. En su opinión, parten con la ventaja de una buena ubicación y además confían en su producto y servicio. "El local está bien situado y además pensamos que la competencia siempre es sana porque cada uno tiene su manera de funcionar y luego el cliente puede elegir", afirma el responsable de la imagen de marca. 

Ellos, al menos, harán todo lo posible para que así sea, centrándose en un público objetivo, que sitúan en la franja que va desde los dieciséis hasta los treinta y cinco años. "Hemos visitado mucho la zona, tratando de conocerla, en un proceso en el que hemos visto que el fin de semana puede llegar a ser infalible", destaca Rafael Marín. "Queremos que la gente nos conozca y sepa que aquí pueden disfrutar de una buena hamburguesa en un ambiente distendido y pasar un buen rato". 

Mostacho ofrece 'mil formas de morder una hamburguesa'. Eso sí, hay cosas que no cambiarán. Para ello, están bien atentos a los productos y a la forma de trabajarlos, porque una hamburguesa Mostacho (como por ejemplo Hulk Hogan, uno de sus iconos), "debe ser la misma en Murcia y en Alicante, sin importar el lugar en el que la tomes". 


next
x